Las tetas de la duquesa

sábado, 15 de septiembre de 2012

Las tetas de la duquesa al sol, ¡qué escándalo! La monarquía británica sufre un nuevo ataque desde la república francesa. La revista francesa Closer publica unas fotos de la duquesa de Cambridge tomando el sol en topless. Kate Middleton, la propietaria de las tetas, se quitó la parte de arriba del bikini y se tumbó sobre una hamaca en un balcón de un hotel de caza del siglo XIX que un hijo de la princesa Margarita posee en el sur de Francia, sin percatarse de que un paparazzi captaba la instantánea. El ataque a la privacidad y la lucha por la libertad, ¡es la guerra! El ataque a la privacidad de la familia real británica y la lucha por la libertad de prensa, ¡las guerras del siglo XXI! La cosa viene de atrás, desde que el duque francés Guillermo de Normandía, para unos Guillermo el Conquistador, para otros Guillermo el Bastardo, se adueñara de la isla británica y se hiciera rey de una gran nación, exigiendo un tratamiento acorde a su rango real, sin que los reyes franceses se diesen por aludidos, considerando a los normandos simples súbditos. Dicho de otro modo, la polémica sobre las tetas de la duquesa no permite poner fin a la Guerra de los Cien años. No obstante, el debate no se centra sólo en si debe prevalecer la privacidad real o la libertad de prensa, hay más dudas: ¿Las tetas de la duquesa son propiedad suya o de la monarquía británica?, ¿El topless de Kate Middleton, duquesa de Cambridge, es comparable al de Sarah Ferguson, duquesa de York? Es del todo injusto que los franceses ataquen a la duquesa, quien simplemente pasaba unas vacaciones cortas en el Chateau d'Autet, cerca de Aix-en-Provence, en la región de Luberon, entre campiñas de viñedos y lavandas, donde los ricos europeos suelen acudir para descansar de los rigores de la crisis. Los franceses debieran ser anfitriones, pero les pierde el chauvinismo y el recuerdo de la afrenta normanda. Hay que poner distancia. En las Islas Bermudas, Islas Caimán o Islas Vírgenes, colonias británicas del Caribe, apenas preocupan las tetas de la duquesa, ni siquiera las tetas de cualquiera; preocupan el cambio en las condiciones climáticas y el cambio en las condiciones fiscales. En las colonias africanas la visibilidad de las tetas nativas nunca fue un problema, no existe el concepto de topless. La monarquía británica puede estar tranquila.

1 comentarios:

CALATRAVA dijo...

¡FRUSTRADO!

¡POR EL TÍTULO, ESPERABA QUE HABLASE DE LAS TETAS DE LA DUQUESA DE ALBA!