Putas y alta costura

jueves, 21 de marzo de 2013


Foto: Nick Kelly
Putas de lujo, semidesnudas, por sórdidas calles parisinas, para vender alta costura. Bellísimas modelos (Saskia de Brauw, Cara Delevingne, Georgia May Jagger), recién sacadas de la colección otoño-invierno de Luis Vuitton, son las protagonistas de un magnífico vídeo de James Lima para Love Magazine. La música al piano de Steve Mackney aumenta la sensualidad de los movimientos eróticos de las protagonistas, que se inclinan hacia los coches o se apoyan sobre las esquinas al más puro estilo de las putas callejeras. Clase, elegancia, glamour, porno chic, mezclando la calle y la pasarela. Técnicamente un producto impecable. Socialmente un producto deleznable. Ofrece una imagen falsa de la prostitución. La prostitución no es refinada. Las putas no son trabajadoras autónomas que visten lencería cara y abrigos de pieles. Nueve de cada diez putas son inmigrantes secuestradas, extorsionadas, maltratadas, acosadas, obligadas a prostituirse, obligadas a endeudarse, obligadas a consumir drogas, obligadas a permanecer en redes esclavistas… No es cuestión moral. Tampoco cuestión de moda.

2 comentarios:

estrella dijo...

Las mujeres tenemos alma de putas. La soberbia, la vanidad y la autosatisfacción son moneda de cambio para favores sexuales, una forma de prostitución.
Yo, desde luego, a cambio de sentirme como una reina, de ser especial por un momento y de ser capaz de hacer disfrutar a otro, ofrezco casi todo.
En un intercambio (mercantil), las partes establecen las condiciones del trato.
bss
P.D. Mis condiciones son cambiantes, fluctuantes y variables, es difícil tenerlas controladas, ese es mi problema.

Felipe dijo...

La encargada es una puta de baja costura y baja postura.