Lynch for Easter

miércoles, 4 de abril de 2012

David Lynch para Semana Santa. El mundo occidental está en pecado, en vez de rezar por él o ver pasar absurdas procesiones arcaicas, disfrute del análisis de ese pecado con el prisma de la modernidad, una recomendación como otra cualquiera, por ejemplo, en vez de analizar el pecado, peque, que pecar en Semana Santa es más pecado, por tanto, es más placentero, aunque disfrutar de Lynch es pecado en sí mismo. Lo último de este artista provocador y polifacético (cine, pintura, música) es el videoclip de Crazy Clown Time (El tiempo del payaso loco), para escandalizar a cualquier beata de la Pasión sin pasión. Es decadente, irreverente, improcedente. Es tormentoso, proceloso, licencioso. Es erótico, alcohólico, espasmódico. Es etílico, orgásmico, ditirámbico. Es onírico, empírico, fatídico. Es degenerado, para la Semana Santa apropiado. Lynch no es fácil, la vida tampoco. Cuando pasa de lo vivido a lo soñado, de lo realista a lo surrealista, Lynch es difícil de seguir, pero su dadaísmo punzante resulta simplemente genial, paradójicamente personal y universal. El pueblo de Twin Peaks o el barrio metropolitano de Lost Highway no son sólo norteamericanos, forman parte del mapa mental de quien mire el mundo en clave de modernidad. A la devota se recomienda sustituir el paso de la Virgen de la Amargura por Eraserhead, sin traumatizarse por el bebé bestial que da a luz la novia del protagonista marginal (avísese a la devota que es película favorita de Stanley Kubrick). Al costalero se recomienda que abandone el paso del Santo Entierro, que vea El hombre elefante y que reflexione sobre cómo tratan los cristianos de bien a seres con malformaciones físicas. Al joven creyente se recomienda que cambie el paso del Jesús del Prendimiento por Blue Velvet, para que sienta la inquietud de otro joven universitario que, a partir del descubrimiento casual de una oreja cortada, destripa la hipocresía de la sociedad de su pueblo. ¿Quién mató a Jesucristo? ¿Quién mató a Laura Palmer? Lynch for Easter.

2 comentarios:

CHINO CHONI dijo...

LICHIS PARA SEMANA SANTA

Winston dijo...

You know, rojillo, that Lynch's work is more similar in many respects to those of European film makers than American ones, believing that most films that get down and thrill your soul were by European directors. I think Lynch is like Kubrick, Fellini, Herzog or Tati. He loves the Kubrick's Lolita. I love all Lolitas... Do you?