Bed and sex

viernes, 25 de enero de 2013

Foto: Roy Stuart
Ahora que los españoles más viajeros se habían familiarizado con el bed and breakfast se sorprenden con el bed and sex. El bed and breakfast (B&B) es un alojamiento barato que ofrece cama y desayuno. El bed and sex es un alojamiento barato que ofrece cama a cambio de sexo. El bed and breakfast surgió en los países desarrollados europeos (Reino Unido, Francia…) y norteamericanos (USA, Canadá...) en los años sesenta del siglo pasado. El bed and sex surgió en los países desarrollados europeos (Reino Unido, Francia…) y norteamericanos (USA, Canadá...) en los años iniciales del siglo actual. El bed and breakfast se caracteriza por el ambiente familiar y hogareño del alojamiento, pues el casero reside en el inmueble. El bed and sex se caracteriza por el ambiente liberal y mundano del alojamiento, aunque el casero resida en el inmueble. El bed and sex es resultado de la crisis económica y de la tecnología informática. Caseros sin recursos ofrecen por Internet habitación a cambio de relaciones sexuales esporádicas. Jóvenes sin recursos buscan por Internet habitación a cambio de relaciones sexuales esporádicas. Hay caseros exigentes, que seleccionan a jóvenes guapos y cultos. Hay caseros poco exigentes, que admiten a jóvenes de cualquier condición. Hay caseros nada exigentes, que admiten a jóvenes y no tan jóvenes. Entre los clientes predominan las mujeres, por lo que podría tratarse de prostitución encubierta. No hay denuncias, la Policía no toma cartas en el asunto. No hay delito cuando se trata de relaciones consentidas entre adultos. Las apariencias engañan. Sara Vicente, abogada de la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, advierte que "no se puede hablar de consentimiento cuando éste está viciado por las necesidades y vulnerabilidad de una de las partes, en este caso la de las mujeres; las relaciones no se pactan así; es más que evidente que existe obligatoriedad de relaciones, por lo que se cruza la barrera de la legalidad; se trata de un tipo de prostitución abierta, no encubierta; va más allá, se trata de una forma de esclavitud, de explotación y aprovechamiento de la vulnerabilidad de personas que pasan por un momento difícil; se trata de un gravísimo abuso sexual que debe ser perseguido punitivamente, como dictan los correspondientes artículos del Código Penal, por delito de proxenetismo lucrativo". Compartir es verbo con connotación positiva. Compartir habitación es positivo o negativo según las circunstancias.

2 comentarios:

estrella dijo...

El sexo como mercancía y producto de consumo o de trueque no me parece mal.
La dificultad estará en establecer las normas de mercado. Si yo admito ese contrato de bed and sex, sin especificar cuanto sexo es esporádico, o sin convenir en que la apetencia tiene que ser mutua y sincronizada, tengo un problema.
Si lo que quiero es tener una puta durmiendo en casa para cuando me de el apretón, tendré que explicarlo asi.
La alegalidad surge cuando aparecen nuevas formas de negocio para las que la norma está desfasada.
bss
P.D. Sincronizar la apetencia no es fácil, estimular la apetencia es un arte.

CALATRAVA dijo...

LLEVO TIEMPO COGIENDO SOLO BED, NADA DE SEX