El hombre unidimensional

martes, 15 de mayo de 2012

En época de crisis se ven más las carencias del hombre unidimensional. El individuo, según la lógica neoconservadora, es la empresa más pequeña, mejor dicho, algún individuo es la empresa más pequeña y otros individuos son mercancías. Marx ya advirtió de esta cosificación universal. Marcuse ya advirtió de los defectos de ese hombre unidimensional medido sólo en términos de cuantificación, eficacia y rentabilidad. Decía Marcuse que "el individuo unidimensional se caracteriza por su delirio persecutorio, su paranoia interiorizada a través de los sistemas de comunicación masivos; es indiscutible hasta la misma noción de alienación, porque este hombre unidimensional carece de una dimensión capaz de exigir y de gozar de cualquier progreso del espíritu; para él, la autonomía y la espontaneidad no tienen sentido en su mundo prefabricado de prejuicios y opiniones preconcebidas". El hombre unidimensional produce y consume, el Estado ajusta y recuenta. El Estado deja de ser social para ser contable. En tanto que el Estado se dedica a la gestión y a la contabilidad, el beneficio de ciertos individuos unidimensionales se capitaliza y la igualdad social se descapitaliza. Sin embargo, conviene no quedarse en los axiomas del consumismo y el individualismo o la autosuficiencia y la prepotencia; como conviene no quedarse en que la clase trabajadora es por sí misma revolucionaria. En poco tiempo se amortizan los sentimientos y se aletargan los pensamientos. Se corre el riesgo de que entre los hombres unidimensionales proliferen cada vez más los analfabetos políticos y, como decía Bertolt Brecht, "el peor analfabeto es el analfabeto político; no oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos; no sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y del medicamento, dependen de las decisiones políticas; el analfabeto político es tan burro que se enorgullece y se ensancha el pecho diciendo que odia la política; no sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos, que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales". El hombre unidimensional está ciego en un mundo que ya es más tridimensional que bidimensional.

13 comentarios:

CALATRAVA dijo...

EL UNO, EL UNO, EL UNO, EL UNO, EL UNO: 11111, ONCE MIL CIENTO ONCE,
PREMIO UNIDIMENSIONAL DE LA ONCE (ORGANIZACIÓN NACIONAL DE CIEGOS)

Winston dijo...

You know, rojillo, that in mathematics analytic geometry describes every point in three-dimensional space by means of three coordinates. Three coordinate axes are given, usually each perpendicular to the other two at the origin, the point at which they cross. They are usually labeled x, y, and z. Relative to these axes, the position of any point in three-dimensional space is given by an ordered triple of real numbers, each number giving the distance of that point from the origin measured along the given axis, which is equal to the distance of that point from the plane determined by the other two axes. Other popular methods of describing the location of a point in three-dimensional space include cylindrical coordinates and spherical coordinates, though there is an infinite number of possible methods. Another mathematical way of viewing three-dimensional space is found in linear algebra, where the idea of independence is crucial. Space has three dimensions because the length of a box is independent of its width or breadth. In the technical language of linear algebra, space is three-dimensional because every point in space can be described by a linear combination of three independent vectors. In this view, space-time is four-dimensional because the location of a point in time is independent of its location in space. I love three-dimensional women.

Rebe dijo...

Prometo que lo he leído pero me quedo con la lencería y la venda.

BAKUNIN dijo...

PARA EL HOMBRE UNIDIMENSIONAL LO QUE NO ESTÁ PROHIBIDO ES DE OBLIGADO CUMPLIMIENTO.

Asun dijo...

Señor Armas, no entiendo esta foto tan extraña y menos entiendo lo que ha escrito pero no me gustan ni la foto ni el texto.

estrella dijo...

El hombre unidimensional es anlafabeto, no conoce las letras ni los números. El hombre bidimensional, alto y ancho, es analfabeto funcional, conoce las letras, lee, pero no entiende.
El hombre tridimensional, alto, ancho y largo, lee, entiende el mensaje, pero no aplica lo aprendido en su vida diaria, no rentabiliza lo que sabe.
El hombre actual debe ser cuatridimesional, un experto en todo lo anterior y además, poder hacerlo simultaneamente en varios sitios a la vez, a veces, con personas diferentes y mantener el control y el orden.
bss

Siro dijo...

Ser hombre unidimensional es un atenuante.

Esquizo Frénico dijo...

se burlaban de mi cuando
jugábamos a la gallina ciega
yo parecía un pollo ciego
los ciegos lo pasan mal
yo lo pasaba muy mal
es triste no ver
odio la oscuridad
pero me gusta

Felipe dijo...

La encargada dice que el jefe es ÚNICO, ahí le doy la razón.

Berta dijo...

Felipe, Ciego del Cupón, así arrodillado te pondríamos antes de sacarte la venda para que vieras los cuerpos más tridimensionales que circulan por ahí.

Si tú quisieras previamente podrías palpar y palpar para descubrir nuestras curvas y redondeces mediante el sentido del tacto.

Luego nos encargaríamos de que perdieras el resto de los sentidos, incluido el sentido común.

¡YA ESTÁ BIEN, CHAVALÍN, QUE ERES UN UNIDIMENSIONAL PERDIDO!

Sabemos que con tu chico ni siquiera eres bidimensional sino que eres solo unidimensional y unidireccional (él te la mete y punto)

¡ENTÉRATE, TONTOLCULO, DE QUE HAY VIDA MÁS ALLÁ DE LA PARED PARA LA QUE SIEMPRE TE PONEN!

Tus tres BBB
(Bea, Belén & Berta)

FUNCIO dijo...

HAI QUEN PENSA QUE EU SON BIPOLAR...

Nario dijo...

Funcio, es porque eres bipolítico, según te conviene. No va ser porque fuiste dos veces al Polo.

Susiño dijo...

A mí me vale una mujer unidimensional, aunque sea.