Love Revolution

martes, 16 de octubre de 2012


Cada movimiento revolucionario actual necesita una fecha (15M, 25S). Cada movimiento revolucionario histórico necesitaba una heroína, una Libertad guiando al pueblo, también con pechos al aire como la de Delacroix. Fundiendo actualidad e historia, surge la Love Revolution, encabezada por Jill Love; mejor dicho, descocada más que encabezada. Los indignados del último septiembre ya tienen su musa de la indignación. La musa, norteamericana de residencia además de catalana de nacimiento, guionista youtubera y facebookera además de activista, modelo, performancera y actriz, muestra bien sus dones y cuenta bien sus experiencias: "Quería vivir la manifestación en primera persona, sentirla desde dentro; me fui sola; en pocos instantes me sentí parte de un todo, una voz única ante la barbarie política; la policía antidisturbios empezó a cargar; yo estaba allí cuando comenzaron a dar porrazos, a empujarnos de mala manera; me sentí atrapada en una marea humana, empujada por ambos lados; en ese momento sentí el impulso de hacer algo que calmara la situación; me quité la ropa y me la até a la cintura; me acerqué al cordón policial y me arrodillé; recé a Isis; pensé que quitándome la ropa llamaría más la atención con mi acto; quise aportar paz y calma; llevaba un colgante en mi cuello y sabía que estaba protegida; me concentré en aportar paz y amor; abrí mis ojos y estaba rodeada de fotógrafos". Fue un impulso, no un plan; fue un posicionamiento, no un posado. El posado lo hizo unos días después la musa para la revista Interviú, no tanto para cobrar unos euros, que también, como para difundir la Love Revolution, contra el nuevo orden mundial, contra la esclavitud, contra la despopularización del planeta, contra la globalización homogeneizadora, contra las pocas familias de Illuminatis que controlan la economía, contra las conciencias adormecidas, contra los sociópatas vendidos, contra los dioses masculinos... Una oración a la diosa frente a un mundo endiosado. Una postura fetal frente a un mundo fatal. Toda revolución que se precie necesita una heroína. Toda heroína que se precie necesita un marketing. ¿Todo marketing necesita un dios o una diosa?

5 comentarios:

Rebe dijo...

Soy más revolucionaria del Hola que del Interviú.

Winston dijo...

You know, rojillo, that the Trotskyist movement advocates political revolution as opposed to capitalist counter-revolution in the countries with deformed workers states. Such political revolutions are envisioned to overthrow undemocratic governments of bureaucratic privilege, replacing them with governments based on workers' democracy while maintaining state owned property relations.While the Trotskyist movement does not recognize any political revolution to have occurred against the deformed workers states, it saw a strong possibility for that potential in the Hungarian Revolution of 1956 and the Czechoslovakian Prague Spring of 1968, both crushed by Soviet invasion. Another uprising seen to have the possibility of sweeping in political revolution was the Tiananmen Square protests of 1989, crushed by the Communist Party of China. While there is general agreement among Trotskyists on these questions regarding Hungary, Czechoslovakia, and China, there is disagreement on questions regarding capitalist counter-revolution. Some Trotskyist groups cheered the fall of the Stalinist governments of the Soviet Union and Eastern Europe, even under the leadership of pro-capitalist forces. Arguments put forward by some of these groups included the idea that the mobilizations and political space created by smashing the Stalinist bureaucracy could bring about the ability of the working class to carry out the political revolution as a step towards creating a truly democratic and egalitarian socialist society. I love the Love Revolution cause I love Jill Love.

Felipe dijo...

La encargada se arrodilla todos los días ante mi jefe el faraón para tragarse el néctar de los dioses.

FUNCIO dijo...

Soñéi que tódalas funcionarias se poñían así, en pelotas e tumbadas, polos accesos a San Caetano. No soño miraba eu ás funcionarias pepeiras e elas me chiscaban un ollo.

PERO SOIO FOI UN SOÑO
E EU NON ESTABA ALÍ.
PERO SOIO FOI UN SOÑO
E EU NON ESTABA ALÍ.
PERO SOIO FOI UN SOÑO
E EU NON ESTABA ALÍ.
PERO SOIO FOI UN SOÑO
E EU NON ESTABA ALÍ.

Nario dijo...

Funcio, ¿sueñas mientras trabajas?