Tatuar pezones

sábado, 20 de abril de 2013

Foto: Joan Crisol
Tatuar los pezones antes era cuestión terapéutica, ahora es cuestión estética, cuestión de moda. El "tittooing", que así llaman al invento, nace en la innovadora Liverpool, ciudad de la revolución industrial y de la revolución del pop. Las británicas descontentas con la coloración o la definición de sus pezones se los tatúan para pintarlos o perfilarlos al gusto de la consumidora-propietaria. Es cuestión de busto y gusto (de susto, en algún caso). En un par de horas con anestesia local, un experto tatúa un par de pezones, pero no por un par de billetes, sino por un par de miles de euros. Es moda y la moda se paga como moda. Exclusividad, oferta y demanda. Un par de pezones permanece tatuado un par de años como mucho. Son tatuajes temporales, no como los tatuajes indeseados de los mineros británicos del carbón; aquellos que contaba Orwell, aquellos tatuajes traumáticos del polvillo penetrado no en la dermis, sino en la epidermis, para toda la vida, como una marca a fuego de esclavitud. El tatuaje de pezones empleado en cirugía para reconstruir un pecho tras una mastectomía sirve para ayudar a muchas mujeres a superar psicológicamente una operación traumática. Algunos dirán que el "tittooing" sirve también para ayudar a muchas mujeres a superar psicológicamente un supuesto trauma en la carrera por la belleza. Si la meta de esa carrera está en captar la atención obsesiva de los machos por los pezones, se trata de una absurda carrera hacia la nada. Ya decía Picasso que "la moda es la última piel de la civilización". Si la meta de esa carrera está en que las mujeres hagan lo que les dé la gana con su cuerpo, adelante, un aplauso a las tatuadas. Ya decía Buñuel que "la moda es la manada, lo interesante es hacer lo que a uno le dé la gana".

7 comentarios:

estrella dijo...

Los pezones cambian de color y tamaño con la temperatura, el sol, la excitación sexual, el frío, los cambios hormonales, el tipo de sujetador,.... me parece sencillamente inútil ese rollo del tatuaje.
A mi, lo que me parece bonito es poder compartir los cambios de mis pezones con quien me apetezca.....
Claramente, de la moda hay que seleccionar lo que a cada una le va, le hace sentir bien y, sobre todo, lo que no duele.
bss

Rebe dijo...

¡Ayyyy, qué color!
Quise decir ¡Ay qué dolor!

Siro dijo...

Hay sitios mejores para tatuarse.

Felipe dijo...

Para tatuar los pezones de la encargada hacen falta 10 botes de tinta china.
El jefe le diría que se los tatuase con los colores de la bandera española, el muy facha.

BEA dijo...

Felipe, Modelo de Miami INK, que sepas que una de nosotras tiene los suyos tatuados. Adivina cuál...

Tus tres BB + B
(Belén, Bea + Berta)

FUNCIO dijo...

NO REGULAMENTO INTERNO DO FUNCIONARIADO DA XUNTA DE GALICIA NON FIGURA NADA RESPECTO DA TATUAXE PEZONIL.

ENTÉNDENSE POIS QUE ESTÁ PERMITIDA, SEMPRE QUE NON SE MOSTREN OS PEZÓNS TATUADOS EN HORARIO LABORAL.

Nario dijo...

Funcio, mi madre dice que los tatuajes son cosas de marineros y presos.