Privacidad oriental

viernes, 27 de julio de 2012

El líder norcoreano aparecía en actos oficiales acompañado de una bella y enigmática joven, que era una desconocida para sus súbditos. Magnífica lección de privacidad oriental. La misteriosa joven que acompañaba a Kim Jong-un fue identificada por la televisión estatal como Ri Sol-ju, su mujer. En cualquier país occidental la mujer del líder es objeto de los focos y de la prensa rosa. En la hermética Corea del Norte la mujer del líder es una señora que goza de privacidad. La privacidad tiene que ver con el derecho a la intimidad, recogido en la Declaración Universal de Derechos Humanos, en el sentido de que "nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada o la de su familia". Lectura equivocada de una aparente lección de privacidad en el país del secretismo y la opacidad. El líder heredó el liderazgo en una supuesta república socialista, con presidente eterno, acumulando todos los poderes (mariscal del ejército, entre otros). El líder dispone de un supuesto partido de los trabajadores y de una guardia roja de campesinos. El líder aísla al país en aras de una supuesta autosuficiencia. El líder acaba de instaurar un sistema de castas según el grado de afinidad con el régimen. Los "leales", familiares de los héroes de guerra, trabajadores y campesinos, gozan de privilegios en materia de vivienda, empleo, sanidad o alimentación. Los "vacilantes", artesanos, comerciantes, repatriados e intelectuales, trabajan como técnicos muy controlados. Los "hostiles", opositores, colaboracionistas con extranjeros, religiosos, empresarios y descendientes de aristócratas, están discriminados y vigilados. Las apariencias engañan.

3 comentarios:

CALATRAVA dijo...

¡TENGO UN COCHE COREANO ABSOLUTAMENTE PRIVADO!

Siro dijo...

Oriente está a la derecha o a la izquierda?

estrella dijo...

Puede que si, que las apariencias engañen, pero es que no siempre me compensa mirar más allá de las apariencias, a veces, promete tan poco...
Por otro lado, guardar las apariencias es un ejercicio interesante, a veces, también.
bss