La idiotez diaria

lunes, 13 de agosto de 2012

Dice Lady Gaga que hay días en los que odia tanto la realidad que prefiere una dosis de idiotez. Por ejemplo: "le encanta sentirse un poco irresponsable y actuar como si tuviera diecinueve años, ser un espíritu libre y seguir encontrando tiempo para practicar sexo en la playa por la noche cuando nadie la ve". Entre la idiotez supina y la recomendación saludable, es cuestión de coherencia y herencia. Criada en una familia muy católica, confiesa que "es muy tradicional en lo relativo a la familia; es en verdad una chica de familia; es muy anticuada en cuanto al amor y a la lealtad". Es la misma que reconoce su bisexualidad en la Revista Rolling Stone; la misma que nota que "el hecho de que esté con mujeres intimida a sus novios, los hace sentir incómodos". Es la misma que cree que su tía Joanne, muerta a los diecinueve años, doce años antes de que ella naciera, en una fecha que lleva tatuada, sobrevive en su interior; la misma que "cree en verdad que tiene dos corazones; cree en verdad que lleva dos almas en su cuerpo y que está viviendo lo que quedaba de la vida de su tía, que murió virgen, sin haber vivido todas esas cosas que viven los demás". Menos mal que sus padres católicos, además de hacerle escuchar oraciones y oraciones, le hacían escuchar a Bruce Springsteen, Pink Floyd o Led Zeppelin. Ya decía Fray Luis de Granada que "la infancia es ignorante, la mocedad ligera de cascos, la juventud temeraria y la vejez malhumorada". Afortunadamente hay viejos con buen humor a los que no les importa que Lady Gaga haga el amor en la playa por las noches sin que nadie la vea... o que incluso les gustaría verla. Es duro volver a la realidad, pues ya se sabe que uno sólo es feliz en la idiotez.

5 comentarios:

Felipe dijo...

Para idiotez diaria la de la encargada, que se la chupa todos los días al jefe.

Y la mía, que todos los días estoy pendiente de que se la chupe.

Rebe dijo...

Lady Gaga está Gagá.

estrella dijo...

La idiotez no es voluntaria, la idiotez puede ser permanente o coyuntural, pero nunca elegimos cuando somos o nos comportamos como idiotas.
El summun de la idiotez es explicar o justificar lo que hacemos.
El colmo de la idiotez, mantener una pose para querer ser diferente.
La idiotez es aburrida para los demás, hace perder el tiempo.
bss

Asun dijo...

Las idioteces, señor Armas, son las fotos de desnudos que pone usted cada día, aunque las últimas son menos pornográficas.

Felipe dijo...

Hoy la idiotez diaria varía porque la encargada no se la chupa al jefe en el despacho, se la chupa donde están de vacaciones.