Leer etiquetas

jueves, 1 de noviembre de 2012

Leer libros está bien, pero lo importante es leer etiquetas. Según los informes del Gremio de Editores sobre hábitos de lectura, nueve de cada diez españoles, sin incluir a los niños, leen cualquier tipo de material y en cualquier formato. Seis de cada diez leen algún libro en su tiempo de ocio; más las mujeres que los hombres. Cinco de cada diez leen a diario algo en soporte digital; más los hombres que las mujeres. Los madrileños, vascos, riojanos, cántabros y catalanes son los que más leen; los gallegos, castellanos, extremeños, asturianos y andaluces son los que menos leen. Siete de cada diez que leen libros leen novelas o cuentos. Las novelas y cuentos están bien, pero lo importante es leer etiquetas. Según una investigación conjunta del Instituto de Economía Agrícola de Noruega y las universidades de Tennessee (USA), Arkansas (USA) y Santiago de Compostela (España), publicada en la revista Agricultural Economics,  los que leen las etiquetas de los productos alimenticios engordan menos, por lo que gozan de mejor salud. Las mujeres leen más etiquetas que los hombres. Ocho de cada diez mujeres lo hacen, mientras que sólo seis de cada diez hombres lo hacen. Además, las mujeres estudian la información nutricional de las etiquetas, mientras los hombres le echan un vistazo en diagonal. Por eso, las mujeres que leen las etiquetas tienen un índice de masa corporal de un punto y medio menos que las que no las leen, mientras que en el caso de los hombres las diferencias entre los que las leen y los que no las leen, unas décimas, son imperceptibles. La ciencia avanza que es una barbaridad. Sería bueno investigar cuántas de las mujeres que se declaran lectoras habituales sólo leen el Hola o el Cuore y cuántos de los hombres que se declaran lectores habituales sólo leen el Marca o el As. Sería bueno investigar cómo repercute ese acto cotidiano en su masa corporal y cerebral. Hay que leer etiquetas, porque, como decía Mao, "leer demasiados libros es peligroso".

2 comentarios:

AURELIO dijo...

LECTOR DEL MARCA BUSCA LECTORA DEL CUORE PARA ESTABLECER RELACIÓN SERIA.

Roberto R Bravo dijo...

Leer libros siempre es peligroso. Por eso el gobierno recorta el presupuesto a la educación y la cultura. Leer algunas etiquetas también es peligroso. Por eso el gobierno recorta el presupuesto a la sanidad (así leemos menos etiquetas de medicinas), y quiere restringir los usos de internet, para que no leamos las etiquetas (tweeter, sms...), que convocan a manifestarse.