La razón de Baltasar

domingo, 23 de diciembre de 2012

Foto: Andrew Lucas
Mejor Papá Noel y Reyes Magos, por consumismo. Mejor Papá Noel que Reyes Magos, por laicismo. Mejor Reyes Magos que Papá Noel, por nacionalismo. Mejor Reyes que Magos, por monarquismo. Mejor Melchor que Baltasar, por racismo. Mejor Baltasar que Melchor, por humanismo. No había razón para que hubiese Reyes Magos. No eran reyes ni eran magos. No eran sabios orientales ni astrónomos aficionados guiados por una estrella fugaz. No los menciona el Viejo Testamento ni los nomina el Nuevo Testamento. ¿Cuál fue la razón de Baltasar? La razón de ser del rey negro obedeció a una estrategia iconográfica de la jerarquía eclesiástica medieval en su afán proselitista, expansivo-universal, para que todos los monarcas, señores feudales y jefes tribales tuviesen claro que debían someterse al auténtico Rey Mago, el Papa de Roma, el Sumo Pontífice de la monarquía teocrática. La campaña de marketing "ponga un negro en su portal" fue un éxito per sécula seculórum, a pesar de que al rey negro le obligasen a llevar como regalo al Niño Dios mirra, producto más propio de un entierro que de un nacimiento. Veinte siglos después, el Rey Baltasar de la democracia española es Baltasar Garzón. No es rey, ni mago, ni negro, pero tiene su razón de ser, aunque algunos prefieran que no sea, que no esté. Baltasar tiene su razón cuando afirma que la izquierda española está "adormecida", ensimismada, culpando de todo a los gobiernos conservadores, sin proponer alternativas propias identificables como tales. Aunque Baltasar tiene su razón, como decía Marx, "la razón siempre ha existido, pero no siempre de una forma razonable".

2 comentarios:

BAKUNIN dijo...

GARZÓN YA NO ESTÁ CON EL PSOE, ESTÁ CON IU, NORMAL.

Rebe dijo...

No soporto a los lapones!