El lugar del tatuaje

martes, 22 de mayo de 2012

Tras la decisión de tatuarse, es relevante el lugar del tatuaje. No tanto el lugar del cuerpo (brazo, cuello, hombro, nalga...), como el lugar geográfico. No es lo mismo tatuarse en Miami que en Osaka. En Miami, como en otras ciudades de USA, los tatuados tienen hasta series de documentales televisivos (Miami Ink, LA Ink, NY Ink, National Geographic Tabú) y tatuadores reconocidos como artistas (Ami James, Kat Von D). En Osaka el alcalde, populista de derechas, pretende que sus funcionarios declaren si llevan y donde llevan tatuajes, para tomar medidas disciplinarias. El alcalde es contundente: "si quieren tener tatuajes, deberían dejar de trabajar para este ayuntamiento y hacerlo para el sector privado". ¿Cuestión cultural, cuestión de idiosincrasia local? Si es así, la cultura y la idiosincrasia evolucionan. En el Japón antiguo incluso los emperadores se tatuaban; a partir de un momento los tatuajes tenían como fin marcar a los delincuentes; en la edad moderna se recuperaba toda una tradición popular del tatuaje y los artistas grabadores de ukiyo-e eran demandados para que, mediante el arte del irezumi, tatuaran dragones y serpientes imitando las ilustraciones de los grabados; a mediados del siglo XIX los emperadores de la era Meiji prohibían los tatuajes para dar una imagen de modernidad a un país que se industrializaba y abría al exterior; a lo largo del siglo XX los tatuajes se observaban con temor, como algo propio de la yakuza o mafia japonesa; en la actualidad hay instalaciones deportivas (gimnasios, piscinas...) que no permiten la entrada de individuos tatuados. No obstante, es moda en Japón llevar un pequeño tatuaje escondido. La tinta va a la dermis, no a la epidermis, por eso es difícil de borrar; tan difícil como la tradición cultural.

6 comentarios:

Rebe dijo...

No lo tengo, pero me gustaría tener un tatuaje en un sitio que solo dos supieran de él...

¿Dos contándome a mí o no?

Siro dijo...

La piel es la primera que nota la herida.

Felipe dijo...

Si la encargada se hace un tatuaje en una nalga, tiene que ser grande. Si el jefe se hace uno en el pito, tiene que ser pequeño.

BERTA dijo...

Felipe, Marinero sin Tatoo, ven a descubrir donde tiene Belén tatuado un pequeño velero, donde tiene Bea tatuada una flor de loto y donde tengo yo tatuada una pequeña lengua de los Rollings Stones (pista: cerca de donde produce más placer la lengua).

Si te animas, marinero de luces, a navegar por nuestras islas llenas de tesoros de otros bucaneros, alguna de nosotras estaría dispuesta a tatuarse tu nombre en un sitio más visible.

TUS TRES BBB
(BEA, BELÉN & BERTA)

Funcio dijo...

Na Administración da Liberdade están permitidas as tatuaxes, agás as que resulten ofensivas para os administrados por conter motivos mariñeiros, carcelarios, políticos ou eróticos.

Pola contra están ata ben vistas as tatuaxes de dúas pequenas gaivotas voando ao par polos ceos desta nosa terra de felicidade.

Nario dijo...

Funcio, mi madre dice que los tatuajes son malos para la circulación.