El bestialismo alemán

lunes, 7 de enero de 2013

Foto: Boris Ovini
Quienes piensan que los alemanes están gobernados por una mala bestia, ocupada sólo en asfixiar a los vagos, morosos y hedonistas del sur (griegos, italianos, portugueses, españoles), están confundidos. Los de la coalición de centro-derecha (demócrata-cristianos, social-cristianos, demócrata-liberales...) están también ocupados en solucionar precisamente el problema del bestialismo alemán. Andan en el Bundestag y en el Bundesrat, cámaras baja y alta del parlamento federal, tramitando una ley que definitivamente prohíba y castigue el bestialismo, la zoofilia mal entendida. Hasta ahora está prohibida en el país la difusión exhibicionista de la práctica sexual con bestia o bestias, pero no la práctica en sí misma, llevada a cabo en la intimidad con pasión, aunque sin provocar daños al animal o los animales implicados, supuestamente contra su voluntad. A partir de ahora se trata de proteger a las bestias y penalizar a los amantes de las bestias. El zoofílico pillado in fraganti será castigado con una multa de 25.000 euros. Micheal Goldmann, presidente de la comisión que se ocupa del bestialismo alemán en el Bundestag, advierte que "no puede alguien infligir dolor y sufrimiento a un animal, que derive en trastornos del comportamiento, sin ser demandado judicialmente; desde una perspectiva de defensa de los animales, hemos de impedir que un animal sea utilizado por un individuo para prácticas sexuales contrarias a su especie, sea expuesto a terceros y sea objeto de un comportamiento degenerado". Se trata, pues, de evitar el abuso, el mal comportamiento y el exceso... ¿Cómo a los vagos, morosos y hedonistas del sur?

8 comentarios:

Rebe dijo...

¡COSA MÁS RARA!

estrella dijo...

Es propio de paises civilizados tomar medidas de protección de débiles, indefensos y menores.
Es propio de paises civilizados defender la intimidad, hasta cierto punto.
Es propio de paises civilizados intentar definir claramente los conceptos: práctics sexuales contrarias a la especie, comportamiento degenerado, exhibición, bestialismo, zoofilia.
Es propio de paises civilizados prejuzgar, juzgar y sentenciar en un mismo acto legal.
Es propio de paises civilizados poner el límite entre ellos y ls no civilizados.
Lo que no les queda claro es que sin vagos (consumidores de ocio), morosos (consumidores de crédito bancario) y hedonistas (consumidores de productos de de moda, belleza, viajes, ...), toda su civilización pierde la financiación.
bss
P.D. para que se considere bestialismo han de ser cuadrúpedos.

Felipe dijo...

Chupársela todos los días a un hipopótamo es bestialismo de sabana trasladado a un despacho europeo.

Funcio dijo...

Querer aos nosos porcos como os queremos non é bestialismo, é porquismo celta.

Nario dijo...

Funcio, ¿tuviste matanza ilegal este año?

Felipe dijo...

Chupársela a un hipopótamo africano tiene más mérito que a un caballo alemán.

SIRO dijo...

¡ES EL SACRO IMPERIO GERMÁNICO!

Felipe dijo...

¡Es que es ver el caballo y acordarme del hipopótamo de mi jefe y la encargada cabalgada!