Cosas de la edad

sábado, 15 de diciembre de 2012

Foto: Wee Khim
El ministro, aura de moderado, conservador como pocos, va a revisar la edad mínima para emanciparse, casarse y fornicarse. El ministro de la justicia se erige en el ministro protector de los niños y niñas. El ministro que ha puesto patas arriba a todo el gremio de la judicatura y la abogacía, con una imposición de tasas que anticipa una justicia sólo para ricos, se erige en adalid de los hijos de los padres que no podrán pagársela. Si un niño o niña se viese, Dios y el ministro de Dios no lo quieran, sometido a abusos sexuales u obligado a prostituirse, el ministro le garantiza que pondrá a su disposición, gratuitamente, abogado defensor, un derecho que regulará la Ley de Asistencia Jurídica Gratuita. Esa ley desmontará la falsa imagen de ministro recaudador con la que algunos rojos se empeñan en etiquetar a ministro tan protector y progresista. Por si fuera poco, un hijo de uno de esos padres discriminados jurídicamente podrá beneficiarse de la Ley de Jurisdicción Voluntaria, que le garantiza que el Ministerio Fiscal entrará en todo lo que afecte a su seguridad. El ministro se preocupa por los hijos más que sus propios padres. El ministro advierte que no sólo se ocupará de la puesta en marcha de medidas jurídicas, modificando el Código Civil, también se ocupará de los ámbitos laborales, sanitarios, asistenciales, educativos o culturales que tengan que ver con los menores de edad. Hay rojos que intuyen trasfondo ideológico en estas actuaciones. Son cosas de la edad. A fin de cuentas, como decía Simone de Beauvoir, "un adulto no es más que un niño inflado por la edad". ¡Ojo con el niño pijo que de adulto llega a ministro!

8 comentarios:

Rebe dijo...

Las cosas de la edad afectan a las demás.

estrella dijo...

Es interesante como una promesa de la derecha progresista, que casi caía bien entre la oposición, que mantenía cierta independencia dentro de los suyos, de repente se convierte en el brazo armado de lo más rancio del grupo. O mintió antes o miente ahora. O su pseudoprogresismo era oportunismo político o su actitud fascista de ahora es una respuesta a la presión para garantizar su carrera política. En cualquiera de los casos, queda absolutamente desprestigiado.
Que esto sirva de lección para politiquillos y personajillos que habiendo conseguido hacer creer a alguien que tenian algo que decir, ahora ya no saben parar en su carrera hacia ninguna parte.
bss
P.D. De joven yo también era miope.

Siro dijo...

Las rubias no pelan manzanas.

Felipe dijo...

La encargada a veces se pone trencitas para parecer una niñata pero parece un putón sioux.

BERTA dijo...

Felipe, Gallardín de Gallarduelas, confiesa que a ti Gallardón te pone... esas cejas pobladas... esa mirada miope... ese culito de derechas... ese ser y no ser... ese o ese otro...

Gallardín es a Gallardón lo que mariquín es a...


TUS TRES BBB
(BEA, BELÉN & BERTA)

FUNCIO dijo...

PEDIRÍALLE AO SEÑOR MENISTRO QUE ALONGUE A IDADE PARA ENTRAR A TRABALLAR ATA OS 40 POLO MENOS E A DE XUBILACIÓN ATA OS 75, PARA TER TRABALLADORES MÁIS ADULTOS E RESPONSABEIS.

Nario dijo...

Funcio, ¿te acuerdas que jóvenes entramos en la Xunta por nuestros propios méritos eh eh eh?

Belén dijo...

Felipe, Efebo Atemporal, para ti la edad no importa, para nosotras tampoco, aunque a alguna se le nota más que a otras el paso del tiempo debido a la vida de lagarta que lleva.


Tus tres BB + B
(Bea, Belén + Berta)