Derecho a beber

lunes, 31 de diciembre de 2012

Foto: Julia Skalozub
Despedida de un año aciago, bienvenida a otro más aciago, derecho a beber. El derecho a beber no está contemplado, por tanto no es un derecho en sentido estricto, pero, con la que está cayendo, no estamos para una ley seca. Bebemos porque queremos olvidar, compartir o simplemente beber. No se trata de elevar el rango del acto, aludiendo a la libertad de opción. No bebemos libremente. La industria de la bebida hace que bebamos lo que propone la publicidad, el ambiente, la música, el envasado, la botella, el vaso, el color, la marca o el precio. Según un estudio de la Universidad de Stanford, bebemos mejor una bebida cara, aunque no sea mejor. Según un estudio de la Universidad de Bristol, bebemos más rápido de un vaso curvado porque no calculamos cuánta bebida queda dentro. Según un estudio de Food Quality and Preference Journal, bebemos mejor bebidas de colores fríos (verdes, azules), o servidas en vasos de tales colores, para saciar nuestra sed. Según un estudio de la British Liver Trust, ciertas bebidas alcohólicas están intencionadamente colocadas en los hipermercados junto a ciertas comidas para asociar el consumo de ambas. Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud, a la hora de tomar bebidas alcohólicas en mundo también se divide entre ricos y pobres: en los países desarrollados se bebe mucho, en los países latinoamericanos se bebe moderadamente, en los países asiáticos se bebe poco y en los países subsaharianos se bebe menos. La bebida proporciona placer. Los moralistas son quienes ponen límites al placer. Los de la Dirección General de Tráfico también.

4 comentarios:

Chunguito Brother dijo...

Y si beben y beben y vuelven a beber los peces en el río, ¿cómo no vais a poder beber vosotros ustedes?:


La Virgen se está peinando
entre cortina y cortina,
los cabellos son de oro
y el peine de plata fina.

Pero mira como beben
los peces en el río,
pero mira como beben
por ver a Dios nacío.
Beben y beben
y vuelven a beber,
los peces en el río
por ver a Dios nacer.

La Virgen está lavando
y tendiendo en el romero,
los angelitos cantando
y el romero floreciendo.

Pero mira como beben
los peces en el río,
pero mira como beben
por ver a Dios nacío.
Beben y beben
y vuelven a beber,
los peces en el río
por ver a Dios nacer.

La Virgen va caminando,
va caminando solita
y no lleva más compañía
que al Niño de la manita

Pero mira como beben
los peces en el río,
pero mira como beben
por ver a Dios nacío.
Beben y beben
y vuelven a beber,
los peces en el río
por ver a Dios nacer.

"San José, tenme a este Niño,
mientras enciendo la candela".
Y San José le responde:
"Quién lo parió que lo tenga".

Pero mira como beben
los peces en el río,
pero mira como beben
por ver a Dios nacío.
Beben y beben
y vuelven a beber,
los peces en el río
por ver a Dios nacer.

La Virgen está lavando,
con un poquito jabón,
se le picaron las manos,
manos de mi corazón.

Pero mira como beben
los peces en el río,
pero mira como beben
por ver a Dios nacío.
Beben y beben
y vuelven a beber,
los peces en el río
por ver a Dios nacer.

CALATRAVA dijo...

ME VOY A DESPEDIR EL AÑO EN LA BIBLIOTECA CON UNA AMIGA QUE ESTÁ COMO LA DE LA FOTO Y BEBERÉ HASTA QUE ME HAGA CASO.

estrella dijo...

La bebida es como la ropa, cada una tiene que encontrar lo que le va, lo que controla y no dejarse controlar por lo que se bebe. Mejorar una misma y no convertirse en otra.
Beber en buena compañía es un lujo, parte del proceso de seducción, el bienestar del alcohol va creando ese espacio de intimidad que deja paso a las ganas de acercarse, de tocarse y de descubrirse del todo.
Beber en mala compañía, circunstancias mandan, es imprescindible para manejar la indiferencia necesaria para sobrellevar la situación.
Beber sola puede ser altamente reconfortante pasa disfrutar de la soledad y la calma, para recordar, para descansar o para contemplar a los demás.
Beber sola para olvidar suele ser una mala opción.
bss
P.D. Propósito para el 2013: seguir eligiendo los vinos en las cenas.

BELÉN dijo...

Felipe, Don Despiste, si le sacas los libros y le pones una botella en vez de la copa fina, la de la foto es como una de nosotras, ¿sabes cuál?

TUS TRES BB + B
(BEA, BELÉN + BERTA)