Las chinas son distintas

viernes, 28 de diciembre de 2012

Foto: François Benveniste
Las chinas son distintas en materia de preferencias sobre hombres y sexo. Las chinas son muchas, a pesar de las políticas demográficas discriminatorias. Según una encuesta oficial, siete de cada diez chinas prefieren como parejas a chinos diez años mayores que ellas, porque "son más atractivos, más acomodados y más cuidadosos". El capitalismo se funde con la tradición, pero sin transición. En la China de Mao caminar cogidos de la mano en público estaba castigado. En la China de Mao besarse en un parque estaba prohibido. En la China de Mao siete de cada diez casadas no practicaban sexo habitualmente. En la China pseudo capitalista las chinas se besan en los parques, con chinos y chinas. En la China pseudo capitalista las chinas priorizan el sexo en el matrimonio y lo practican fuera de él. En la China pseudo capitalista las chinas disfrutan de juguetes eróticos. Los chinos van a remolque, los chinos se van de putas, los chinos siguen mentalmente en la China de Mao. La China actual es una gran paradoja. Los chinos hablan poco de sexo y apenas buscan atención médica para problemas o enfermedades sexuales. Las autoridades chinas lanzan campañas informativas de salud sexual para romper tabúes ancestrales. Las autoridades chinas clausuran, antes de que se inaugure, el proyecto de un parque temático sexual en Chongqing, con monumentos y mobiliario erótico al estilo del concurrido Love Land de Corea del Sur, por la mala influencia que hubiera podido ejercer en la moderna sociedad china. En materia de adaptación al capitalismo productivo la evolución es más rápida. La división internacional del trabajo y la especialización territorial se imponen a los tabúes sexuales. En la provincia de Guangdong (Cantón), al sur de China, en la frontera con Hong Kong, se fabrican más de tres cuartas partes de los juguetes eróticos del mundo. De ciudades especializadas, como Dongguan, salen millones de muñecas hinchables, consoladores, vibradores y demás utensilios para uso íntimo, preferentemente femenino. La industria del sexo china no nota la crisis; las mujeres chinas tampoco; las chinas son distintas.

2 comentarios:

CALATRAVA dijo...

LAS CHINAS SIEMPRE ME PARECIERON DISTINTAS POR LA FORMA EN QUE TE MIRAN, POR ESA CAÍDA DE PÁRPADOS.

estrella dijo...

Las chinas en el zapato pueden hacer que se te destroce el mejor plan.