Los pezones puntiagudos

martes, 5 de marzo de 2013

Foto: Waclaw Wantuch
Los pezones puntiagudos son alabados, deseados, ensalzados, censurados, criticados, envidiados. Los vestidos que destacan los pezones puntiagudos son atrevidos, desvergonzados, descarados, descocados, polémicos, provocadores. Por la alfombra roja de los Oscar desfilan vestidos con escotes inverosímiles, mostrando pechos con volúmenes más inverosímiles. Sin embargo, Anne Hathaway posa con un vestido cerrado, hermético, discreto, recatado, decente, elegante, pero que destaca sus pezones puntiagudos, y se monta un escándalo, primero en la gala y luego en los periódicos y revistas de medio mundo (el otro medio está ocupado en buscarse trabajo y sustento). Contradicciones entre la frivolidad más capitalista y la moralidad más conservadora. En el fondo es más cuestión de empresa que de imagen. La firma Valentino adelanta que la bella actriz lucirá un vestido de su creación durante la gala. La bella actriz se entera de que otra bella actriz, Amanda Seyfried, maquina lucir uno similar. Es falso que la competencia sea la esencia del capitalismo; la esencia del capitalismo es el egoísmo diferencial. Anne aparece con un vestido de Prada, que destaca sus pezones puntiagudos. Se genera una gran confusión corporativa y una gran confusión corporal. Días después, el representante de Anne remite un comunicado aclaratorio a la revista Women’s Wear Daily, en el que la bella actriz se disculpa: "horas antes de la gala me entero de que otra persona planea lucir un vestido similar al Valentino que yo iba a ponerme, por lo que decido cambiar de planes por el bien de todos -ella mira por el bien colectivo-; aunque me encanta el modelo que iba a llevar, tomo una decisión de último minuto muy complicada -ella resuelve una duda metódica-, ya que estaba muy ilusionada con lucir un vestido de una casa y un diseñador con los que mantengo una relación magnífica -ella valora las relaciones públicas y privadas-; siento muchísimo cualquier decepción que haya podido causar mi decisión -ella tiene sentimientos-". La competencia entre protagonistas de Los Miserables hace aflorar miserias miserables, pero el vestido rosa palo no es trending topic por el diseñador sino por el diseño, concretamente por realzar un par de pezones puntiagudos. ¿Ética, estética, estupidez?

7 comentarios:

Roberto R Bravo dijo...

I love them!

Siro dijo...

Estupidez Hollywood!
Estupendos los pezones puntiagudos!

Felipe dijo...

La encargada tiene los pezones planos pero es una puti-aguda.

estrella dijo...

Los pezones evidentes, que los hombres solo saben explicar como signo de excitación sexual femenina, son incómodos.
Sea por eso, o por frío o por el ciclo menstrual, son incómodos y molestos para cubrirlos. Propongo que los pezones evidentes se lleven siempre a aire, para que ningún roce los incomode, hasta que pase la causa de su evidencia.
bss
P.D. Los hombres también tienen pezones y también son excitables.

Felipe dijo...

Nunca pretendo insultar a la putiaguda de la encargada que se la chupa al jefe todos los días laborables porque los sábados ya se la chupan otras profesionales sudamericanas con jóvenes pezones puntiagudos.

FUNCIO dijo...

O TEMA ELLE PELIAGUDO, MÁIS O MEU COMPUTADOR NON ME DEIXA COMENTALO, CECÁIS PORQUE NON É UN TEMA PRIORITARIO PARA O NOSO PAÍS GALEGO.

Nario dijo...

Funcio, es verdad, meto "pezón" y me sale "peza grande".