La españolización y el régimen polisinodial

miércoles, 10 de octubre de 2012

El bien educado ministro de Educación español, de apellido poco español (Wert), está empeñado en españolizar a los españoles catalanes. En el Parlamento advierte sobre el interés españolizador o españolizante del gobierno conservador de España, informando que "nuestro interés es españolizar a los alumnos catalanes para que se sientan tan orgullosos de ser españoles como de ser catalanes y para que tengan capacidad de una vivencia equilibrada de esas dos identidades, porque las dos les enriquecen". Cuidado con el orgullo, señor ministro. Decía Oscar Wilde que "lo único capaz de consolar a un hombre por las estupideces que hace es el orgullo que le proporciona hacerlas". Sería mejor que advirtiese a los catalanes de que el español es el mayor legado del Imperio, ya que de Arizona a Tierra de Fuego, de Filipinas a Guinea Ecuatorial, 500 millones de españolizados lo usan como primera o segunda lengua materna y otros 50 millones de estudiantes lo estudian voluntariamente en 100 países. Sería mejor que advirtiese a los catalanes, comerciantes natos, de que son 550 millones de clientes potenciales con los que se entenderían mejor si se comunicasen en español. Sería mejor que advirtiese a los catalanes de que el español es la segunda lengua más hablada del mundo, sin decirles que la primera es el chino mandarín, para no darles argumentos que les lleven a proponer en los colegios el mandarín antes que el español. Sería mejor que advirtiese a los catalanes de que son muchas las organizaciones político-mercantiles que tienen el español como lengua oficial (MERCOSUR, UNASUR, ALCA, CAN, OEA, UE, ONU...). Sería mejor que advirtiese a los catalanes de que deben repasar la historia de aquel primer imperio de la globalización, el Imperio Español, que, a diferencia de los imperios romano o carolingio, tenía posesiones en los cinco continentes. Si después de sus advertencias en clase magistral, los catalanes, como alumnos resabidillos, se empeñan en hacer preguntas sobre si tales posesiones pertenecían a la monarquía o a la nación, o incluso se atreven a preguntar por qué ellos mismos no pueden ser una nación, no se contenga, ministro Wert, y adviértales, de una vez por todas, que los conservadores españoles lo que quieren es una vuelta al régimen polisinodial que tan buenos resultados dio entonces. No hace falta tanta cámara autonómica y tanto parlamento nacional. Si hay una disputa lingüístico-educativa, basta con la elevación de consulta al monarca, para que resuelva según su docto parecer. Sobran instituciones políticas, basta con recuperar órganos de asesoramiento al monarca, como el Consejo de Estado, el Consejo de Guerra y el Consejo de la Inquisición.

6 comentarios:

fco. javier dijo...

No he podido dejar de incluir una referencia en:
http://fragmentsdevida.wordpress.com/2012/10/10/del-mal-gobierno-que-el-pueblo-no-merece-i-ministro-de-espanolizacion/
Por otra parte, felicidades por el blog en general. Lo miraré con calma. De momento lo he incluñido como referencia en http://blocdejavier.wordpress.com/
ya necesitaba desde hace tiempo añadir alguna referencia política con cierto rigor y la tuya me lo ha parecido.

Felipe dijo...

Mi jefe le canta a la encargada mientras está en la faena diaria:

¡LA ESPAÑOLA
CUANDO MAMAAAA
ES QUE MAMA
DE VERDAAAAD!

Roberto R Bravo dijo...

Excelente entrada, Pedro. Una de las mejores que recuerdo. Cualquier cosa que añada se desmerecería, pero no puedo evitar resaltar la soberbia estupidez del ministro.

Bea dijo...

Felipe, Felipe Tomás, torero sin miedo en el ruedo, dice la Berta que ella habla catalán en la intimidad pero de hecho es políglota, o sea usa la lengua para muchas cosas y de muchas maneras.

Hoy está apurada con mucho trabajo pero nos ha pedido que te traslademos una frase textual suya: "Decidle a mi torero Felipe Tomás que le haré pasar las mejores corridas".

Nosotras dos sabemos que tu sensibilidad sufre con esta sinceridad basta de la Berta, así que, si quieres, llámanos a las dos y podremos practicar idiomas de otra manera o, si lo prefieres, podemos ver películas españolas.

Tus tres BB + B
(Belén, Bea + Berta)

CALATRAVA dijo...

El régimen sinodial es el que te dan los fisioterapeutas cuando tienes líquido en las rodillas, tanto en Cataluña como en el resto de España.

estrella dijo...

No puedo estar más de acuerdo con Oscar Wilde, y aunque estoy segura que él se refería al hombre como especie, no puedo dejar de sonreir con comprensión cuando esos hombres conducen como si les fuera la vida para dejar atrás otro coche, o como se matan por pagar en una barra para quedar mejor que un compañero de trabajo, o como son capaces de estar dos horas manipulando un artefacto elctrónico por negarse a leer las instrucciones,.... en fin, orgullo y estupidez que van de la mano.
En cuanto a la españolización de los desepañolizados, el españolizador que los españolice, buen españolizador será.
bss