Menos marisco, más caviar

martes, 12 de junio de 2012


Con el marisco no hay porque tomar vino blanco, aunque la inercia conservadora así lo proponga. Carmen Álvarez-Arenas, diputada conservadora y portavoz de la comisión de empleo del partido de la derecha, mientras el paro aumenta exponencialmente desde la llegada de su partido al gobierno, para explicar los recortes en políticas activas de empleo, recurre a una metáfora gastronómica y señala que "son cifras que dichas así pueden sonar muy fuertes... pero la eficiencia no está muchas veces en el dinero; por ejemplo, el hecho de comer es bueno, sin embargo ¿hace falta comer todos los días marisco y caviar para estar bien alimentado? No, probablemente gastes mucho más y no estés bien alimentado". Menos mal que los parados del país, cotidianos consumidores de marisco y caviar, han dejado sus destinos en buenas manos, en manos de gestores expertos, que hacen diagnósticos precisos, como éste, para tomar las medidas adecuadas. Si los parados dejasen de tomar marisco todos los días mejor les irían las cosas, a ellos y a los demás. Deberían saber los parados que el marisco sólo está realmente en comida durante los meses que tienen erre, cuando está en su punto de presencia, aroma, textura y sabor. Conviene que dejen ya de comer marisco a lo largo de los meses de mayo, junio, julio y agosto, por mucho que les preste en vacaciones, ya sea en chiringuitos playeros o en marisquerías al borde del mar. Conviene que sepan los parados que los berberechos, los bogavantes, las langostas, las gambas, las vieiras y las zamburiñas están mejor en otoño. Conviene que sepan que las almejas, las nécoras, los bueyes de mar, los centollos, los camarones y los santiaguiños están mejor en invierno. Conviene que sepan que las cigalas y las ostras están mejor en primavera. Sin embargo, hace mal la diputada en mezclar marisco y caviar. El caviar es otra cosa. El caviar es consumido incluso por sus colegas de izquierdas, los de la llamada "izquierda caviar", la compuesta por políticos de alta extracción social, de alta cuna, oportunistas que tan pronto pregonan medidas sociales igualitarias como llevan una vida de lujo y ostentación. Se les denomina de manera diferente según los países: bourgeois bohemian, gauche caviar, gauche champagne, champagne socialists, toscana sozi, radical chic, red set... Son políticamente correctos, usan la socialdemocracia con moderación. Son socialmente correctos, toman champán con moderación; no como los parados que toman caviar con vino tinto barato.

11 comentarios:

estrella dijo...

Comer marisco es ordinario y cansado, no me merece la pena el olor y mancharme las manos. El caviar no me sabe más que a sal, la textura de las ostras me da grima. No sé si soy pobre, socialdemócrata, frívola o tonta.
En cuanto a tomar las cosas cuando toca y manda el calendario, bastante vulgar.
A preferir, prefiero buey o novillo, poco hecho, sangrante, solo aderezado con sal maldon o del Himalaya, y con cuchillo y tenedor, mucho más sexi.
bss.
P.D. y siempre vino tinto.

Rebe dijo...

Lo peor del marisco no es mancharse los dedos, es estropearse las uñas.

CALATRAVA dijo...

YO SOY MUY PROLETARIO, SOLO COMO PERCEBES DE FURTIVOS.

Siro dijo...

Comer marisco y rascar todo es empezar.

Felipe dijo...

La encargada toma marisco todos los días, chupa un percebe, el del jefe.

Belén dijo...

Felipe, Fruto del Mar, las tres somos muy de marisco de invitación, ¡a ver si te estiras, rácano! Bea es de cigalas y langostas, Berta de centollos y centollas (por lo de la rima) y yo de nécoras y navajas.
Respecto a la bebida de acompañamiento, Bea y yo somos de vino blanco Albariño o champagne francés Moet por lo menos y la Berta toma todo lo que tenga alcohol, es capaz de tomarse un centollo con Bombay Zafir.
Las tres creemos que el marisco es afrodisíaco pero la Berta folla antes y después de comérselo por lo que no sabemos si la teoría será científica.
¡INVÍTANOS A UNA MARISCADA PARA COMPROBARLO!
¡DEJA YA DE COMER CON TU CHICO EN EL BURGER KING!

TUS TRES BB + B
(BEA, BELÉN + BERTA)

Funcio dijo...

Na beiramar, hora do lunch, saco os pés da auga e vou devagariño cara ó chiringuito de Caneda, onde as navaliñas recén sacadas da area non precisan limón e onde o viño do Condado fresquiño entra grolo a grolo sen que se note na gorxia. Praceres marisqueiros de probe funcionario có soldo recortado. Soños de oficina abafenta chea de pelotas cós miolos recortados.

Nario dijo...

Funciooooooooooooooo, despierta.

Zapata dijo...

Entro en el blog a estas horas y hoy me ha abierto el apetito. Me voy a tomar unas gambitas y a brindar por el 15-M. Salud.

Felipe dijo...

El percebe del jefe: delgado, corto, todo cabeza, rugoso, peludo y salado.
Para la encargada: bocati di cardinali gordi.

Bea dijo...

Felipe, Beluga Beluga, dice la Berta que un día se untó desnuda en caviar, colgó foto en el Facebook y no recuerda el número de lenguas que acudieron a la degustación...

¡UN ASCO!

Se las da de fina pero eran huevas de merluza con tinta de calamar.

Tus tres BB + BB
(Belén, Bea + Berta)