La escotada y la estocada

miércoles, 9 de mayo de 2012

Una escotada en un momento culminante distrae porque atrae. La estocada es la suerte culminante de la faena taurina, el momento culminante de la lidia del toro. Si la torera va escotada, la estocada pasa a un segundo plano, porque los del tendido de sol se fijan en el escote y no en el estoque. Les da igual que sea una estocada buena, de las que fulminan al toro, una estocada honda, de las que atraviesan el toro de lado a lado, una estocada media, de las que sólo entra la mitad del estoque, una estocada corta, de las que sólo entra un tercio o menos del estoque, una estocada contraria, de las que entra por el lado izquierdo del toro, o una estocada baja, de las que entra por el cuello, lejos de la médula, que debiera ser el objetivo. Si hay una escotada, los espectadores se fijan en el escote. En el momento culminante de un debate televisado en las presidenciales mejicanas, una azafata cruza el plató entregando un sobre a cada candidato. La azafata, modelo, portada de Playboy hace unos años, luce un vestido blanco, ceñido, largo, abierto por detrás y escotado por delante. El debate pasa de la izquierda y la derecha a centrarse en el centro. El canal televisivo y el canal pectoral se convierten en canales polémicos. La red se llena de mensajes a favor y en contra. Los organizadores del debate piden disculpas a los candidatos a la presidencia y a los ofendidos de la audiencia por "el desacierto de la producción asociado a la vestimenta de la azafata". La escotada no comprende la trifulca y, aunque reconoce que "el escote se abre bastante y no cabe duda de que se le ve bien", no muestra ese escote "para desviar la atención del debate y no le parece desde ningún punto de vista denigrante para la mujer". Ese es el enfoque: el punto de vista. Cuando hay un escote, no hay otro punto focal, no hay otro punto de vista, en los toros o en la política.

9 comentarios:

Winston dijo...

You know, rojillo, that in the traditional corrida three matadores, each fight two bulls, each of which is between four and six years old and weighs no less than 460 kg. Each matador has six assistants, two picadores or lancers on horseback mounted on horseback, three banderilleros, who along with the matadors are collectively known as toreros or bullfighters, and a mozo de espadas or sword page. Collectively they comprise a cuadrilla or entourage. The modern corrida is highly ritualized, with three distinct stages or tercios or thirds. In the final stage, the tercio de muerte or the third of death, the matador re-enters the ring alone with a small red cape or muleta and a sword. It is a common misconception that the color red is supposed to anger the bull, because bulls, in fact, are colorblind. The cape is thought to be red to mask the bull's blood, although this is now also a matter of tradition. The matador uses his cape to attract the bull in a series of passes which serve the dual purpose of wearing the animal down for the kill and producing a beautiful display or faena. He may also demonstrate his domination over the bull by caping it especially close to his body. The faena is the entire performance with the muleta and it is usually broken down into tandas or series of passes. The faena ends with a final series of passes in which the matador with a muleta attempts to maneuver the bull into a position to stab it between the shoulder blades and through the aorta or heart. The sword is called estoque and the act of thrusting the sword is called an estocada. The estoque used by the matador during the faena is called estoque simulado. This estoque simulado is made out of wood or aluminum. In contrast to the estoque de verdad or real sword which is made out of steel and is used for the estocada the estoque simulado is lighter and therefore much easier to handle. However, at the end of the tercio de muerte at the time when the matador has finished his faena the matador will change his estoque simulado for the estoque de verdad to perform the estocada. If the matador has performed particularly well, the crowd may petition the president to award the matador an ear of the bull by waving white handkerchiefs. By the way, ¿are there matadoras?

CALATRAVA dijo...

SI FUESEN ASÍ LAS TORERAS, TENDRÍA SENTIDO LO DE LAS CORRIDAS.

Roberto R Bravo dijo...

I hate both matadores and estoques. On the contrary, I love escotes and matadoras, provided those women are ready to kill only by way of their escotes.
;)

Siro dijo...

La estocada es el comienzo de una hamburguesa.

Felipe dijo...

Mi jefe le llama estocada profunda a la que le mete cada día en la boca a la encargada, pero él no es un torero y ella es una vaca. De los escotes de la vaca mostrando las ubres mejor no hablar. De las corridas que hable la señora de la limpieza. De los cuernos de mi jefe que hable su señora esposa la apoderada.

estrella dijo...

Los hombres, algunos, suelen confundir escotadas con descocadas, ligeras de cascos o desnortadas y pensando que todo el monte es orégano, delante de un escote, se crecen y piensan que es fácil pasar del escote al desnudo.
Nada más lejos de la realidad, las descocadas, puede, las escotadas, mujeres que se visten como quieren y enseñan lo que les da la gana, ni consideran a esos hombres.
P.D. La estocadas deben de ser siempre de muerte, si no son banderillas, para ir debilitando.
bss

Bea dijo...

Felipe, Novillero del Novillo, nunca llegarás a ser matador de toros, si continúas lidiando solo con vaquillas y becerrillos. Una tarde, si el tiempo lo permite, atrévete a hacerle unas verónicas y unas chicuelinas a la Berta y sabrás que es verte frente a un mihura o un victorino. Deja ya de verte ante novillos empitonados cuyos pitos no son nada. No tengas miedo que no te vamos a cortar el rabo.

Tus tres BB + B
(Belén, Bea + Berta)

Funcio dijo...

En Galicia non temos tradición de touradas, agás na Pontevedra bloqueira, pero temos tradición de escote pois as mulleres celtas teñen abondosos bens que mostrar ben.

Cando un galego usuario da Administración quere conquerir colarlle algo (coche ilegal sen seguro, casa ilegal sen licenza, leira ilegal, etc.) manda á mesma a súa dona con un escote para distraer ao funcionario de turno (nunca pasan por unha ventanilla con funcionaria), as veces sen se decatar que o funcionario perde aceite e o escote perde efecto.

Cando unha funcionaria quere ascender de posto o primeiro que fai é acudir ao traballo con un escote cada día máis amplo ata que o suprem chief correspondente desvía a súa mirada cara ao mesmo e ao que leva máis ou menos dentro, sen se decatar de que moitos suprem chiefs perden aceite e o escote perde efecto. Aínda por riba, por mor do escote, pillan a miúdo baixas por enfriamento e os xefes se van quentando.

Nario dijo...

Funcio, sabes más tu de moda que Roberto Verinno y Adolfo Domínguez juntos. A ver si te ficha Amancio Ortega.