La decadencia de la clase media

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Foto: Helmut Newton
Aznar, ex presidente de gobierno, presidente de una fundación para propaganda neoconservadora, en un campus con auditorio afín, avisa sobre la decadencia de la clase media, "una tragedia", según el ideólogo, pues "la clase media es la columna vertebral de la sociedad, la que la sostiene y cohesiona, la que le da fortaleza y estabilidad; cuanto más amplia y pujante sea, más fuerte y próspero será un país o una región; lo primero que tiene que hacer Europa para salir de la crisis es frenar la destrucción de la clase media". Para ello, "hay que mantener la estabilidad fiscal, con una política de gasto público seria y responsable; ahondar en las reformas estructurales, para hacer que la economía sea flexible y competitiva; avanzar en la liberalización y apertura comercial, para generar nuevos socios y nuevas oportunidades; intentar forjar una clase media amplia, fuerte y sólida". La arenga oculta una cuestión básica: ¿qué es la clase media para Aznar?, ¿la burguesía?, ¿la pequeña burguesía?, ¿la gran burguesía?, ¿la baja burguesía?, ¿la alta burguesía? Si se refiere el demagogo Aznar a la pequeña burguesía, no va descaminado al vaticinar su ocaso como clase. No va descaminado, pero no es original. Un tal Marx, que sí identificaba a la pequeña burguesía con la clase media, ya había avisado de que se trataba de una clase con fecha de caducidad dentro del sistema capitalista, una clase reaccionaria, defensora a ultranza de la propiedad privada de los medios de producción y partidaria de los viejos métodos de control social de los mercados, lo cual la contrapone a la gran burguesía, partidaria de la liberalización absoluta, para su control absoluto. Ahora bien, la pequeña burguesía no se enfrenta a la gran burguesía, aspira a ser gran burguesía; unos tienen éxito y lo consiguen, gracias a la concentración del capital; otros fracasan y se proletarizan. Esa proletarización supone un anticipo de la decadencia de la clase media. Sin embargo, unos dirán que la clase media ha persistido; otros dirán que se ha diversificado con la incorporación de profesionales terciarios de alta cualificación; unos dirán que el proletariado es el que ha disminuido porque la "aristocracia obrera" ha sido absorbida por la clase media; otros dirán que la clase media ha aumentado al fagocitar a toda la clase trabajadora... Entretanto, la crisis continúa agrandando la brecha entre ricos y pobres. Eso a Aznar no le preocupa. Aznar, con terminología falangista, reivindica "la necesidad de forjar una nueva clase media". Marx, con terminología marxista, advierte que "el poder ejecutivo del estado moderno no es otra cosa que un comité de administración de los negocios de la burguesía". No está de moda citar a Marx.

5 comentarios:

estrella dijo...

La decadencia frívola es una filosofía de vida, difícil de seguir, pero infalible para sobrevivir. Esa actitud lánguida, en la que nada me afecta ni me desestabiliza, fantástico!
En cuanto a la clase media, no existe, es una invento del capitalismo, "trabaja como obrero y consume y compórtate como un burgués", y asi, manipulado y desmovilizado el proletariado, la burguesía solo tiene que preocuparse de seguir ganando.
Qué intensidad tan impropia!

Simon Ygarfunkel dijo...

Cuando las mujeres de clases medias compran medias de clases altas ya no se consideran mujeres de clases medias sino de clases altas.

Es lo que se llama en Sociología de kiosko el "efecto rejilla".

Siro dijo...

Un desclasado es un tipo sin clase, a menudo de clase media.

Felipe dijo...

La encargada es de clase media baja, baja todos los días al pilón del jefe, casi es de clase media rastrera.

Belén dijo...

Felipe, Aristócrata del Arrabal, como bien sabes nosotras tres somos de clase media en cuanto a salarios pero de clase alta precisamente en cuanto a clase...

Uuuuuuyyyyy... ¿Dije las tres?... Bueno... dos.

Tus tres BB + B
(Bea, Belén + Berta)