Hay que alimentar a los cerdos

miércoles, 23 de mayo de 2012

Los cerdos se mueren, el mercado no los quiere, los pobres se mueren, el mercado no los quiere. Es natural, según el pensamiento único. En el orden de la naturaleza, el individuo es lo natural, no la sociedad, el mercado es lo natural, no la política. Era ingenuo Adam Smith cuando formulaba los postulados del primer liberalismo y afirmaba que "no es la benevolencia del carnicero, del cervecero o del panadero la que nos procura el alimento, sino la consideración de su propio interés; no invocamos sus sentimientos humanitarios, sino su egoísmo; no les hablamos de nuestras necesidades, sino de sus ventajas". Tres siglos después el neoliberalismo imperante impone un pensamiento único, en el cual la superstición del mercado traerá a individuos intercambiadores de capitales, bienes, servicios y cerdos e individuos consumidores de capitales, bienes, servicios y cerdos la felicidad general. Cuatrocientas familias controlan los beneficios de tales intercambios. Medio millón de cerdos se mueren de hambre en una granja industrial chilena. Quince millones de niños se mueren de hambre anualmente en el mundo. ¿Crisis del modelo, colapso del sistema, apocalipsis? La granja chilena es un simple punto del engranaje capitalista de producción, a setecientos kilómetros de la capital del país, pero el ministro de Salud de Chile, Jaime Mañalich, prevé una catástrofe sanitaria, además de ambiental, pues "si hay una mortandad de animales, estaremos enfrentados a toda la putrefacción, a que lleguen perros salvajes, roedores, a que se transmitan enfermedades y a que se contamine el agua potable; en la planta hay 500.000 cerdos que están empezando a fallecer; es un tema que ya traspasó la barrera de lo medioambiental y tiene un riesgo gigantesco de convertirse en una catástrofe sanitaria". Los propietarios explotaban la granja para maximizar beneficios, sin calcular los impactos sobre el medio ambiente y la población del entorno. Los propietarios, tras revueltas y sabotajes vecinales, abandonaron los cerdos a su suerte. Las autoridades ahora se ocupan del asunto. Andreas Cisternas, líder vecinal, advierte que "las autoridades no han sido capaces de solucionar este problema, ni de exigir a Agrosúper tecnología punta; estamos tristes porque el ministro viene por los cerdos y no por la gente". Los vecinos habían denunciado reiteradamente los problemas derivados de los malos olores en la salud y vida cotidiana de los niños ("que no pueden salir al recreo porque sufren dolores de cabeza y estómago") y los viejos. Respuesta diplomática del ministro para contentar a vecinos y cerdos: "vamos a reunirnos con la ciudadanía para explicar los riesgos y permitir que estos cerdos sean alimentados e hidratados, aunque ya hayan muerto varios miles de ellos". Los mediadores del nuevo capitalismo siempre alimentan e hidratan a los cerdos.

9 comentarios:

CALATRAVA dijo...

PREFIERO EL LACÓN CON GRELOS AL BIG MAC.

Felipe dijo...

En el dibujo mi jefe es el segundo, el gordo seboso que va detrás del cerdo

¡Pronto será el primero, porque se lo comerá!

BERTA dijo...

Felipe, Lobito del Cuento, deberías leer LAS TRES CERDITAS. Es un cuento diferente en el que al lobo las tres cerditas le abren la puerta de su casa y lo convierten en lobito tras pasar con ellas encerrado un fin de semana. Apenas le dan de comer pero le dan de beber, alcohol, mucho alcohol, y le dan todo tipo de placeres, cumpliendo todos sus caprichos, los de ellas se entiende. El lobito, cuando sale de la casa de las tres cerditas, sale convertido en un perrito de compañía pero con muchas ganas de volver cada fin de semana con ellas.

TUS TRES CERDITAS BBB
(BEA, BELÉN & BERTA)

FUNCIO dijo...

UNHA COUSA É ALIMENTAR ÓS PORCOS E OUTRA COUSA É CEBALOS PARA A MATANZA.

Nario dijo...

Funcio, ¿mayúsculas por exceso de cabreo o por exceso de colesterol?

estrella dijo...

Tengo vocación de echadora de margaritas a los cerdos, me parece tan cool... y ellos se lo comen todo, qué mas les da?
Cada dia las selecciono, las envuelvo primorosamente y ala, a los cerdos del mundo, no se enteran.
Eso sí, para comer 5J, por lo menos.
bss

Siro dijo...

A dar de beber le llaman hidratar.

Felipe dijo...

Si la leche de cerdo tiene muchos minerales, la encargada es una mina.

Berta dijo...

Felipe, Conde de Guijuelo, dispone usted de seis jamones de cinco jotas perfectamente curados al aire, que puede pasar a degustar en cualquier momento. No deje usted con otros los sigan catando.

Tus tres BBB
(Bea, Belén & Berta)