Dios, la partícula y la puñeta

lunes, 9 de julio de 2012

Dios, la partícula y la puñeta, expliquemos los conceptos. Como el concepto de Dios no hay Dios que lo explique, expliquemos los otros dos: partícula y puñeta. La partícula es una parte de la materia. La materia se compone de átomos. Los átomos se componen de protones, neutrones y electrones. Los protones y neutrones se componen de quarks. Los electrones no se descomponen. Los quarks y los electrones son partículas elementales. Las masas de esas partículas son muy diferentes, porque interactúan de modo muy diferente con un campo que llena un espacio universal que no podemos ver. El famoso bosón de Higgs es ese campo difícil de comprobar, porque hace falta generar mucha energía para ello y, cuando se genera, se desintegra rápidamente, por lo que apenas queda alguna partícula puñetera. Precisamente así, The Goddamn Particle (La partícula puñetera), pretendía titular el Premio Nobel Leo Lederman un libro de divulgación científica sobre la susodicha, sin embargo el editor, mercantilista, ocurrente y estúpido, decidió titularlo The God Particle (La partícula de Dios), como se conoce ahora a la misma en foros de investigadores y en bares de barrio. Cierto que tanto Dios como la partícula han estado haciendo la puñeta durante años al Cosmos y a la Humanidad. Hacer la puñeta, como verbo transitivo, significa molestar, fastidiar, incordiar, perjudicar, engañar, engatusar, encandilar, fascinar. Hacerse la puñeta, como verbo reflexivo, significa masturbarse. Que cada quien adopte la acepción que prefiera para aplicársela a la partícula o a Dios. También cabe la opción de mandar a hacer puñetas a ambos.

7 comentarios:

CALATRAVA dijo...

¿POR QUÉ NO FUMAN LAS GALLINAS?

¡EL MUNDO ES DE LOS NEUTRONES, DE LOS QUE NO SE MOJAN!

Pat Agónico dijo...

Debe estar haciendo mal tiempo en el verano del Norte, que estás muy tenso y demasiado profundo, Rojillo.

Por el Sur el invierno hace que Dios siga siendo mucho más importante que las partículas.

Saludos desde lejos.

Siro dijo...

Dale un huevo a un puñetero y te pedirá una gallina.

Felipe dijo...

Todos los días la encargada le chupa la partícula a mi jefe y dice que ¡es la de Dios!

estrella dijo...

Hace falta tener mucho tiempo y ganas para que te haga la puñeta una partícula casi invisible y casi inútil.
Yo cuando tengo capacidad para generar tanta energía, antes de que se desvanezca, la tengo que emplear en algo que, al menos, recuerde un poco más de tiempo. A ser posible, que sean recuerdos multisensoriales, aunque eso requiere mucha más de esa energía y de la otra.
bss

FUNCIO dijo...

TEÑO UNHA CHEA DE COMPAÑEIROS/AS COMO ESA GALIÑA BRANCA, QUE PARECE QUE NON FAN A PUÑETA PERO PICOTEAN E CACAREAN POR TODAS PARTES.

Nario dijo...

Funcio, ¿qué es peor dejar entrar animales o dejar fumar a un niño?