El precio del tiempo

jueves, 14 de junio de 2012

El tiempo no tiene precio. Falso. Que le pregunten al funcionario, al que hacen trabajar más tiempo por menos dinero. Que le pregunten a Rafa Nadal, al que robaron un reloj de 300.000 euros. El tiempo es una magnitud física y, como todas las magnitudes físicas, tiene un precio, es susceptible de medición pero también de valoración. Sin embargo, de hecho no se mide el tiempo, sino el cambio de un objeto a través del tiempo, se mide el movimiento. El reloj de sol mide el movimiento aparente del Sol; el reloj de arena mide el movimiento real de la arena; el reloj atómico mide las vibraciones de átomos. Todo es cuestión de tic-tic. Todo es cuestión relativa. El tiempo es relativo, depende de las referencias, de la posición de quien lo mide y de su propio movimiento. Diferentes observadores pueden medir diferentes tiempos del mismo proceso. No existe un tiempo único, absoluto; no existe la simultaneidad. Es cuestión tan relativa como cuántica. Tal vez la dirección y el precio del tiempo tengan que ver con la entropía. Algunos pretenden demostrar que no hay tiempo pasado ni tiempo futuro, sólo tiempo presente, y que ellos marcan el precio del tiempo presente. El reloj de lujo, robado en un hotel de lujo al tenista, ya ha sido recuperado. El robo es relativo, cuestión de desplazamiento, de movimiento del objeto. Al empleado que lo desplazó le espera un incierto futuro. El futuro llega muy pronto, y tiene un precio. Usar un reloj de ese precio es un desprecio.

6 comentarios:

estrella dijo...

El precio de mi tiempo lo pongo yo, lo revalorizo y lo devaluo, está en m mano.
Mi tiempo es una inversión, si al utilizarlo en algo, la rentabilidad me comprensa, se multiplica el beneficio.
Pero como el beneficio también es un concepto subjetivo, perder mi tiempo como, cuando y con quien me da la gana, es uno de los placeres de la vida, en la mimsa medida en que no consiento que nadie me lo haga perder gratuitamente.
bss
P.D. el lujo ostentoso es vulgar, ordinario y vacuo.

CALATRAVA dijo...

¡NADAL DEBIERA SER EL PRÍNCIPE DE ASTURIAS!

ACLARACIÓN:

NO EL PREMIO, EL VERDADERO PRÍNCIPE DE ASTURIAS.

Rebe dijo...

Prefiero un hombre que me regale un Cartier a uno que me regale un reloj de cuco.

Nicolás dijo...

Aunque se lo pueda pagar, me parece un insulto en los tiempos que corren, llevar un reloj de 300.000 euros.

FUNCIO dijo...

ROJILLO D.E.P., FOISENOS UNHA BOA PERSOA

DIOLOTEÑANAGLORIA

Nario dijo...

Funcio, no dirás falso testimonio, ni mentirás, verdad?