Godos y gordos

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Foto: Pascal Renoux
España es país de godos y gordos. Los godos, ya fuesen ostrogodos o visigodos, eran unos gordos bárbaros con barba. En el modelo educativo de la España una, grande y libre, que algún ministro de educación actual echa de menos, obligaban a los alumnos, entonces delgados, a memorizar la lista de los reyes godos, llena de nombres acabados en –ico (Ariarico, Aorico, Geberico, Atanarico, Alarico, Sigerico, Teodorico, Eurico...), en –ildo (Atanagildo, Leovigildo...), en –vinto (Chindasvinto, Recesvinto...) y otros más originales (Fritigerno, Ataúlfo, Turismundo, Gundemaro, Sisenando, Wamba...). Ahora preocupa, no tanto el número de niños bárbaros, godos, como el de niños gordos. Preocupa el exceso de gordura, eufemísticamente denominado obesidad, sobre todo entre la cohorte infantil y juvenil. Como casi la mitad de los niños españoles son gordos y más de la mitad de los padres españoles no comprenden al ministro de Educación, con sus propuestas de retorno a la Formación del Espíritu Nacional, la ministra de Sanidad le echa un cabo, proponiendo el retorno de las clases de Gimnasia. La idea de la ministra consiste en implantar una hora diaria de gimnasia, ejercicio físico o deporte en todos los colegios, aumentando las dos o tres horas que ya tienen en el horario escolar. ¿Cómo? Implantándola. No es cuestión de salud, ni de educación, es cuestión de economía. El doctor Valentín Fuster, director Cardiovascular del Hospital Mount Sinaí (New York, USA), ha puesto el dedo en la barriga, al señalar que la obesidad "es una epidemia cara, que no estamos previniendo, cuyos costes comienzan a ser inasumibles". Por otra parte, recuerda el prestigioso doctor, que "el problema de España es que no es un país motivado, ni sabe motivar a la gente joven". No sólo a los jóvenes. Como casi la mitad de los adultos españoles también son gordos y más de la mitad prefieren el deporte televisado al practicado, convendría promover, desde el ministerio de Sanidad, una campaña de implantación de una hora diaria de sexo familiar entre adultos, repartida, por prescripción médica, entre desayuno, comida y cena. Tendría que pasar el filtro previo del ministerio de la Moral, que prevalece sobre los ministerios de Sanidad y Educación.

7 comentarios:

BAKUNIN dijo...

¿JUAN CARLOS ES UN REY GORDO O GODO?

NECESITAMOS AL REY, GORDO O GODO, PARA EL MENSAJE DE NAVIDAD, QUE ES SU PRINCIPAL FUNCIÓN.

LE DESEO A SU MAJESTAD UNA BUENA RECUPERACIÓN DE SU CADERA Y A LOS ELEFANTES DE BOSTWANA UNA BUENA RECUPERACIÓN DA LA SABANA.

Winston dijo...

You know, rojillo, that I'm a supporter of Wamba. Wamba was, according to one tradition, born in Egitânia, a modest village surrounded by Roman walls that is today called Idanha-a-Velha, located to the northeast of Castelo Branco in Portugal. A Spanish tradition has him born in Galicia in the parish of Santa María de Dozón, in an old house with a shield. Manuel de Sousa da Silva, a seventeenth-century Portuguese genealogist, in his work Nobiliário das Gerações de Entre-Douro-e-Minho, refers this possibility, adding that he was of the lineage of the Gothic kings, but so poor that he was a farmer. Modern genealogists make him a son of Tulga, a possibility sustained by the fact of his being a humble man of royal descent, since his father was deposed at a young age and when his own sons were still infants. I ussually wear wambas.

Siro dijo...

¿Sexo por siesta?

estrella dijo...

Ni reyes godos, ni tabla periódica, ni tiempos verbales, ni casi tablas de multiplicar. Hoy ya casi nada se aprende de memoria, ni gimnasia miental ni gimnasia física. El paso de la memorización al aprendizaje significativo y de la gimnasia a la Educación Física, algunos no lo han dado y ya estamos de vuelta.
Una duda que me preocupa, una hora de sexo diaria, repartida en tres partes, me da veinte minutos de sexo, tres veces. Igual solo me pasa a mi, pero me gusta invertir algo más de tiempo y no dejarme nada en el tintero. Propongo dedicar la hora entera en diferentes momentos del dia. Al despertar por la mañana, ese momento en que aún no se está despierta del todo y se consigue el continuum entre sueño y orgasmo real. A mediodia, después de una comida agradable y ligera, con una conversación divertida y algo de vino tinto, empezar reposando y llegar a relajarse del todo. Por la noche, con la sensación de colofón al dia, cuando llegas a la cama a desconectar y te encuentras allí las ganas esperándote.
bss
P.D. Se puede alternar los momentos, incluso se puede, excepcionalmente, repetir en dos momentos del dia, pero siempre sin cortes externos.

Felipe dijo...

Mi jefe es tres veces más gordo que Chindasvinto y a la encargada le llama Atanagilda en la intimidad del despacho.

Funcio dijo...

Importante tema este, ao que estóulle a adicar tempo e tempo das miñas xornadas laborais porque constitúe unha das cuestións que máis preocupa aos meus xefes xa que se trata dunha das cousas que máis preocupa aos galegos e galegas, ás xentes do país este noso que o é. Refírome, coma non, ao asunto dos reises godos.

Nario dijo...

Funcio, ¿tú piensas que el colesterol forma parte del ADN de los gallegos?