El juez faldero

lunes, 11 de marzo de 2013

Foto: Alisa Verner
El juez es un faldero. Júzguese como faldero, no como juez. Ser faldero no es bueno ni malo. Según la RAE, faldero es aquel "que gusta de frecuentar la compañía femenina". Desprestígiese al juez por faldero, implícitamente por mujeriego. Júzguese a la presidenta como mujer, no como presidenta. Relaciónese la mujer presidenta con el juez faldero. Relaciónese el juez faldero con otras mujeres exóticas. Relaciónese faldero con putero. Relaciónese el poder con el puterío. Relaciónese con o sin pruebas, que el imaginario popular hará el resto. Para relacionar, imprescindible la complicidad interesada de la prensa canallesca. La revista mejicana Quién investiga, a partir de la enemistad de fuentes cercanas al juez, y los periódicos argentinos Clarín y La Nación se hacen eco, a partir de la enemistad manifiesta a la presidenta, de un supuesto affaire entre el juez Baltasar Garzón y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, hombre y mujer adultos, dueños de sus actos. Al juez le han echado de Madrid y no le dejan tranquilo en Buenos Aires. Las fuentes se dan por fiables: "el encuentro de dos personalidades tan fuertes devino en pasión instantánea; el juez siempre ha sido muy faldero; su amorío con la presidenta argentina no es el único que ha mantenido durante su estancia en este país; ha salido con una brasileña y con una colombiana, pero no fueron tan intensos como éste". Según la periodista investigadora, se trata de "una certeza más allá de los rumores; es básicamente lo que se conoce como un secreto a voces". La primicia deja abierta la puerta de los detalles. Se ve que interesa más el juez faldero que el juez asesor de la Comisión de Derechos Humanos del parlamento argentino o que el juez miembro de la Comisión de la Verdad. Como dice Orwell, "en una época de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario".

5 comentarios:

estrella dijo...

Yo soy faldera a veces, me gusta frecuentar de la compañía femenina, sobre todo para hablar de sexo y de hombres.
Estoy de acuerdo en eso de que dos personalidades fuertes devienen en pasión instantánea, también en broncas aseguradas, una pereza total.
Lo último que le faltaba a Garzón es la loca recauchutada de la Presidenta, digo yo!

Roberto R Bravo dijo...

Una cosa es la vida privada de las personas y otra muy distinta su profesionalidad y su honorabilidad pública. Pero para entenderlo hay que tener un mínimo de inteligencia.

Siro dijo...

Juzgar al juez, falta de juicio.

Felipe dijo...

¿Faldero, faldera? Perrita faldera es la encargada chupándole la salchicha al jefe cada día.

BERTA dijo...

Felipe, Raja de mi Falda, ya sabes que de las tres yo soy la única que se atreve con faldas tubo, minifaldas ceñidas, falditas escolares de tablita y similares. Las otras dos son más clasiconas (¡qué mal acaba esta palabra!). No obstante las tres podemos hacerte feliz en el mundo de las faldas para que dejes ese mundo de pantalones pitillo lleno de peligros.

Tus Tres B + BB
(BERTA + BEA-BELÉN)