She rings twice

sábado, 31 de marzo de 2012


Ella llama dos veces, como el cartero. Uno, que no es mitómano, es contradictorio, cae en que tiene mitos. Ella es un mito porque es auténtico todo lo que hace. Es mito erótico, desde la escena enharinada de la mesa de la cocina en El cartero siempre llama dos veces, en la que ella y el loco del nido del cuco lo hicieron auténticamente. Es mito de cine, por Frances, Tootsie, Sweet Dreams, La caja de música, El cabo del miedo, La noche y la ciudad, Heredarás la tierra, Blue Sky, Nación Prozac, Llamando a las puertas del cielo o El viaje de nuestra vida. Es mito de fotografía, como modelo y como fotógrafa. Expone ahora magníficas escenas en blanco y negro, con cámara analógica, sin flash, sin manipulación. Son secuencias de quince años de fotógrafa, no de fotoperiodista, en Méjico, "sólo hago fotos, disparando con idea de narración, casi como literatura, con mi propia escritura, pero sin proyecto premeditado". Siempre auténtica, con su Leica de siempre, con la que mantiene una relación que va más allá de lo instrumental; "no sé si mi vida sería la misma sin esa cámara, pero lo que sí sé es que fue la que impulsó este trabajo; me he acostumbrado a ella, la conozco, tengo con ella una familiaridad emocional y siento que ella cuida de mí". Confiesa que nunca ha disparado una cámara digital y que desprecia el Photoshop (otros resistimos, pero caímos). Fotos oscuras, sobre lo cotidiano y lo ancestral; "después de treinta y tantos años viendo a directores de fotografía, he entendido el poder de la luz y me siento muy atraída por la noche, que tiene ese misterio de lo oculto, de lo no revelado". Decía Milan Kundera que "la memoria no guarda películas, guarda fotografías". En el caso de ella, la memoria guarda películas y fotografías. She rings twice, she is Jessica Lange.

Huelgas, generaciones y piernas cruzadas

jueves, 29 de marzo de 2012

"Con el fin de obligar a las clases dominantes a aquellos cambios fundamentales del sistema que garanticen al pueblo el mínimo de condiciones decorosas de vida y de desarrollo de sus actividades emancipadoras, se impone que el proletariado español emplee la huelga general...", fragmento del manifiesto firmado por la Unión General de Trabajadores (UGT), sindicato socialista, y la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), sindicato anarquista, en el preámbulo de la huelga general de 1917, año revolucionario por excelencia, que sería trasladable al 2012, año antirrevolucionario por excelencia. Entonces, el movimiento obrero, que no dudaba en emplear estrategias violentas (sabotajes, atentados), llegó a unirse frente a una patronal, que no dudaba en emplear estrategias violentas (sicarios, extorsiones). Era otra generación, la generación de Julián Besteiro, Largo Caballero, Pablo Iglesias. Todo fue muy revolucionario, muy precipitado; las Casas del Pueblo socialistas fueron cerradas; sólo las comarcas mineras andaluzas, asturianas y leonesas y las áreas industriales y urbanas (Barcelona, Madrid, Bilbao, Valencia, A Coruña) secundaron la huelga general. Entonces, la huelga general no era concebida como un simple paro de actividad, sino como un instrumento para la revolución social, que reforzaba la conciencia de clase y la solidaridad entre los trabajadores. No hay que olvidar que el reconocimiento del derecho a la huelga, como parte de la libertad sindical, fue logrado en aquellas primeras décadas del siglo pasado gracias a las condiciones que creaban la socialdemocracia y el socialismo. Ahora, la convocatoria de la huelga general se hace extensiva a jubilados, parados, estudiantes o amas de casa, porque están en juego muchos derechos sociales. Es otra generación, la propia huelga es un derecho de segunda generación. Hoy ya nadie discute los derechos de primera generación, los derechos fundamentales, los que tienen que ver con la libertad de expresión, la participación política, el juicio justo, la libertad religiosa o la protección del individuo frente a los excesos del Estado. Hoy ya nadie debiera discutir los derechos de segunda generación, recogidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en la Constitución, los que tienen que ver con el trabajo en condiciones equitativas y satisfactorias, la participación sindical, la seguridad social, la asistencia médica o la educación pública. Nadie debiera discutirlos, pero lo hacen, y los que lo hacen intentan convencer a esta generación de que la huelga general es un capricho de unos sindicalistas, vagos y maleantes. Claro que es otra generación, a la cual convienen los ejemplos del pasado. Aristófanes, en una comedia clásica, nos mostraba a Lisístrata, aquella mujer de soldado ateniense que, aburrida de tanta guerra entre ciudades griegas, convocó a las mujeres de todos los bandos a una huelga de piernas cruzadas, una huelga general de sexo doméstico. Roto el escepticismo ante la novedad, superado el desconcierto inicial, ellas cruzaron las piernas, ellos dejaron de guerrear y la huelga general fue un éxito. ¡VIVA LA HUELGA GENERAL!

En Mongolia no hay magnolias

miércoles, 28 de marzo de 2012

En Mongolia no hay magnolias. En Mongolia hay estepas y desiertos, heladas y vientos, poco propicios para cualquiera de las cien especies de magnolias. Mongolia es dura y continental, nada suave y tropical. En Mongolia no se andan con coñas. Sin embargo, la Mongolia de aquí va a ser una referencia de la coña nacional. Dice un proverbio mongol que "el hombre sabio habla de las ideas, el hombre inteligente habla de los hechos y el hombre vulgar habla de lo que come". Los de la revista Mongolia son hombres inteligentes, que hacen humor inteligente, dando una versión inteligente de los hechos, para que no nos engañen otros con las cosas de comer. Herederos de Hermano Lobo, La Codorniz, El Papus y El Jueves, estos forofos de Gila o Monty Phyton se han propuesto informar contra-informando, pasar la crisis criticando y zurrar zurrando, de un modo independiente, al margen de las leyes de dependencia. Frente a quienes piensan que para ser independiente hay que ser apolítico, Mongolia es pura política, porque "todo el quiosco se ha escorado hacia la derecha de una manera radical y la revista es un soplo de aire fresco contra esa derecha rancia", como asume uno de los autores, quien, preguntado por la exclusiva que le gustaría publicar, responde: "El Papa confiesa: lo de Dios es un camelo". Mongolia está lejos de ese Dios, está lejos de Wall Street, está lejos del mar, está lejos de todo. Que nadie piense que Mongolia es el país comunista de antaño, con pastores nómadas cabalgando por inhóspitos altiplanos. Desde hace un par de décadas, Mongolia es un país capitalista, con pastores nómadas cabalgando por inhóspitos altiplanos. En Mongolia no hay magnolias.

Los abdominales y el paroxismo

martes, 27 de marzo de 2012

Se recomiendan dos prácticas para llevar una vida sana: práctica de alguna actividad deportiva regular y práctica de alguna actividad sexual regular. Regular se entiende como metódica, no como mediocre. En la vida moderna el tiempo escasea, lo que obliga a simultanear estas prácticas aparentemente excluyentes; sólo aparentemente. El Centro de la Salud Sexual de la Universidad de Indiana (USA) ha descubierto que las mujeres que practican deporte en ocasiones llegan al orgasmo mientras lo hacen. El clásico reduccionismo del clítoris es desplazado por los modernos abdominales centrales. Concretamente, la investigación ha demostrado que la práctica de abdominales es responsable del 50% de los orgasmos femeninos provocados por la actividad física, el levantamiento de pesas del 25%, el yoga del 20%, el ciclismo del 15%, la carrera del 13% y la caminata del 10%. La doctora Debby Herbenick recalca que "estos datos son interesantes porque demuestran que el orgasmo no es necesariamente un evento sexual". Habrá que continuar financiando esta investigación pionera para descubrir las causas de esta relación entre deporte y placer, así como los tipos de mujeres más propensas al hedonismo deportivo, la frecuencia de orgasmos, etcétera, etcétera. A ver si ahora se rompe el mito orgásmico de las seguidoras de Masters y Johnson, quienes se creían la secuencia: excitación, meseta, orgasmo y resolución, con preámbulos, juegos, congestiones sanguíneas pélvicas, tensiones musculares, liberaciones físicas, descargas energéticas, percepciones subjetivas del clímax, contracciones musculares rítmicas, sensaciones de alivio o relajaciones varias. A ver si ahora se rompe el mito del autocontrol orgásmico, superado por unas pesas o unos sillines de bicicletas estáticas. Por algo Freud le prestaba mucha atención a la libido y la sublimación pero no al orgasmo, al contrario que el filósofo Emil Mihai Cioran, quien afirmaba que "el orgasmo es un paroxismo". Dos preguntas: ¿cuántas mujeres viven su orgasmo como un paroxismo? y ¿cuántos hombres saben qué es un paroxismo?

Del fango al fandango

lunes, 26 de marzo de 2012

Dice el refranero que "el cerdo siempre busca el fango"; pero el cerdo busca el frescor no el hedor. La derecha, enfangando la política, intentaba hacerse con la política de modo absolutamente absolutista; pero la izquierda andaluza ha convertido el fangal en regadío. La primera cosecha se merece un fandango. Hay que introducirlo con las variaciones de compases en escala andaluza. Hay que cantarlo en copla de cuartetas octosílabas con seseo. Hay que acompañarlo con castañuelas de castañeo. Hay que acompasarlo con compás ternario. Hay que bailarlo a ritmo paritario. Da ganas de convertir en ascendente la secuencia armónica descendente. La menor, la menor es ahora la mayor. Sol mayor, sol de aceituneros altivos. Fa mayor, fa de fanfarria. Mi mayor, mi mayor admiración. Buen palo de flamenco, buen palo popular. Palo del pueblo, de los pueblos, diferente según ellos: bailes de candil, verdiales, malagueñas, fandangos y fandanguillos. El fandango es popular que no vulgar. El fandango es bien de interés cultural. Hay fandango en Albéniz, Granados o Falla, pero también hay fandango en el Capricho español de Rimski-Kórsakov y en Las bodas de Fígaro de Mozart. Da ganas de terminar el fandango enérgico de modo lento, con batida final de piernas, parada y cruce. ¡Ea!

El negro con capucha

domingo, 25 de marzo de 2012


En Europa, vamos al cine y nos gusta el negro con capucha que cuida del multimillonario francés en Intocable; el negro con capucha es atractivo, seductor, descarado, deslenguado, insolente, atrevido, fuerte, vitalista, optimista, seguro, fiable, amigo; aunque entendemos que el negro con capucha vuelva a la "senda del deber", el dharma de su casta de paria en el barrio marginal, el suburbio, la banlieue de la gran ciudad. En Estados Unidos, olvidados los intocables de Eliot Ness (aquellos que se enfrentaban a la mafia del Chicago de la ley seca), los negros con capucha también son intocables, parias a los que se puede eliminar impunemente. En Orlando (Florida), la ciudad de Disney World, Trayvon Martin, negro con capucha de diecisiete años, recibe un tiro en la cabeza procedente de la pistola de George Zimmerman, miembro blanco de una patrulla vecinal de seguridad. El negro con capucha está muerto, el blanco con pistola está en libertad sin cargos gracias a la vigente ley de "stand your ground" (defiende tu posición), que le permite defender su posición ante la potencial amenaza del negro con capucha, porque un negro con capucha es siempre una amenaza. Campaña de apoyo, interés de los medios de comunicación, protesta de reverendo afro-americano, reguero de manifestaciones (Miami, Tampa, Dallas, Chicago, Seattle, Atlanta, Washington...). Entre miles de jóvenes encapuchados, uno de un instituto de Miami reflexiona, indignado, sobre las sudaderas con capucha: "las hoodies y los skittles son un símbolo; Trayvon murió porque llevaba una hoodie; es absurdo". El presidente Obama se preocupa: "si tuviera un hijo, se parecería a Trayvon". El sistema reacciona: el gobernador busca nuevo fiscal, el departamento de justicia encarga una investigación paralela... La cosa no va contra los negros, va contra los negros con capucha... Quizás no sea racismo.

Papismo, marxismo, papanatismo

sábado, 24 de marzo de 2012

El Papa se va hacia Cuba y declara que "es evidente que la ideología marxista ya no responde a la realidad; si no se puede construir un tipo de sociedad, es preciso encontrar nuevos modelos, con paciencia y de forma constructiva; ese proceso exige paciencia y decisión, si queremos ayudar con espíritu de diálogo a evitar traumas y contribuir a una sociedad más justa; es obvio que la Iglesia esta siempre de parte de la libertad, de parte de la libertad de conciencia y de la libertad de religión...". El Papa, ejerciendo el papismo, sabe de qué, para qué y para quiénes habla. Los papanatas que siguen al Papa, ejerciendo el papanatismo, no saben de qué hablan. Los papanatas están de vuelta del marxismo sin haber ido. Los papanatas desconocen el papel del marxismo en la historia de la filosofía, desconocen el papel del marxismo en la historia de la economía, desconocen la concepción hegeliana, desconocen el materialismo dialéctico, desconocen la vulgarización del marxismo en regímenes totalitarios... Los papanatas son, por definición, ignorantes. En este caso son, además, meapilas que se quedan con interpretaciones erróneas de frases sueltas sobre la religión. Por ejemplo, se quedan con que Marx dijo que "la religión es el opio del pueblo", en el sentido de que Dios suministra alucinógenos a sus víctimas beatas. Lo que dijo Marx fue, exactamente, que "la miseria religiosa es, por una parte, la expresión de la miseria real y, por la otra, la protesta contra la miseria real; la religión es el suspiro de la criatura oprimida, el corazón de un mundo sin corazón, así como es el espíritu de una situación carente de espíritu; es el opio del pueblo". Marx habla del opio como narcótico analgésico, no como alucinógeno. Marx no vincula religión con papanatismo, vincula religión con alienación. Los papanatas confunden alienación con alineación.

El ladrón, la maldición, la religión y el perdón

viernes, 23 de marzo de 2012

El ladrón, la maldición, la religión y el perdón, juntos van y buenos son. Advierte el refranero popular: "sin puta y sin ladrón no hay generación". Pero, cuando el ladrón es tentado por la religión, creyendo que "quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón", se equivoca, lo primero que cae sobre él es la maldición y, en caso de arrepentimiento, ya se verá si obtiene o no el perdón. Un ladrón de aldea, joven y reincidente, es decir, con antecedentes, roba una talla de San Pedro en la iglesia parroquial de Santa María de Soutochao (Vilardevós, Ourense), interpretando que, si la advocación es la de la Virgen, el Apóstol no pinta nada en el templo. Primera equivocación: todos los santos son igual de importantes. Segunda equivocación: la talla carece de valor artístico. Esa es la peor equivocación de un ladrón, que demuestra falta de cualificación profesional al robar una simple copia de una talla original que ya había sido robada. Tercera equivocación: el mercado no demanda imaginería religiosa. El ladrón no había hecho el pertinente estudio de marketing antes de ejecutar su proyecto y había levantado sospechas al intentar vender el producto en un bar de la cabecera comarcal. Cometidas esas equivocaciones, el ladrón comienza a sufrir los efectos de la maldición de San Pedro. San Pedro, el dueño de las llaves del Reino de los Cielos, siempre se creyó con poderes para hacer lo que le viniese en gana desde que Jesucristo le dijo aquello de que "lo que atares en la Tierra quedará atado en el Cielo". San Pedro no tiene problemas a la hora de cargar al ladrón con su maldición. En cuestión de semanas, le deja su novia, pierde su trabajo, tiene un accidente con su coche, tiene otro accidente en el que se corta dos tendones y comienzan a patinarle sus dos neuronas. El ladrón se arrepiente, se acongoja, se acojona. El ladrón abandona la talla de San Pedro en un monte. Cuarta equivocación: deshonrar a los santos no está bien y abandonar residuos sólidos en el monte está tipificado como delito ecológico por su impacto ambiental. El ladrón abandona la talla, pero no la deja escondida, sino bien colocada, a la vista, para que otro creyente tenga oportunidad de encontrarla, el hallazgo sea considerado un milagro y allí sea levantado un santuario o un hotel monumento. Quinta equivocación: no calcula el riesgo de traspasar la maldición a otro buen samaritano. El ladrón decide confesar su fechoría ante la Guardia Civil. Sexta equivocación: la confesión sólo tiene efectos ante un sacerdote, la Guardia Civil tiene obligación de tomarle declaración, denunciarle y detenerle. Le pueden caer hasta tres años de cárcel, durante los cuales podrá reflexionar sobre sus equivocaciones, sobre la diferencia entre delito y pecado o entre justicia y perdón. San Pedro cometió falso testimonio cuando negó por tres veces que conocía a Jesucristo y el gallo tuvo que recordárselo, pero no hubo denuncia.

La maestra está buena

jueves, 22 de marzo de 2012


La maestra está buena no es lo mismo que la maestra es buena. No es lo mismo ser que estar. Si la maestra está buena, los padres sacan a los niños del colegio. Si la maestra es buena, los padres meten a los niños en el colegio. La maestra que está buena no es buena para los niños. La maestra que está buena es buena para los padres, pero ellos, hipócritas, no lo van a reconocer. Cosas de la moral y las buenas costumbres. Una maestra, que es buena maestra, ejerce su profesión docente y decente en la escuela del pequeño pueblo de Castello de Serravalle (Bolonia, Italia). La maestra, que está buena, ejerce su profesión de modelo de lencería y miss indecente en las pasarelas y en Internet. Los niños, en clase y en casa, están encantados. Los padres, en casa ante la pantalla del ordenador personal, están encantados; en el colegio, ante los demás padres y maestros, están escandalizados. Con argumentos tan sólidos como: "la maestra es demasiado sexy, no puede enseñar a mi hijo", hay padres que retiran a sus niños del colegio. La maestra pluriempleada se defiende con argumentos no menos sólidos como: "no soy una monjita, pero no doy clases en bikini", "nunca me hago fotos desnuda" o "hay madres que me dicen que sus hijos están deseando verme cada mañana". Ella es maestra vocacional, el magisterio es su trabajo principal, el posado fotográfico es vacacional (aprovecha su estancia de verano en USA). La maestra italiana además de ser modelo es un modelo, un modelo para muchas maestras españolas que, recortados sus ingresos, recortados sus complementos específicos, recortados sus asuntos propios, recortarán sus propias faldas, asumirán como propia la movilidad laboral, emigrarán temporalmente cual golondrinas y buscarán por el mundo adelante otros complementos específicos. Teniendo en cuenta que entre un 65-75% de las maestras están de buen ver, las autoridades educativas pueden tener un problema de absentismo por migración, aunque, abriendo expedientes, pueden ahorrar costes de personal y pueden vender a sus jefes políticos los efectos multiplicadores de los recortes. Como Rousseau, "siempre he creído que lo bello no era más que lo bueno puesto en acción".

Detener la primavera

miércoles, 21 de marzo de 2012

Según Antonio Machado, "la primavera ha venido, nadie sabe como ha sido". La primavera ha venido, pero ha venido mal. Hace frío, llueve, nieva y la mitad de las tierras españolas está en alerta por la previsión de inclemencias meteorológicas. Las tierras norteñas ven bajar la cota de nieve de los mil metros, las tierras meseteñas ven los termómetros varios grados bajo cero, las tierras manchegas acumulan centímetros de nieve, las tierras levantinas padecen sensaciones térmicas anacrónicas, las tierras andaluzas reciben nieves imprevistas, las tierras africanas reciben lluvias bienvenidas, las tierras galaicas sufren sequías desconocidas… La primavera ha venido y nadie sabe como ha sido. La primavera ha venido, ha venido recortada. El gobierno de los recortes ha recortado también la primavera, repartiendo las culpas entre el cambio climático y el gobierno anterior. Pablo Neruda, optimista, avisa que "podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera". Detenerla no, pero recortarla sí. El gobierno de los recortes nos va a dejar sin flores, nos va dejar helados y nos va a dejar sin verano. El gobierno de los recortes acabará recortando las cuatro estaciones (primavera, verano, otoño, invierno), dejándolas primero en dos (estación de las lluvias y estación seca), y luego en una (estación seca). Si pidiésemos explicación al presidente astrónomo, obtendríamos una respuesta austera, en el sentido de que la primavera coincide con el equinoccio, es decir, el momento en que coinciden a su vez el plano de declinación del Sol y el plano del ecuador terrestre; por tanto, no es cuestión suya, ni siquiera de España. Si pidiésemos explicación al ministro astrólogo, obtendríamos una respuesta técnica, en el sentido de que el equinoccio primaveral coincide con el primer punto de Aries, es decir, el punto de la esfera terrestre de ascensión recta y declinación nula, el punto donde el Sol, en su movimiento aparente por la elíptica, pasa de sur a norte por el ecuador y su declinación pasa de negativa a positiva; por tanto, hay que tener en cuenta que el movimiento del Sol es aparente, como este gobierno de apariencias, pues es la Tierra la que se mueve alrededor del Sol y no el Sol alrededor de la Tierra, salvo que algún familiar del presidente diga lo contrario. No obstante, bien saben estos expertos gobernantes, que no tienen principios fijos pero sí estrategias prefijadas, que el equinoccio no es un punto fijo, sino un punto que sufre variaciones por la precesión y la nutación. Como la nutación les suena a nudismo, sobre la misma no hacen comentarios. Bien saben ellos, más populares que el refranero popular, que "la primavera la sangre altera".

Ni limbo, ni rosa

martes, 20 de marzo de 2012


Ni existe el limbo de los niños, ni existe el color rosa. Nos han tenido engañados a todos los cándidos, ingenuos e inocentes durante siglos. Intrigados andábamos con ese lugar al borde del infierno, a donde iban a parar las almas de los niños muertos que, sin haber pecado, cargaban con la culpa del pecado original. Los teólogos católicos habían demostrado, a su manera, es decir, sin demostración, la existencia real del paraíso, del purgatorio y del infierno, aun sin acreditación documental (fotografías, planos, croquis, escrituras, licencias de obra, cédulas de ocupación, diarios de viaje…). Sin embargo, han terminado por reconocer que lo del limbo era un invento de la jerarquía eclesiástica medieval. La Comisión Teológica Internacional, dependiente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, ha declarado que hay "serias razones teológicas para creer que los niños no bautizados que mueren se salvan y disfrutan de la visión de Dios". Conviene no confundir razones teológicas con razones tecnológicas; no es que la Iglesia haya mejorado en I+D, es que ha adquirido sensibilidad cristiana y admite que "esos niños no deberían perder la posibilidad de la salvación", no deberían estar en inferioridad de condiciones respecto a los demás. En la línea de extender esa igualdad de oportunidades, se está estudiando la posibilidad de aplicar esa medida con carácter retroactivo a los niños muertos entre los siglos XIII y XXI. La declaración de no existencia del limbo es difícil de comprender, pero la no existencia del rosa es incomprensible. En este caso no es cuestión de fe, es cuestión de ciencia, aunque no del todo. Para el católico el rosa simboliza la alegría, por eso es el color del tercer domingo de Adviento, cuando los católicos, sobre todo los niños de familias católicas, están contentos por el inminente nacimiento del Niño Jesús y la apertura continuada de los centros comerciales. No obstante, científicos aguafiestas advierten que el rosa no existe, que no es un color, que no está en el espectro de luz, que no está en la naturaleza, que no está en el arco iris, que no está por ninguna parte entre el infrarrojo y el ultravioleta, que no es más que la mezcla de dos colores (rojo y blanco), que no está en nuestros ojos sino en nuestra mente, que no es más que un engaño de nuestro cerebro. Claro que, como asegura el científico Michael Moyer, "todo color, sea o no del arco iris, es un invento de nuestro cerebro". Expertos sobre la teoría del color de la Universidad de San Diego insisten en que el rosa no es rosa, no es más que un verde negativo, esto es, un blanco al que se ha retirado toda la luz verde. Menos mal que Jill Morton, científico de la Universidad de Hawai, relativiza la inexistencia del rosa, asegurando que "por supuesto el rosa existe, si bien no está en el espectro de luz". Nos hicieron creer que el rosa era el color de las niñas, de las mujeres, de las lesbianas, de los gays, de los Libra, de los líderes del Giro, de las primaveras, de los amores... Nos hicieron creer en las novelas rosas, en las prensas rosas, en las telenovelas rosas, en las películas rosas… Todo ello para que al final, como cantaba la banda de hard rock Aerosmith, "pink is like red but not quite", el rosa es como el rojo pero no exactamente. Prolifera cada vez más el rosa en la izquierda política, entre quienes consideran el rojo demasiado saturado. Tal vez ese rosa no sea más que un tono descolorido, una impresión de nuestro cerebro, pero la izquierda corre el riesgo de acabar en el limbo, ahora que ya no lo hay.

Ser o no ser rubia

lunes, 19 de marzo de 2012

Ser o no ser rubia, esa es la cuestión. ¿Las rubias son mejores o peores? ¿Las rubias son buenas o malas? ¿Y los rubios… a quién le importan los rubios? A Javier Bardem le han teñido de rubio para que, en la próxima película de James Bond, sea un malvado policía británico contra el agente 007. Le pongan como le pongan el pelo, Bardem tiene cara de malo; el pelo de Bardem es un icono de maldad desde No es país para viejos. Rubios al margen, atención a las rubias. Científicos de la Academia Nacional de Estados Unidos y de la Universidad de California han demostrado que las rubias son más agresivas, arriesgadas, arrojadas, atrevidas, audaces, combativas, decididas, denodadas, determinadas, emprendedoras, impetuosas, insolentes, intrépidas, resolutas, temerarias y valientes a la hora de conquistar lo que desean. En el estudio hay una contradicción: el trabajo de campo fue realizado en el sur de California, hábitat natural de las rubias privilegiadas, quienes, según el investigador principal, Aaron Sell, son mejor tratadas que las morenas, lo cual no explica tanto coraje acumulado y proyectado, aunque, como explica el profesor, quizás estas rubias, de nacimiento o de bote, ni se enteren de que son tratadas como princesas. Dicho de otro modo, el autor no se atreve a reconocer que las rubias son tontas, se conforma con destacar que ponen más empeño que las morenas a la hora de conseguir un trabajo. En materia laboral, quizás la muestra sea sesgada y el estudio sea insuficiente. Otro estudio de la Universidad de Rochester, titulado La apariencia física y el sueldo, demostró que las rubias cobran igual que las morenas por realizar trabajos poco cualificados, pero cobran un 10% menos que las morenas por realizar trabajos cualificados. Ello no se debe a una discriminación premeditada, según la investigadora principal, Geni Dechter, sino a que "por alguna razón, a los empresarios no les gustan las rubias". Los cinéfilos asumen que Los caballeros las prefieren rubias. Conclusión: los empresarios estadounidenses no son caballeros. Sin embargo, empresarios rusos, de la compañía Olialia, están proyectando la construcción de un complejo vacacional en las Islas Maldivas atendido sólo por rubias. Las autoridades locales obligan a que el 50% de la plantilla esté compuesta por autóctonas, el 100% de las cuales son morenas. Los empresarios rusos solucionan el convenio mediante pelucas. Sin embargo, como decía Schiller, "el encanto de la belleza estriba en su misterio; si se destapa la trama sutil que enlaza sus elementos, se evapora toda la esencia". Ser o no ser rubia, esa es la cuestión, ese es el misterio.

Arenas movedizas

domingo, 18 de marzo de 2012

No son lo mismo las arenas que las arenas movedizas. Los sondeos en arenas son complicados y en arenas movedizas complicadísimos. Último domingo antes de las elecciones andaluzas, últimos sondeos. Según los sondeos, ganará por mayoría Arenas. En Andalucía las arenas pasan a ser arenas movedizas. Según los sondeos de Metroscopia para El País, IMC para ABC o Campañas Electorales Low-Cost para La Gaceta, la mayoría será absoluta. Según Sigma Dos para El Mundo, está a punto de serlo, hay que lograr que lo sea. El vivero de votos socialistas a punto de hundirse en las arenas movedizas, por la marea azul y el desgaste de tres décadas de gobierno. Andalucía cada vez más cerca del Sahara, el gran desierto de arena. En el Sahara hay millones de dunas de media luna (barkhanas), que en ocasiones forman amplios cordones dunares (silks) o inmensas dunas piramidales (ghourds). Las dunas son dunas móviles, que se mueven por el desierto al ritmo de los vientos alisios, pero las arenas movedizas son otra cosa. Las arenas movedizas son fluidos que, mientras no son perturbadas por un agente externo, dan la impresión de constituir una materia sólida, sin embargo, cuando ese agente externo las pisa, en ellas la arena y el agua se separan y cambian las condiciones de viscosidad, haciendo que el incauto quede engullido por la discontinua e imprevisible masa arenosa. Es fácil entrar en las arenas movedizas, lo difícil es salir. Física: para mover un pie a un centímetro por segundo dentro de ellas hay que ejercer una fuerza de una tonelada. Es mejor levantar los brazos, impulsarse hacia arriba, dejarse caer de espaldas, pedir ayuda y esperar a que otra autoridad venga al rescate. Primer error científico: hay arenas movedizas en los desiertos; en los desiertos no hay agua. Segundo error científico: las arenas movedizas engullen incautos; las arenas movedizas engullen a todos. Tercer error científico: Arenas es incauto; incautos son quienes le votan.

Empresarios a Laponia

sábado, 17 de marzo de 2012


A cambio del despido libre, el destierro libre. Se desahoga Alfonso Guerra diciendo: "yo mandaba a los de la Confederación de Empresarios a Laponia, a cuarenta grados bajo cero". Se cree Alfonso que los empresarios iban a sufrir los rigores del clima más allá del Círculo Polar Ártico. Una vez desplazados e instalados, una vez sobornados los sobornables, los empresarios en Laponia no iban a estar en un gulag, iban a hacer turismo. Los empresarios en Laponia no iban a padecer el clima polar, iban a disfrutar de la aurora polar. Los empresarios españoles saben que los lapones ya no viven sólo de la pesca, la caza o la ganadería. Los empresarios llegarían allí por magníficos aeropuertos y autopistas, comprarían souvenirs de artesanía sami, pagarían para que les organizasen rutas guiadas en trineos tirados por renos, perros o motos de nieve, contratarían monitores para practicar rafting u otros deportes de aventura, participarían en safaris o esquiarían en estaciones de alto standing. Los empresarios españoles se alojarían en algunos de los Ice Hotels, complejos de hielo con iglúes, cabañas de troncos, saunas de humos y todo tipo de equipamiento de lujo helado. Mientras los trabajadores y parados españoles sufrirían las calenturas de la crisis climática y de la crisis económica, los empresarios se tomarían sus copas en un Absolut Ice Bar, asistirían a sus misas en una capilla de hielo, recordarían su infancia en el Resort de Santa Claus o verían la aurora boreal desde un iglú acristalado. Sobre la cama del iglú, mirando al cielo tras rezar, los empresarios españoles reflexionarían sobre como la eyección de la masa solar choca con el polo norte de la magnetosfera, produciendo esa luz difusa rebotada hacia la ionosfera, dando lugar a la maravilla lumínica de la aurora boreal. Protones y electrones, moléculas y átomos, excitados, sobrexcitados y relajados. Vientos solares, imanes imaginarios, campos magnéticos, partículas atraídas y rechazadas. Haces de luz, arcos aislados, ondas lumínicas, colores primarios y secundarios. Españoles primarios y secundarios. Demasiado reposo, demasiado hielo y demasiado brillo para unos empresarios que, como dice Alfonso, tienen la brillante idea de "instaurar en España el modelo de trabajo chino". A los de la Confederación de Empresarios los mandaba yo a China.

Jóvenes pero imbéciles

jueves, 15 de marzo de 2012


Jóvenes pero imbéciles los que pretenden representar a la juventud española en el último anuncio de Loewe. Imbéciles en el sentido literal de la Real Academia de la Lengua, es decir, alelados, escasos de razón. Según responsables de la campaña, menos jóvenes e imbéciles, los protagonistas del anuncio, familiares de famosos, "representan a un amplio sector de la juventud española". Debe ser al sector de pijos e hijos de papá, que no es tan amplio. Estos jóvenes "reflexionan" sobre el sentido de la vida y sobre el sentido de Loewe en sus vidas. Sobre la firma: "Loewe es el estilo", "Loewe es cuero, es clásico", "La palabra Loewe la asocio yo a love". Sobre el amor: "Estar enamorada es superguay, superguay, porque todo te da vueltas, son como mariposas", "Mi truco infalible para ligar es pretender que no quiero ligar". Sobre el beso: "El secreto del beso es darlo con ganas", "Cada beso que doy es el primero". Sobre el país: "Lo más guay de España, que no tiene otro país, son las españolas", "España es única, solamente hay una". Sobre la edad: "Es un rollo esto de hacerse mayor" (Picasso le diría que "lleva tiempo llegar a ser joven"). Estos jóvenes posan, desfilan, pasean, brincan, juegan despreocupados con bolsos de Loewe, ajenos a la crisis de los demás, y dicen esa sarta de imbecilidades dentro y fuera del lujoso Hotel Ritz de Madrid. Preocupa tanto el número de jóvenes que nunca podrá tener un bolso de Loewe, ni pasar una noche en el Ritz, como el número de jóvenes cuya ambición en la vida es tener un bolso de Loewe, o pasar una noche en el Ritz.

Menos por menos

miércoles, 14 de marzo de 2012


Menos religión, menos educación. Menos por menos es más. Menos religión da más educación. Más educación acaba dando menos religión. Para comprenderlo hay que saber algo de álgebra, de números reales, de definición de inverso aditivo y de ley de cancelación. Cuestión matemática, cuestión de número. En España todavía hay casi cinco millones de alumnos que cursan religión católica en etapas educativas no universitarias, pero el número total va bajando, a razón de uno de cada cien por año, y el número de etapa en etapa va bajando, a razón de treinta de cada cien entre la etapa primaria y la etapa de bachillerato. No es significativo el dato de que nueve de cada diez alumnos de los centros privados de ideario religioso elijan la materia optativa de religión católica; es más significativo el dato de que sólo siete de cada diez lo hagan en los centros privados laicos; es aún más significativo que seis de cada diez lo hagan en los centros públicos; es muy significativo que sólo dos de cada diez alumnos de bachillerato lo hagan en los centros públicos. La religión interesa cada vez menos a los jóvenes. La Conferencia Episcopal Española se interesa cada vez más por ello y reconoce que "todos hemos de trabajar para que los niños y adolescentes no se vean privados de los conocimientos necesarios para su formación religiosa". Totalmente de acuerdo: los obispos han de trabajar.

La hostia de la lesbiana

martes, 13 de marzo de 2012

El cura no le había dado la hostia a la lesbiana. En el funeral de la madre de la invertida el cura le había negado la hostia espetándole: "¡Convives con una mujer y eso es pecado para la Iglesia!". La discriminación no había tenido lugar en una remota misión de una aldea africana, sino en la ciudad de Washington, capital de la aldea global. A la pervertida le estuvo bien empleado, por haber creído que un trozo de pan ácimo, oblea más o menos redondeada, se había transformado en el cuerpo de Cristo, sin reflexionar sobre ello. La invertida debiera haber estudiado Filosofía, para comprender el concepto de "transubstanciación". La pervertida debiera haber analizado los conceptos de "substancia" y "accidente", para llevarse la hostia a la boca. La invertida debiera haber sabido que "substancia" es lo que hace que algo sea lo que es y "accidente" es una propiedad de algo que se percibe por los sentidos. La pervertida debiera haber sabido que, mediante el milagro de la consagración, el pan deja de ser pan, con sus características accidentales y nutricionales, para ser la substancia del cuerpo de Cristo. La invertida pensaba morder el cuerpo de Cristo pensando en morder el cuerpo de su chica. Menos mal que el cura supo evitarlo. Menos mal que la archidiócesis de Washington supo evitar al cura, retirándole sus funciones pastorales hasta nueva orden, por "tener un comportamiento intimidatorio con los feligreses, algo incompatible con un correcto ministerio sacerdotal"; o sea, la archidiócesis le aplica la ley de incompatibilidades, pero sólo "hasta que sean resueltos todos los asuntos que se puedan resolver de manera apropiada, con la esperanza de que pueda volver al sacerdocio"; o sea, la archidiócesis le aplica una penitencia temporal, pero dejándole la puerta de la iglesia abierta para que pueda volver a manifestar su hostilidad. Consejos a la invertida: prescinda de la hostia, regálese un vestido de la firma Delaostia (irá de lo más in) y sustituya el in de invertida por el di de divertida.

La aldea global y la aldea de Astérix

lunes, 12 de marzo de 2012


Dicen los ecologistas: "piensa globalmente, actúa localmente". Dicen los capitalistas: "piensa localmente, actúa globalmente". Dicen los aldeanos: "no pienses globalmente, ni actúes localmente", otro lo hace por ti. La aldea global, la aldea local, la aldea mental, cuestión de coste energético. Pensar cuesta, si otro piensa por ti, ahorras energía. El concepto de "aldea global" de MacLuhan tiene ya más de medio siglo, aunque muchos aldeanos se estén enterando, tarde y no bien, de su significado. La concepción del mundo como una aldea donde, gracias a la intercomunicación electrónica, percibimos como cercanos, inmediatos, cotidianos y sincrónicos hechos que no tienen porque serlo, y damos por reales, ciertos, innegables y verdaderos hechos que no tienen porque serlo, pues la información ha sido seleccionada interesadamente, ha calado en el imaginario de la modernidad. En la aldea global el espacio y el tiempo se entrecruzan, lo que a menudo despista a los aldeanos, entre los cuales los comportamientos tribales continúan siendo más ancestrales que modernos. Los aldeanos no comprenden la teoría del caos, la teoría del efecto mariposa o la teoría del líder emergente. Los aldeanos no son teóricos, son prácticos, como mucho asumen el refranero, no las construcciones intelectuales. Les basta con un "ande yo caliente y ríase la gente" o propuestas de similar profundidad. A los aldeanos se les convence con ofertas concretas, aunque falsas. ¿A todos los aldeanos? Bueno… a todos no. La aldea de Astérix resiste. Allí la historia comienza siempre igual: "Estamos en el año cincuenta antes de Jesucristo… Toda la Galia está ocupada por los romanos… ¿Toda?... ¡No!... Una aldea poblada por irreductibles galos resiste todavía y siempre al invasor…". Mientras estos aldeanos puedan tomar la poción mágica preparada por el druida Panorámix, cuenten con la sabiduría del viejo Edadepiédrix, con el consejo de su esposa Taillefine, con la valentía del jefe Abraracúrcix, con la belleza de Falbalá, con el olfato del perrito Idéfix, con la fuerza de Obélix, con la astucia de Astérix y con el respaldo de la buena gente de la aldea gala, será un fracaso la invasión de los romanos Hombrecítum (hombrecito), Pastelalrum (pastel borracho al ron), Joligibus (bonita chepa) o Caius Magníficus, para desgracia del mismísimo Julio César. La poción del druida y el espíritu libre de sus habitantes convierte a la aldea gala en una fortaleza inconquistable, parapetada contra el aldeanismo global.

Desviados y pervertidos

jueves, 8 de marzo de 2012

Las mujeres y los maricones son unos desviados, es decir, no van por el buen camino. Se entiende, pues, que sólo hay un buen camino, el que marcan los hombres buenos. Por ejemplo, los imanes de algunas mezquitas españolas arengan a sus miles de fieles varones a que "corrijan las conductas desviadas de sus mujeres", golpeándolas con bastones, sin dejarles huellas, sin hacerlas sangrar, sin partirles los huesos y, si la zurra no fuese suficiente, amenazándolas con encerrarlas en casa o no manteniendo relaciones sexuales con ellas. Se trata de aplicar el Corán en aquello de "Amonestad a las mujeres que temáis que se rebelan, dejadlas solas en el lecho, pegadles". Andan los policías transcribiendo algunas de esas arengas incendiarias y andan los fiscales investigando si en ellas hay delitos de incitación a la discriminación de género o a la violencia doméstica. Abdeslam Laarusi, imán de la mezquita de Terrassa (Barcelona), en la oración de los viernes se muestra como un experto en el control de las desviadas, que para algo es vocal del Consejo Islámico Cultural de Cataluña, que para algo recibe dinero público destinado a organizar cursos de árabe, que para algo es un adalid de la pluralidad cultural. En el fundamentalismo no hay cultura, hay incultura. Los imanes son fundamentalistas con las mujeres. Los obispos son fundamentalistas con los homosexuales. Para ambos, unas y unos son desviados, pervertidos. Si se entienden como perversiones al margen de la convencional cópula procreadora, las desviaciones son infinitas y el número de pervertidos es incontable. Para información de imanes y obispos, hace décadas que la palabra "perversión" fue suprimida de la terminología psiquiátrica, sustituida por la palabra "parafilia". El catálogo de las parafilias es amplio. Al señor imán conviene que le informe alguien de su propia cultura, pero a cualquier señor obispo conviene informarle cuanto antes, por si alguno se anima a elaborar un informe sobre parafilias que deban ser consideradas desviaciones condenables por la Conferencia Episcopal. Aquí va un adelanto, por orden alfabético, para su conocimiento, a los efectos oportunos. Señor obispo, un abasiofíliaco es un individuo que sólo se siente atraído sexualmente por personas discapacitadas. Señor obispo, un acrofíliaco sólo disfruta del sexo con personas altas. Señor obispo, un acrotomofíliaco prefiere tener sexo con personas que han sufrido amputaciones de miembros. Señor obispo, un agrexofíliaco es un exhibicionista que se excita cuando los jadeos y gritos de sus relaciones sexuales son escuchados por otras personas. Señor obispo, un agorafíliaco es un exhibicionista que sólo llega al orgasmo cuando practica sexo en lugares públicos. Señor obispo, un ailurofíliaco es un amante de los gatos, con los que mantiene relaciones sexuales. Señor obispo, un algolagniafíliaco es un sádico que busca exclusivamente provocar dolor, no placer. Señor obispo, un algomaniafíliaco es un masoquista que busca exclusivamente dolor, no placer. Señor obispo, un aloerastiafíliaco es un voyeur que sólo se excita con su pareja si hay un tercero que se desnuda ante ellos. Señor obispo, un alopeliafíliaco es un voyeur que sólo se excita observando a los demás mientras practican sexo. Señor obispo, un alorgasmiafíliaco disfruta sólo cuando fantasea con otro, otra u otros mientras fornica con su pareja. Señor obispo, un altocalcifíliaco es un fetichista que siente atracción por las mujeres o travestis con zapatos de tacón de aguja. Señor obispo, un amokoscisiafíliaco es un sádico que necesita castigar a su pareja para excitarse. Señor obispo, un amomaxiafíliaco es un exhibicionista que sólo se excita practicando sexo en un vehículo estacionado en un parking público o privado, según ideología. Señor obispo, un androginofíliaco sólo siente atracción sexual por personas andróginas. Señor obispo, un androidismofíliaco es un fetichista que practica sexo con muñecas cuanto más realistas mejor. Señor obispo, un andromimetofíliaco siente atracción por las mujeres vestidas como hombres. Señor obispo, un anisonogamiafíliaco busca parejas mucho mayores o mucho más jóvenes que él. Señor obispo, un astenolagniafíliaco es un sádico que sólo goza con la humillación del otro u otros. Señor obispo, un asfixiofíliaco es un sádico que disfruta estrangulando a su pareja mientras hace el amor sin llegar a matarla. Señor obispo, un audiolagniafíliaco sólo se estimula con lo que escucha. Señor obispo, un autagonistofíliaco es un exhibicionista que sólo disfruta sexualmente si es observado por otros mientras fornica. Señor obispo, un autoginefíliaco es un transexual que se excita con su propia imagen feminizada. Señor obispo, un autopederastiafíliaco sólo encuentra placer penetrando su propio ano con su propio pene. Señor obispo, un basoexiafíliaco sólo consigue excitación mediante besos. Señor obispo, un belonefíliaco es un sádico que sólo llega al clímax cuando es pinchado por múltiples agujas. Señor obispo, un bestiafíliaco es un individuo que sólo practica sexo con bestias o animales. Señor obispo, un blastolagniafíliaco siente preferencia por mujeres muy jóvenes. Señor obispo, un bukkakefíliaco sólo disfruta cuando recibe eyaculaciones faciales. Señor obispo, un candalagniafíliaco es un voyeur que sólo se excita cuando observa a su pareja fornicando con otro. Señor obispo, un capnolagniafíliaco es un fetichista que siente devoción sexual por los fumadores. Señor obispo, un catafíliaco es un sádico que sólo goza cuando se somete a una mujer. Señor obispo, un clastomaniafíliaco sólo se excita cuando rompe las prendas que lleva puestas su pareja. Señor obispo, un clismafíliaco sólo siente placer cuando introduce enemas o líquidos por el ano de su pareja. Señor obispo, un coprofíliaco sólo siente placer cuando manipula heces en sus actos sexuales. Señor obispo, un cratolagniafíliaco sólo se excita con una pareja más fuerte que él. Señor obispo, un crurofíliaco siente una atracción desmedida por unas piernas bien hechas. Señor obispo, un dacrifíliaco sólo se excita si en la relación sexual hay llantos y lágrimas. Señor obispo, un doggingfíliaco es un exhibicionista que goza cuando es observado mientras fornica en su coche. Señor obispo, un efebofíliaco es un individuo que sólo siente atracción por los adolescentes. Señor obispo, un electrofíliaco es un sádico que disfruta de las prácticas sexuales con descargas eléctricas. Señor obispo, un fetichefíliaco es un fetichista que siente pasión por los objetos o juguetes eróticos. Señor obispo, un formicofíliaco siente placer al notar como circulan hormigas u otros insectos por sus genitales. Señor obispo, un fratilagniafíliaco sólo se excita con relaciones incestuosas. Señor obispo, un frotismofíliaco sólo se estimula al frotar sus genitales contra desconocidos en lugares o medios de transporte públicos. Señor obispo, un furtingfíliaco se excita al introducir su pene por el agujero generado al cortar el pubis de una mujer en un póster. Señor obispo, un gerontofíliaco siente atracción sexual por los viejos. Señor obispo, un gimnofíliaco es un nudomaníaco que se excita en las playas nudistas. Señor obispo, un ginemimetofíliaco es lo contrario de un andromimetofíliaco. Señor obispo, un graofíliaco es un individuo que siente atracción sexual por las mujeres maduras. Señor obispo, un hifefíliaco es un fetichista que se excita poseyendo algún objeto de una persona ajena que le atrae. Señor obispo, un hipnofíliaco es un voyeur que se estimula contemplando a personas mientras duermen. Señor obispo, un hipoxifíliaco es un individuo que se excita provocando un estrangulamiento parcial de su pareja colocándole una almohada sobre la cabeza mientras fornican. Señor obispo, un hirsutofíliaco siente una atracción irresistible por las partes velludas del cuerpo de otro. Señor obispo, un ipsofíliaco es un ególatra que se siente atraído sexualmente por sí mismo. Señor obispo, un lactofíliaco se excita con los senos de las mujeres en período de lactancia. Señor obispo, un ligofíliaco sólo se estimula practicando sexo en lugares sórdidos, oscuros, lúgubres. Señor obispo, un macrofíliaco sólo siente placer con mujeres grandes. Señor obispo, un microfíliaco sólo siente placer con mujeres pequeñas. Señor obispo, un masoquismofíliaco disfruta cuando es castigado físicamente y humillado moralmente pero, a diferencia del algomaniafíliaco, busca placer en ello. Señor obispo, un menstruofíliaco sólo se excita fornicando con mujeres menstruantes. Señor obispo, un misofíliaco es un fetichista que siente atracción por la ropa sucia y mugrienta. Señor obispo, un nafefíliaco tiene obsesión por tocar y ser tocado. Señor obispo, un necrofíliaco es un fetichista que se siente atraído por los cadáveres, deseando tener sexo con difuntos. Señor obispo, un oculofíliaco siente atracción sexual por los ojos de los demás. Señor obispo, un pedofíliaco o pedófilo es un individuo, clérigo o seglar, que sólo disfruta cuando abusa sexualmente de menores de edad. Señor obispo, un pictiofíliaco sólo se excita ante fotografías, láminas o cuadros eróticos. Señor obispo, un pigofíliaco siente una atracción fatal por ciertas nalgas o culos. Señor obispo, un podofíliaco es un fetichista que se vuelve loco por los pies de las mujeres, los lame, chupa, huele o mira. Señor obispo, un pubefíliaco se excita al contemplar el vello del pubis, del monte de Venus. Señor obispo, un retifismofíliaco es un fetichista de todo tipo de zapatos, que a veces se especializa y se vuelve altocalcifíliaco. Señor obispo, un sadismofíliaco o sádico disfruta cuando castiga físicamente y humilla moralmente pero, a diferencia del algolagniafíliaco, busca placer en ello. Señor obispo, un somnofíliaco es un individuo que sólo goza sexualmente si hace el amor con personas desconocidas mientras duermen, a diferencia del hipnofíliaco, que se conforma con observarlas. Señor obispo, un tricofíliaco se excita con la melena de las mujeres, masturbándose mientras ellas se acicalan el pelo o alcanzando el clímax si pueden masturbarse directamente con alguno de sus mechones. Señor obispo, un urofíliaco sólo se excita con la lluvia dorada, si orinan sobre él. Señor obispo, un fistingfíliaco disfruta introduciendo parcial o totalmente su mano en la vagina o ano de una mujer. Señor obispo, un vampirofíliaco es un masoquista que sólo se excita si ve sangre en el acto sexual. Señor obispo, un zoofíliaco o zoófilo es aquel que, atraído por los animales, practica bestialismo o sexo bestial con ellos. Señor obispo, aunque algunas de estas conductas sexuales sean realizadas por personas adultas, de modo voluntario, libre y esporádico, sin obsesión y dependencia, sin provocación de daño físico o psíquico, piense usted en la conveniencia de que entre a juzgarlas la jerarquía eclesiástica, entrando en el ámbito de la moral individual, ese ámbito en el que tanto le gusta entrar. Mientras, frente a los que siguen al Marqués de Sade en cuanto a que "en el amor, todas las cumbres son borrascosas", continúe recomendando usted, señor obispo, el principal mandamiento de la Ley de Dios, el de "amarás al prójimo como a ti mismo", aunque advertía Sartre: "trata de amar al prójimo, ya me dirás el resultado".

Angustias, vírgenes y faldas cortas

martes, 6 de marzo de 2012


Hermandades, procesiones, angustias, cofrades, horquilleros, conciliarias y vírgenes en el siglo XXI. Media docena de miembros de la Junta de Gobierno de la Hermandad de la Virgen de las Angustias (Granada) serán enjuiciados por haber expulsado de una procesión a la hija de uno de los horquilleros, no porque tuviese 15 años, sino porque tenía 15 centímetros de menos en su falda. El asunto exige concreción. El horquillero progenitor pide al Arzobispo el cese del hermano mayor como responsable máximo de que tres beatas conciliarias hubiesen expulsado a la menor de la procesión, debido a su indumentaria, dejándola sola a la intemperie, exponiéndola a una muchedumbre de desconocidos, abandonándola a su suerte en la Carrera de la Virgen, provocándole un estado de shock traumático, maltratando la hermandad a la joven hermana, alejándola durante tres horas de su familia (algo que no soportan los adolescentes). La familia, preocupada, echa de menos a la joven y moviliza a la Policía Nacional y a Protección Civil, aunque pronto son innecesarios esos servicios de seguridad, porque la menor es hallada por una tía abuela (sin vínculos conocidos con Scotland Yard). El hermano mayor abre expediente al horquillero, poniendo lo sucedido negro sobre blanco, explicando que "este desagradable incidente y todas sus posteriores circunstancias tienen como hecho causante el retraso de la incorporación de la menor a la procesión, sin acompañamiento de persona mayor, y las deficiencias de su atuendo, pues la joven llegó a su sección correspondiente pasadas las seis de la tarde y ya a la altura de la segunda parte de la fachada de El Corte Inglés, con un atuendo que adolecía de mangas hasta el codo, en lugar de hasta el puño, y carecía de guantes blancos, como exige el reglamento, y de vela y rosario que se entregan a las hermanas en el interior de la Basílica antes de su salida, y, como su falda era de tipo estrecha para su tamaño, se le mantenía subida al andar deprisa por su retraso en la debida incorporación a la fila, por lo que destacaba más que el resto de las hermanas". El hermano mayor abre expediente al horquillero progenitor por falta grave, el horquillero progenitor lleva al hermano mayor y a los cofrades a un juicio de faltas, de faltas no de faldas. Dudas metódicas: ¿comete la joven pecado de soberbia al pretender destacar?, ¿comprende la Virgen de las Angustias la angustia de la joven?, ¿está la joven angustiada porque es virgen?, ¿adquirió la joven el objeto del delito, la minifalda, en El Corte Inglés?

Sexo con lengua

domingo, 4 de marzo de 2012

El sexo con lengua es un placer, pero puede haber sexo sin lengua placentero y lengua sin sexo placentera. No es cuestión de sexo lingual, no es cuestión de sexo oral; es cuestión de no confundir sexo y lengua, es cuestión de no confundir sexismo y lengua escrita u oral. Tiene razón real el académico de la Real Academia de la Lengua que critica las guías contra el sexismo lingüístico en las que se exige que a los ciudadanos se les llame la ciudadanía, a las parados se les llame personas sin empleo, a los alumnos se les llame personas en formación u otros eufemismos de tal índole, con la buena intención de que el sexo femenino no sea marginado o no permanezca oculto. El académico, Ignacio Bosque, no se anda por las ramas, y éstas no le impiden ver el ídem, cuando afirma que "si se aplicasen las directrices de esas guías, no se podría hablar". En su informe sobre Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer, tras reconocer que "existe la discriminación hacia la mujer en nuestra sociedad", y que es preciso "lograr que la presencia de la mujer en la sociedad sea más visible", advierte que es un error "suponer que el léxico, la morfología y la sintaxis de nuestra lengua han de hacer explícita sistemáticamente la relación entre género y sexo". La mujer no se visibiliza menos porque se use genéricamente un masculino para referirse a ambos sexos, lo cual es una característica estructural del sistema gramatical español, como de otros sistemas gramaticales. Bien dice el académico que "no se pueden forzar las estructuras lingüísticas para que constituyan un espejo de la realidad". La Academia aprobó el informe del académico. La Academia limpia, fija y da esplendor a la lengua, luego cada cual usa la lengua como quiere o puede, para alabar, halagar, insultar, defender, ofender, acariciar, excitar, vibrar… Puntos suspensivos porque, como dijo Fray Luis de León, "faltan palabras a la lengua para los sentimientos del alma".

El año de la carraca

sábado, 3 de marzo de 2012


Este es el año de la carraca, el año en el que estamos peor que Carracuca. Carracuca es un personaje popular ficticio, angustiado, desazonado, preocupado. Carracuca es un patán, un gañán (como el de la zarzuela La Rosa del azafrán), un garrulo, al cual las agonías agobian hasta anular su capacidad de reacción. La carraca es un pájaro, también de la especie garrulus, que también lo está pasando mal, porque su hábitat está desapareciendo con la expansión de los regadíos y los nuevos sistemas de explotación agrícola. La carraca es un pájaro precioso, aunque no por ello ha sido distinguido como Ave del Año por la Sociedad Española de Ornitología y BirdLife, sino porque, a diferencia del gañán Carracuca, que cada vez abunda más, la carraca cada vez abunda menos, de hecho se halla en peligro de extinción. España, otrora reserva moral de Occidente, es ahora reserva natural de la carraca, que antes proliferaba por media Europa y ahora apenas sobrevive en el interior de este país, donde quedan menos de cinco mil parejas, herederas de las más de diez mil que había hace unos años. Carracuca jugaba antaño con carracas de madera, que ensordecían con su traqueteo las plazas y las calles de los pueblos meseteños. La carraca ensordecía con un traqueteo similar las dehesas y campiñas de las tierras esteparias durante su celo primaveral. El Carracuca y la carraca siempre fueron muy ruidosos, muy de montar broncas, muy de alharacas. La carraca está muy cabreada con los gañanes que han eliminado los pocos árboles que salpicaban los terrazgos de labor, donde por lo menos podía anidar. La carraca apenas sobrevuela las llanuras luciendo su pecho de brillante azul turquesa, que contrasta con sus alas negras. La carraca ya casi no entona aquella sucesión rápida de notas cortas, cual carraca infantil, y su canto se parece cada vez más al de un cuervo. El garrulo Carracuca sigue creyendo que la solución a sus males pasa por echar más y más plaguicidas a los campos. El año de la carraca es un mal año para la carraca.

Embargo sin embargo

jueves, 1 de marzo de 2012


Pero no es sin embargo. Sin embargo es no obstante, a pesar de. El embargo tiene que ver con la retención de bienes o haberes por orden de la autoridad competente. Un hombre embargado, en el doble sentido de afectado por un embargo y de embarazado (obviamente no preñado, sino alterado, aturdido), se subió a una de las grúas de las obras de la eterna restauración de la Sagrada Familia (Barcelona), para gritar desde unos veinte metros de altura: "¡Estoy desesperado! ¡Me cago en el Ayuntamiento!"; su embargo, sin embargo, no era el habitual embargo de la vivienda, sino el embargo de sus cuentas por deudas contraídas con la administración, los bancos y las aseguradoras. El embargo no está claro. Hay que dejar el capítulo de la E en el diccionario y retroceder al capítulo de la D, para comprender la dación, el desahucio y el desalojo. La dación en pago supone que el que se creía propietario de una propiedad inmobiliaria ha de reconocer que, por la crisis generada por los especuladores de la propiedad inmobiliaria, no es propietario sino deudor de un especulador financiero, que con su dinero estuvo especulando con la propiedad inmobiliaria, con el cual podría saldar la deuda hipotecaria entregando el bien inmueble en cuestión (vulgarmente denominado piso) como fórmula final de pago por no haber sido capaz de hacer frente a las cuotas parciales de su crédito hipotecario, siempre que figurase expresamente así en el contrato que firmó ilusionado en su día o que el financiero-especulador lo tuviese en gracia, gracia que no le hace mucha gracia porque la dación en pago traslada el riesgo del deudor-víctima al acreedor-víctima, que no tiene fácil el negocio inmobiliario en momentos en que quiebra el negocio inmobiliario, cuando estalla como pompa de jabón la burbuja inmobiliaria; sin embargo, lo normal es que el acreedor se agarre a la Ley Hipotecaria, e incluso al Código Civil, para exigir al deudor la garantía de toda clase de obligaciones y la responsabilidad personal ilimitada para que, además de quedarse sin la propiedad inmobiliaria, se quede sin bienes inmuebles, sin bienes, sin inmuebles, sin muebles… se quede desahuciado. El desahucio supone que el que se creía propietario de la propiedad inmobiliaria no es ni siquiera inquilino y, con inquina, se le obligue, por orden judicial, a desocupar la vivienda que ocupa a modo de okupa, haciendo uso de la fuerza, de la fuerza pública, si fuere preciso, y haciendo uso de un cerrajero para que descerraje y cerrajee la cerradura. En la España de la alta velocidad, ahora hay posibilidad de pedir el desahucio express, como el divorcio express o el despido express. El desahucio no deja de ser una expropiación forzosa que lleva al desalojo. El desalojo, acción de dejar sin alojamiento, puede efectuarse fuera o dentro de la legalidad; el desalojo fuera de la legalidad suele llevarse a cabo contratando matones o extorsionando; el desalojo dentro de la legalidad lo suele ordenar un juez de primera instancia civil, pero, si la cosa se complica, lo puede ordenar un juez de instrucción penal o, al paso que vamos, un juez de lo militar, quien, en tal caso, enviaría el ejército en vez de la policía. La resistencia puede ser activa o pasiva y su definición está muchas páginas más adelante en el diccionario y en la sociedad, sin embargo el derecho a una vivienda digna está perdido entre las páginas de la Constitución. Como diría un cristiano de esos que están a favor de los desalojos: "Cada uno en su casa y Dios en la de todos".