La importancia de las primarias

domingo, 24 de marzo de 2013

Foto: Andrew Lucas
Las primarias son muy importantes para el buen funcionamiento de la cadena trófica, a través de la cual se lleva a cabo la transferencia de energía entre miembros de la comunidad, la transferencia de sustancias nutritivas entre especies del ecosistema, en el cual los miembros de base, militantes o simpatizantes, pasan su energía a los miembros orgánicos superiores, locales, regionales y nacionales, respectivamente, para que en la cadena, no sólo esté garantizada la sostenibilidad, sino que esté perfeccionada la representatividad. Para que la energía fluya por la cadena de modo lineal y continuo es preciso que haya primarias productivas, primarias directas. Las primarias han de ser naturales. Las primarias artificiales no son primarias; son sucedáneas, híbridas, transgénicas; sólo sirven para satisfacer a consumidores de ficción, sean primarios, secundarios o terciarios. No hay que olvidar que entre los consumidores primarios los hay que devoran organismos autótrofos; son tan primarios como parásitos, como pulgones o ácaros. Tampoco hay que olvidar que entre los consumidores secundarios los hay que son parásitos zoófagos. Y menos hay que olvidar que entre los consumidores terciarios los hay que son dominantes, pero preocupados por la supervivencia del sistema, los hay que son predadores indiscriminados, preocupados por su supervivencia particular, y los hay que son depredadores caníbales, preocupados por evitar la competencia de sus congéneres. Las especies consumidoras, heterótrofas, son importantes, pero no podrían existir sin las especies productoras primarias, autótrofas, que toman la energía tanto del sol y del aire como del suelo, del suelo que pisan, porque están con los pies y las raíces en la tierra.

3 comentarios:

BAKUNIN dijo...

Los buitres han pasado de la sabana a la estepa... Acabarán en el desierto.

Siro dijo...

Confunden rapaces con rapaces.

Felipe dijo...

Todos de vacaciones y el primario aquí pringando. Voy a ver que encuentro por el despacho del jefe.