Rock y roce

jueves, 11 de abril de 2013

Foto: André Brito
Mezclar rock y roce sexual para vender rock es volver a las raíces del rock. Mei Ming, grupo de rock melódico, español e independiente, mezcla rock y sexo explícito en un videoclip para promocionar su canción "Take me as I am". Letra y música son buenas, pero no suficientes para que se fijen en los artistas. Para ello, en tres minutos, la violinista, el pianista y la cantante se desnudan, se pintan repetidamente el nombre del grupo en la piel con una barra de labios, cargan el ambiente de metáforas eróticas, hacen el amor sobre la alfombra y se duchan. Sexo explícito con razón explícita. No se trata de usar el sexo como reclamo publicitario, sino "como símbolo y crítica de lo que tiene que hacer un artista para dar a conocer su obra". Erotismo elegante en el fondo y en la forma. Rock con contenido erótico. Para la difusión está la red. Red, rock y roce, retorno a los orígenes. El término "rock" se toma de la náutica, concretamente del movimiento adelante-atrás, atrás-adelante, de los buques sobre las olas. A mediados del siglo pasado, la conocida versión de "Good rocking tonight" de Elvis Presley, que jugaba con el doble sentido del movimiento, en el baile y en el sexo, acaba por acuñar el término "rock". El "rocking" del gospel, con el sentido religioso de hacer bailar las almas, se funde con el "rocking" del blues, con el sentido erótico de hacer bailar los cuerpos. A partir de ahí, en el rock y en el sexo, unos lo hacen bien, otros mal… otros prefieren la copla.

7 comentarios:

BAR MARCÓN dijo...

¡OÍDO COCINA: TRES TARROS DE SALSA CILANTRO PARA HAMBURGUESAS ROCKERAS!

En Bar Marcón a nuestros clientes más cañeros y rockeros les dejamos que traigan sus hamburguesas de Mac Donalds o Burger King, pero le añadimos nuestra especial SALSA DE YOGUR, CILANTRO Y GUINDILLA, que los hace rockanlear. Los ingredientes tienen su aquel, porque el cilantro por ejemplo levanta pasiones o levanta el paladar; a algunos les encanta, otros no lo soportan, como le pasa a Metalica, ACDC o Rosendo. Hacen falta: 250 gramos de yogur descremado natural de leche de cabra tibetana; rallado de piel de medio limón o de vinilo mítico; tres dientes de ajo arriero que en el camino nos encontraremos porque arrieros y rockeros somos; una guindilla que provoque meneos rockabilly; 15 gramos de cilantro fresco arrancado del entorno de la tumba de Elvis en Memphis; aceite de oliva virgen antes del concierto; sal o sea go out. La elaboración exige espíritu heavy: escurrir el yogur descremado como para hacer labneh para que la salsa quede cremosa pero no grasosa; si la mezcla de rock con sexo en la cocina es muy pero que muy explícita, usar yogur griego, atreverse con el griego; preparar el yogur un par de horas antes mediante lo que se llaman juegos previos, pues no todos y todas toleran el griego sin tanteo y previsión; escurrido el yogur, tirar el suero en el mar sin que te vean los de costas; pelar los dientes de ajo; pelárserla; cortar los ajos de forma elipsoidal o longitudinal enervada; retirar el germen interior de los ajos para que no sufran emocionalmente; lavar bien el limón; ducharse diariamente; rallar la piel del limón; no rallarse diariamente; lavar la guindilla; llevarse las manos a los ojos y lavárselas o viceversa, si se es despabilado; despepitar la guindilla sin despepitarse; picar la guindilla picante para que pique más; echar toda la guindilla de que se disponga según se vea como son los clientes; lavar el cilantro; secar el cilantro; felicitar a tu amigo Cilantro; volver a lavar el cilantro; volver a secar el cilantro… seis o siete veces mientras se pone heavy metal duro; picar el cilantro groseramente si no se ha tenido una educación refinada; poner el cilandro por sorpresa en una batidora o mejor una picadora, que el que se pica ajos mastica; incorporar o, en su defecto, añadir el resto de los ingredientes salvo el yogur, para que sienta en sus carnes propias la marginación; triturar todo a ritmo de rock sinfónico para que no se haga una pasta; poner el yogur en un cuenco cómodo para que se crea que va a descansar; cuando el yogur esté confiado, volcarle encima el preparado de cilantro y guindilla… ¡Ah, y abundante sal para que le escueza!; rectificar si no se ha hecho bien; emplatar en salsera larga; decorar con un hilo de aceite de oliva o firmar con una canción rockera mítica; dar cucharas a los clientes para que viertan la salsa solamente por encima de las hamburguesas.

BERTA dijo...

Felipe, Solista de la Banda, el rock está bien pero el roce hace el cariño. A ver si te rozas más con las que podemos hacerte un hombre.

TUS TRES BBB
(BEA, BELÉN & BERTA)

estrella dijo...

Leyenda urbana pseudocientífica: relacionase el comportamiento en la pista de baile y el comportamiento en la cama.
Algo de eso hay, porque dejarse llevar por la música o por el deseo tiene algo de abandono y deshinibición común, necesarios para disfrutar tanto del baile como del sexo.
Por otro lado, no olvidar que el roce hace el cariño y mata la pasión. Compaginar roce, cariño, pasión y rock and roll.....no está al alcance de todos.
Bss

Rebe dijo...

El roce hace el cariño, el rock no sé...

FUNCIO dijo...

NON POIDO CONCENTRARME EN ESCRIBIR PORQUE ESTOU ESCOITANDO ROCK & ROLL... GALEGO POR SUPOSTO.

Nario dijo...

Funcio, ¿tienes un pinganillo de esos que no se ven?

Felipe dijo...

La encargada es de las de la copla... de las coplas de ciego.