Vía intravenosa

martes, 23 de octubre de 2012

Brasil, fútbol, samba, mulatas, café. Crisis, menos formación, menos sanidad, enfermera, café. Una enfermera en prácticas en un hospital de Río de Janeiro inyectó café en vena a una anciana enferma; el café se fue directo al pulmón y al corazón; la anciana falleció por el error. La enfermera mal formada llama al error confusión: "Como estaba todo junto, cualquiera se confunde". El liberal abogado de la joven enfermera dirá que ella sabía que no debía administrar café por vía intravenosa, pero no sabía diferenciar el café del medicamento, aunque ella ya ha reconocido en un show televisivo, para disgusto del letrado, que simplemente "inyectó el café por el sitio equivocado". Hace unos días otra anciana enferma internada en otro hospital de Río de Janeiro falleció porque le fue inyectada sopa por vía intravenosa. Brasil, fútbol, samba, mulatas, café. Cosas de país emergente, pero del Tercer Mundo. En el Primer Mundo los Estados son estados de bienestar, de tanto bienestar que recortar en formación profesional y atención sanitaria no tiene importancia. El liberalismo por vía intravenosa es perjudicial para la salud.

4 comentarios:

Felipe dijo...

La encargada prefiere su dosis por vía oral cada mañana en el despacho del jefe.

Funcio dijo...

Todos os funcionarios/as da Xunta/o temos a tensión 12-8 grazas á estabilidade sanguínea que nos da o resultado das Eleccións Autonómicas do pasado domingo. Xa están esquencidos os desequlibrios de tensión das semanas previas. Tudo bem.

Nario dijo...

Funcio, ¿qué tranquilidad, verdad?

estrella dijo...

La medicación por via intravenosa está recomendada en los casos de urgencia, cuando el efecto tiene que ser inmediato y contundente. Hay que sopesar los inconvenientes.
La via intramuscular permite la absorción de forma más lenta, a través de los vasos que irrigan la musculatura y permitiendo el reparto más equilibrado por el organismo. Indicada cuando se necesita un cambio profundo, global y sn efectos secundarios perniciosos. Necesita paciencia y claridad. de acción.
Aún existe la vía subcutánea, donde la medicación se inyecta bajo la dermis y el reparto se realiza a través de los capilares, muy lenta, eficaz pero cobarde, puede diluirse la medicación antes de obtener resultados visibles.
Y queda la posibilidad de la via intradérmica, para soluciones locales, inútil casi siempre, no compensa el pichazo, póngase una crema.
En fin, que de nada sirve elegir la via si no tenemos diagnóstico, si no sabemos el origen de la enfermedad, si no estamos dispuestos a asumir el dolor del pinchazo y ni siquiera tenemos voluntarios preparados para pincharnos.
P.D. en nustros hospitales donde la comida, el café o las sábanas no se consideran asistencia sanitaria ya no habrá posibilidad de errores como los de Brasil.