La soledad nívea del corrupto

domingo, 24 de febrero de 2013

Foto: Andrew Lucas
Los españoles que no han practicado nunca esquí son realmente de clase baja. Los españoles de clase alta que no han practicado nunca heliesquí  son realmente de clase media-alta. Los socialistas que no fueron capaces de incluir el heliesquí en los paquetes de turismo invernal para mayores son realmente unos incapaces. Otrora disfrutar de la nieve era condición real. Ahora el tesorero corrupto del partido corrupto gobernante vuelve después de practicar heliesquí en Canadá, como corresponde a uno de su clase, y en el aeropuerto hace una peineta a los ciudadanos, mandándolos a todos a tomar por culo, por desclasados. La práctica del esquí es cuestión de pares y fijaciones. Para practicar el esquí sólo hace falta acudir a una buena tienda de marcas deportivas (por supuesto caras) y adquirir un par de equipos completos de ropa de abrigo, un par de botas ajustadas a los pies y a las fijaciones, un par de esquíes ajustados a las botas y a las fijaciones, un par de bastones ajustados a los brazos y fijados donde conviene, un par de rodilleras, un par de coderas y un par de cascos (para demostrar poder adquisitivo o para prestar a un posible ligue en la estación invernal). No hay que confundir fijaciones con obsesiones. La práctica del heliesquí exige otros ingresos y otras fijaciones, en las que hay que fijarse. Este deporte elitista se practica en cumbres lejanas, a las que un helicóptero sube sólo a unos cuantos esquiadores, que tienen el privilegio de disfrutar confortablemente de las panorámicas durante el ascenso y de la exclusividad de bajar solos por pistas vírgenes durante el descenso, sin las molestias y agobios de una vulgar estación de esquí. No obstante, para la práctica del heliesquí no vale cualquier helicóptero. Los nuevos ricos rusos son transportados a las cumbres de Kamchatka, Krasnaya Polyana, Uzbekistán o Kirguistán en helicópteros Mil Mi-8, en los que meten a más de veinte esquiadores. Bárcenas no hubiera admitido tal aglomeración. Los tesoreros corruptos de partidos corruptos son transportados a las cumbres de Canadá en helicópteros Bell 212, en los que no meten a más de una docena de esquiadores selectos, que disfrutan confortablemente de una cabina de unos setenta metros cuadrados durante el ascenso y de la soledad de las pistas vírgenes durante el descenso. Mientras, otros confunden la nieve en polvo con un polvo en la nieve.

7 comentarios:

CALATRAVA dijo...

EN VEZ DEL GILIESQUÍ, YO PREFIERO EL WHISQUI.

estrella dijo...

El esquí, con o sin helicóptero que te suba, es un deporte bastante completo. Es necesario tener un buen tono muscular en los gemelos y en los cuádriceps, para que las piernas aguanten la tensión y el peso del cuerpo en posición inclinada, son necesarios unos buenos abdominales, para mantener la espalda y los dorsales protegidos en el movimiento, son necesarios unos triceps en los brazos fuertes, que mantengan la presión y la fuerza en las manos para realizar movimientos complementarios, son necesarios unos glúteos musculados que mantengan el equilibrio y ayuden a la movilidad de la cintura pélvica, son necesarios unos abductores y adductores fuertes para que las piernas puedan ajustar su fuerza acercándose y separándose entre sí.
En fin, la forma física, que cada uno rentabiliza como puede.
bss
P.D. Un polvo en la nieve no es problema si la temperatura que alcanzo compensa la ambiental, eso depende de varias causas.

Felipe dijo...

La encargada se la chuparía al jefe incluso debajo de una capa de nieve.

Funcio dijo...

Galicia está cuberta pola neve. Haberá que aproveitar para convertila nunha grande estación de esquí de alto estanding. Os tremendistas falaban de requentamento climático e o que temos é unha volta ás glaciacións, un frío de carallo que dicimos por eiquí. Nas dependencias xunteiras, nembargantes, estamos ben calefactados, estamos quentes vaia.

Nario dijo...

Funcio, la bufanda me hizo mi madre, con el escudo de la Xunta.

Malpicán dijo...

Rojillo, haille que estar ben quente para enfuciñar na neve desa maneira, pero si pillara eu unha rapaza así polas terras altas de Bergantiños nona deixo levantar cabeza.

Felipe dijo...

Para ahorrar calefacción mi jefe no enciende los radiadores hasta que la encargada se la chupa. Estos días de tanto frío la metemos rápido en el despacho.