Barbados

martes, 21 de agosto de 2012

Ellas prefieren barbados a lampiños, pero prefieren Barbados a barbados. Mejor los barbados bohemios, aparentemente descuidados y desaliñados, que los chivos o rabinos. La barba bohemia, desatendida unos días, como señala la sexóloga Flavia Limone, "viriliza al hombre, le otorga masculinidad, aunque realmente es un mito". No obstante, en la atracción juega mucho la mitología; luego ya vendrán los análisis sobre si rasca, pica, cosquillea o excita. Ellas prefieren a George Clooney, Brad Pitt, Leonardo di Caprio, Johnny Depp, Javier Bardem, Colin Farrell, Zac Efron, Ryan Gosling o David Beckham con barbas ralas y bohemias. Sin embargo, entre estos barbados y Barbados se quedan con Barbados. Irse a Barbados con algún desconocido, no famoso, barbilampiño, que sufrague tanto el viaje como la estancia, no deja de ser tentador, como viaje al paraíso. Barbados, es un paraíso capitalista que, como todo paraíso, tiene sus manzanas del pecado. Barbados es una isla caribeña, de las Antillas Menores. Un paraíso de negros para blancos; ocho de cada diez habitantes de la isla son negros; de hecho, es la nación negra con mayor índice de desarrollo del mundo. Dependiente colonialmente de los británicos, la isla vivía del azúcar. Dependiente económicamente de los norteamericanos, la isla vive del turismo de alto rango. A la infraestructura hotelera de lujo, reservas naturales, playas con aguas cristalinas, arenas blancas o rosadas, olas para surfistas, pesca deportiva, submarinismo, paseos en helicóptero, campos de golf, festivales de música... hay que sumar joyerías de prestigio y comercios libres de impuestos. Barbados es un paraíso para el ocio y el consumo. Barbados es también un paraíso fiscal. Entre los secretos de la isla uno de los mejor guardados es el secreto bancario, la manzana tentadora de este edén, más que Rihanna. Bien lo saben las empresas especuladoras del Globo y de la globalización.

3 comentarios:

estrella dijo...

No sé quien paga el estudio de la sexóloga, pero los hombres se dejan barba por comodidad, a ver si nos enteramos, antes hasta se excusaban diciendo que era porque tenian la piel sensible. Ahora nos quieren hacer creer que a las mujeres nos gustan los hombres con barba si se la cuidan y nosotras tan contentas. Clooney nos gusta con y sin, pero nunca aparecería con chaqué y barba de ninguna clase.
Conclusión: la barba depende del resto del look, como todo en esta vida.
bss
P.D. dejaos la barba si quereis, pero no nos pongais como excusa, a mayor roce, siempre rasca.

Siro dijo...

Algunas islas no están rodeadas por el mar.

Felipe dijo...

Como el jefe viene siempre afeitado y a la encargada le gustan las barbas, en lugar de besarle la boca le besa la polla, que tiene un entorno muy barbudo.