Juezas con temporizador

viernes, 21 de septiembre de 2012

Las juezas están bien vistas. Que haya cada vez más juezas entre los jueces está bien visto por las feministas y por todos los que creen en la igualdad de oportunidades profesionales, al margen del sexo de cada quien. Que haya juezas con temporizador está bien visto por los que controlan el poder judicial y mejor visto por los que controlan el poder político. Pasó la época en que el temporizador y la mujer eran artilugios domésticos. Ahora hasta hay mujeres juezas, mujeres públicas, algunas de las cuales se han llevado el temporizador a los juzgados. ¿Qué es un temporizador? ¿Qué es una jueza? ¿Qué es una jueza con temporizador? Un temporizador es un dispositivo electrónico programable que, cuando conviene, hace saltar una alarma. El temporizador doméstico, denominado domésticamente minutero, servía para programar el horno, la calefacción, el calentador, la lavadora, la secadora y otros electrodomésticos, bien conocidos por las mujeres que no eran juezas. Una jueza no es jurídicamente una persona, es un órgano jurisdiccional que administra justicia. La jueza es una funcionaria de ese órgano, que forma parte del poder judicial, pero a la que debieran caracterizar su autonomía e independencia a la hora de prestar un servicio público a los ciudadanos. En el sistema jurídico español la jueza, poder judicial, está sometida a la ley, poder legislativo. No obstante, la jueza no está sólo para cumplir la función mecánica de aplicar la ley; tiene la capacidad de interpretarla y tiene, además, la capacidad de controlar a los otros poderes del Estado, siempre que la jueza no se convierta en parte del poder político. Creación de una jueza a medida: búsquese una adolescente estudiosa de una familia de derechas; anímese a la joven a estudiar Derecho (mejor en una universidad privada de prestigio o, en su defecto, en una universidad pública con catedráticos afines ideológicamente); apóyese a la licenciada en la preparación de unas duras oposiciones a la judicatura; manténgase económicamente a la opositora el tiempo que sea preciso; celébrese con la nueva jueza el éxito en la consecución de su primer objetivo; asóciese a la jueza a una asociación de jueces lo más reaccionaria posible; destínese a la jueza novata a un puesto adecuado para su rodaje; destínese, unos años después, a la jueza rodada a un puesto donde pueda ser útil políticamente; aplíquese a la jueza un temporizador político de los que hacen saltar la conveniente alarma social; diséñese una campaña mediática sobre la capacidad y rigor profesional de la jueza; prémiese a la jueza con un puesto dorado en el Consejo General del Poder Judicial; celébrese con la jueza el éxito en la consecución de su segundo objetivo; bríndese por los logros políticos conseguidos gracias a la jueza; bríndese por la ingenuidad de los ciudadanos que creen en la justicia de la jueza. La propia jueza, preprogramada y premiada, acabará creyendo que imparte justicia, porque considera justicia una injusticia cometida a favor de los suyos. Ya decía Cicerón que "nada hay más injusto que buscar premio en la justicia".

5 comentarios:

CALATRAVA dijo...

¿CÓMO SE DICE SEÑORÍA O SEÑORITA?

Riazor Blues dijo...

Yo lo de las árbitras no lo acabo de ver. Los árbitros ya son malos de cojones pero ellas no son mejores.

Podrían valer para el fútbol femenino pero el fútbol femenino no es fútbol.

¡FORZA DÉPOR, OÉ!

estrella dijo...

Yo intento controlar mi programador para tener siempre la reacción adecuada, pero los programadores necesitan una fuente externa de energía, y claro, con los vaivenes del trabajo, con los ciclos menstruales y con los demás implicados en la cadena acción-reacción-repercusión, es que no hay manera, fundido siempre!
Hay veces que suena la alarma y hay que hacer como que no se oye y otras veces, la fuente externa, elevada de tensión, hace saltar el temporizador por los aires y se (me) desata todo.
bss

Legu Leyo dijo...

A ver si entiendo la foto:

1. La Justicia es ciega
2. La Justicia es lenta
3. La Justicia es buena
4. La Justicia está buena
5. La Justicia te la clava

Siro dijo...

Y las nueces pasaron a llamarse nuezas.