La mujer tridimensional

martes, 5 de febrero de 2013

Foto: George Pitts
Muchas mujeres piensan que están más gordas de lo normal, pero muchas otras están más gordas de lo que piensan. Nick Trefethen, investigador de la Universidad de Oxford, advierte que "el índice de masa corporal que muchos, incluido el Servicio Nacional de Salud, utilizan para evaluar la obesidad es una medida extraña; aunque vivimos en un mundo en tres dimensiones, el índice de masa corporal se calcula como el peso dividido por la altura al cuadrado". Ese índice fue propuesto por Quetelet en 1840, cuando había problemas de hambre, no de obesidad, y cuando había lápices, no ordenadores. Sin embargo, además del peso y la altura, el índice tiene en cuenta  la edad y el sexo (no la frecuencia, sino el género). Hasta la Organización Mundial de la Salud utiliza ese índice para medir el estado nutricional de las mujeres, clasificándolas en: infra-pesadas, delgadas severas, delgadas moderadas, delgadas no pronunciadas, normales, sobre-pesadas, pre-obesas, obesas de tipo I, obesas de tipo II y obesas de tipo III. Para no disgustar a las feministas, la OMS también utiliza el IMC con los hombres. Mientras se perfecciona la fórmula, hoy hay aparatos para medir la proporción de músculo, agua y grasa de la mujer que se ve gorda tras calcular su IMC. Si el sencillo cálculo la lleva a un especialista, ya cumple su objetivo. Si se ve presionada por estereotipos de pasarela, se siente culpable de su gordura. Si lee un estudio de investigadores de la Universidad de Westminster, comprueba que los hombres más estresados prefieren las gordas a las flacas. Siendo que cada vez hay más hombres estresados, sobre todo en países con gobiernos conservadores (desempleados, desahuciados, desatendidos…), la mujer tridimensional será cada vez más apreciada y estará cada vez más valorada… ¿Matemática, Geometría, Economía, Estupidez?

5 comentarios:

CALATRAVA dijo...

¡OSTIA!

¿HAY QUE PONERSE GAFAS DE ESAS TRES-D PARA VER BIEN ESTA MARAVILLA?

estrella dijo...

Cada una es tan gorda o tan delgada como se ve a si misma, y tan gorda y tan delgada como se comporta habitualmente.
No me sirven números, ni coeficientes, ni cifras, ni medidas.
Excepto casos muy, muy excepcionales, la delgadez o la gordura son estados transitorios que se pueden modificar, así que no admito debates sobre si me gustan o no me gustan los gordos o las gordas, si me acepto como soy, asi de gordo o gorda, si el que me quiera me tiene que querer como soy,.....
Todo me parece cobardia disfrazada.

Felipe dijo...

¿Cómo se mide la masa corporal de un hipopótamo gordo y bajo?

Rebe dijo...

EXAGERADA

BEA dijo...

Felipe, Vizconde Bizco, debieras saber bien qué son mujeres tridimensionales, si nos hubieras conocido a fondo. Las tres tenemos el volumen por bandera pero una es volumétrica que se dice, desborda volumen por los cuatro costados. Ven a recorrer estas curvas peligrosas, Cagao de Callao.

TUS TRES BB + B
(BELÉN, BEA + BERTA)