Cosas de aldea

miércoles, 13 de marzo de 2013

Foto: Andrew Lucas
En la aldea global la aldea local pierde sentido. Parece una paradoja, sólo parece. La aldea global de McLuhan supone interacción, interconexión, internacionalización. La aldea local supone cerramiento, impedimento, empecinamiento. En condiciones de dominio de orografía montañosa, quebrada, fragmentada, compartimentada, el determinismo del medio llevaba al aislamiento. En condiciones de dominio de sistema feudal de explotación de la tierra, el determinismo económico llevaba a la auto-subsistencia. En condiciones de dominio de poder eclesiástico de la vida social, el determinismo parroquial llevaba a la sumisión. En tales condiciones, un hábitat disperso, un puzzle de minúsculas aldeas salpicando el territorio, tenía sentido estructural. En las condiciones actuales, el éxodo rural se encarga de demostrar su obsolescencia. Las aldeas locales son abandonadas y vendidas a precio de apartamento urbano. Dos aldeas abandonadas de las sierras orientales gallegas acaban de ser vendidas por unos cien mil euros cada una. Un noruego compra una aldea en Meira (Lugo) con siete casas (una de ellas rehabilitada), un hórreo y una minicentral eléctrica en uno de los ríos que cruza el asentamiento. Un inglés compra una aldea en A Pontenova (Lugo) con cuatro casas, un hórreo y un bosque de pinos y eucaliptos. Urbanitas del medio desarrollado compran calidad ambiental en el medio subdesarrollado, convirtiéndose en neo-rurales a tiempo parcial. La vieja aldea local ya no se corresponde con la aldea tribal de McLuhan. Otra cosa es la aldea mental.

5 comentarios:

Felipe dijo...

Cosas de aldea pasan en el despacho del jefe cada mañana, como el ordeño por parte de la encargada.

estrella dijo...

Lo confieso y me confieso, me horroriza el campo, no soporto esa calma chicha, me aburre el sosiego y me desespera el silencio, no le encuentro ningún tipo de satisfacción a tener animales cerca, ni a cuidar plantas ni a plantar nada.
Todo no se puede tener.
La globalidad de la aldea haría que esta chica pudiera acompañar a sus animalitos con una atuendo monísimo. A poco que hubiera mirado en las revistas online, habría encontrado calzado, pantalones y camisetas absolutamente adecuadas y sin perder un ápice de glamur.
Pero claro, ser de aldea, querer jugar en la liga de las ciudades y querer hacer valer el espacio hueco, te lleva a que te pillen desnuda/o.
(También habría encontrado algo para mejorar el pelo)
bss

Rebe dijo...

No se puede ir así por la vida, con vacas detrás.

Felipe dijo...

La encargada debe ser de la aldea global por los globos.

Felipe dijo...

Ya no se me ocurren cosas sobre la encargada y la vaca...