Hablad de sexo

domingo, 7 de octubre de 2012


Dejad que las niñas se acerquen y hablen de sexo. Dejad que sean las niñas las que hablen de sexo, no las adolescentes. Dejad de ser colegas de vuestras hijas, sed padres. Dejad de asustar a vuestras hijas con el embarazo o la venérea, habladles del placer responsable. Dejad los tabúes en el armario, sentaos a hablar de sexo en la mesa. Los profesionales lo tienen claro, los padres no, los hijos tampoco. Francisca Molero, vicepresidenta de la Federación Española de Asociaciones de Sexología, advierte que "todavía se sigue focalizando la información en la época de la adolescencia, pese a tratarse del peor momento, porque es cuando los hijos están más distantes; existe una práctica muy extendida, que es la de asustar a los chicos; claro que hay que hablar de riesgos, pero no es bueno centrarse sólo en eso, porque se puede producir el efecto contrario, que los chavales directamente no hagan caso". Emilio López Bastos, de la Sociedad Gallega de Sexología advierte que "hay que escoger muy bien el momento y el lugar, hay que cuidar la actitud con que se habla; si se les habla desde arriba, como la voz de la experiencia, se cierran en banda; hay que poner unos límites sobre de qué conviene hablar, los padres no deben preguntar sobre experiencias sexuales concretas". Hablad de sexo con confianza para generar confianza, sólo así las niñas se acercarán cuando tengan dudas o problemas. Hablad de sexo con las niñas a partir de simples noticias en los medios de comunicación sobre identidades sexuales, métodos anticonceptivos, conductas sanas, prácticas insanas, etcétera. Hablad de sexo con las niñas a partir de simples comentarios de películas sobre amores juveniles, parejas jóvenes, parejas desiguales, pasiones históricas, etcétera. Hablad de sexo con las niñas de modo natural, casual, cotidiano, no como una obligación, menos como una lección y nunca como una indagación en su intimidad. Hablad de sexo con las niñas para que tengan más y mejor información, para que decidan con más y mejor criterio sobre su orientación sexual, para que disfruten más y mejor del sexo. Leed con vuestras hijas El principito, pero recordadles que Saint-Exupéry decía que "al primer amor se le quiere más, a los otros se les quiere mejor".

12 comentarios:

CALATRAVA dijo...

YO INTENTO HABLAR DE SEXO CON LAS DE 18 A 25 AÑOS Y NI PUTO CASO QUE ME HACEN.

NINGUNA QUIERE VER CONMIGO UNA PELÍCULA O UN TELEDIARIO PARA COMENTAR LAS COSAS SEXUALES.

DEBIDO A ESA MARGINACIÓN A QUE ME SOMETEN ME HE HECHO ONANISTA

ADEMÁS SOY DEL ATLÉTICO DE MADRID, UNA MANERA DE VIVIR.

Lulú dijo...

Se agradece la buena intención pero las mujeres tenemos que informarnos con otras mujeres, los padres tienen casi todos una concepción machista de las relaciones sexuales y nunca un padre orientará a su hija hacia una relación lésbica por ejemplo.
El lesbianismo que nos hace libres y nos da felicidad del placer sexual lleno de sensibilidad no entra en la cabeza de unos hombres que se creen el ombligo del mundo y los que proporcionan placer a unas pobres infelices que sin ellos no son nada.
Ellos se creen que son los que proporcionan los orgasmos, los que excitan por su virilidad, los capaces de dar gusto a una gran cantidad de supuestas frígidas.
Ellos son los que después de dar consejos y clases sobre sexo se buscan a una prostituta para que les enseñe.

¡CHICAS BUSCAD A OTRAS CHICAS PARA HABLAR DE SEXO!

estrella dijo...

Hay dos formas de hablar de sexo, como mínimo. Una de ella, abolutamente informativa, a la que se refiere el informe, a cargo de familia y escuela, imprescindible.
Otra, en la que se comenta y comparte con amigos, amigas o amantes, nuestra experiencias, dudas o novedades, con libertad y naturalidad. (Contarle a una buena amiga algunas cosas, no tiene precio).
Y, desde luego, hablar durante el sexo, es una forma estupenda de mejorar la comunicación, que, al fin y al cabo, es de lo que se trata, el sexo es comunicación.
bss.
P.D. siempre habrá bocazas que hablarán de más, de sexo, sobre sexo y en el sexo.

Felipe dijo...

La encargada no puede hablar de sexo porque tiene la boca llena y le ha dicho el jefe que es de mala educación.

BERTA dijo...

Felipe, Príncipe del Verbo Florido, nos encantaría hablar de sexo contigo a las tres juntas después de tener sexo contigo las tres juntas. Haríamos un debate intenso, si te quedasen fuerzas.


TUS TRES BBB
(BEA, BELÉN & BERTA)

Funcio dijo...

Nunca falamos de sexo durante a xornada laboral. Falamos dos nacionalismos irredentos, dos bipartitos fraudulentos, dos esquerdismos noxentos e dos gobernos responsabeis.

Nario dijo...

Funcio, no entiendo a los otros.

Felipe dijo...

A la encargada le da vergüenza hablar de sexo, a la señora de la limpieza le encanta contarnos las aventuras sexuales del despacho del jefe.

Bea dijo...

Felipe, Lorito del Magnolio, para la Berta hablar de sexo es lo mismo que sexo oral.
Ya sabes que es un poco basta pero hay que reconocerle que la experiencia es un grado y que de eso sabe un rato largo (a veces largo y a veces corto).

Tus tres BB + B
(Belén, Bea + Berta)

Siro dijo...

La edad del pavo... de acción de gracias.

Funcio dijo...

¡ROJILLO, LEVAMOS TRES DÍA FALANDO DE SEXO, A VER SE PRODUCIMOS MÁIS!

Vai ser que estou na semana de reflexión e dispoño de tempo para reflexións blogueiras.

Nario dijo...

Funcio, aquí se piensa, no se reflexiona. Ya se sabe a quien hay que votar. Lo dice mi madre.