El capital y el silencio

domingo, 13 de enero de 2013

Foto: Helmut Newton
El ruido es bronce, la palabra es plata, el silencio es oro. El capitalismo sabe del valor del silencio. El silencio, organizado, puede incentivar el consumo. El ruido, en la bulliciosa y céntrica Oxford Street (Londres). La plata, en los lujosos almacenes Selfridges. El oro, en la sala del silencio inaugurada en ellos. Capitalismo y budismo se dan la mano en la campaña No Noise (Sin ruido). Se trata de que los ansiosos compradores de rebajas dejen sus móviles, se descalcen, entren en la sala, se siente en un banco corrido, mediten sobre los mensajes de las paredes, se relajen en un espacio poco iluminado, olviden el estrés, recuperen fuerzas y salgan de nuevo a comprar. Andy Puddicombre, monje budista fichado por la empresa, habla de un break de tranquilidad, paz, meditación, relajación y armonía. Michal Kalecki, economista keynesiano sin saberlo, advierte que "el sistema capitalista no es un régimen armonioso, cuyo propósito sea la satisfacción de las necesidades de los ciudadanos, sino un régimen antagónico que consiste en asegurar las ganancias de los capitalistas". La idea del monje no es mala, pero no es original. Harry Gordon Selfridge, fundador de la empresa a principios del siglo pasado, ya habla de ofertar a los compradores un lugar para "un retiro donde descansar de la vorágine de las rebajas". Mucho antes, en el siglo XVII, Sir Francis Bacon, vizconde londinense y padre del empirismo filosófico, ya dice que "el silencio es la virtud de los locos".

6 comentarios:

estrella dijo...

Esta foto es como las de los periódicos de "encuentre las diferencias", y esta bien, porque hay gente, sobre todo hombres, que ante la vista de una mujer atractiva, armoniosa en el vestuario y el movimiento, se creen capaces de afirmar como es al desnudo.
Y se equivocan tanto......
Dejen los prejuicios y encuentre las diferencias entre izquierda-derecha.
PISTA: no son las tetas.
bss

Siro dijo...

Mejor callados que mal acompañados... ¿o algo así?

Felipe dijo...

En el despacho del silencio a veces se oyen jadeos y gemidos.

Roberto R Bravo dijo...

Estrella, déjate de juegos de misterio... No hay ninguna foto a la izquierda.

Felipe dijo...

En el despacho hay silencio sin gemidos... Hoy alguien la está chupando.

BERTA dijo...

Felipe, Topolillo, ¿sabes algo de rojillo?

TUS TRES BBB
(BEA, BELËN & BERTA)