La isla de Lesbos

martes, 24 de abril de 2012

Hace medio siglo, Aristóteles Onassis se casa con Jacqueline Kennedy en la isla griega de Skorpios; la isla es suya y allí están enterrados el magnate y sus hijos; los multimillonarios comienzan a comprar islas griegas. Medio siglo después, Grecia está en quiebra y se especula con que el Estado negocie con empresarios extranjeros (chinos, rusos...) la venta, total o parcial, o el alquiler a largo plazo de algunas de sus islas más codiciadas (Rodas, Myconos...), para reducir deuda pública, para refugio de capitales, para proyectos turístico-inmobiliarios. El gobierno griego, incapaz de crear y conservar la infraestructura básica de sus islas, ni siquiera de vigilarlas, niega tales transacciones a través de su portavoz, quien las considera "incluso un insulto", aunque reconoce que "la compraventa de islas griegas privadas no es nada nuevo, ni tampoco es una noticia, tanto en Grecia como en cualquier otro lugar". Makis Perdikaris, director de Greek Island Properties, considera que "vender islas que pertenecen al pueblo griego debería ser el último recurso; es algo que me entristece". Gary Jenkins, de Evolution Securies, considera que "es una vergüenza que se haya llegado a ese extremo, pero al menos demuestra que Grecia está decidida a tomar todas las medidas necesarias para intentar cumplir sus obligaciones". La Grecia clásica sometida al clásico capitalismo. La historia sometida al dinero. La familia real de Qatar acaba de comprar la isla de Oxia, en el archipiélago de las Equínadas en el mar Jónico, escenario de la batalla de Lepanto; por cinco millones de euros, el precio de una mansión, adquieren una isla por la que los ricos propietarios greco-australianos Satmoulis pedían un par de millones más, pero la cosa está como está. Para acceder a los fondos de rescate, el gobierno griego ejerce presión fiscal sobre los grandes patrimonios. Los propietarios de islas las ponen a la venta; los Onassis venden Lefkada, los Giatrakos venden Patroclo, etcétera. Aún no está a la venta la isla de Lesbos. Es demasiado grande (la tercera de las islas griegas, tras Creta y Eubea), demasiado cercana a Turquía (en el mar Egeo), demasiado volcánica y ya demasiado turística (playas de Plomari, Molyvos, Ereso). Pero tiene aeropuerto internacional, campos con olivares, bosques con secuoyas petrificadas y, sobre todo, tiene el honor de ser la patria de Safo, poetisa del amor lésbico (de ahí el término "lesbianismo"; aunque a los autóctonos se les denomina "lesbios" y "lesbias", no "lesbianos" y "lesbianas"). ¿Cómo no se le habrá ocurrido a ningún empresario multimillonario la posibilidad de comprar toda la isla de Lesbos para crear un macro complejo dedicado al turismo lésbico internacional? Quizás fuese una especialización excesiva y, como dice Ortega y Gasset, "la máxima especialización equivale a la máxima incultura". La incultura no tiene cabida en la cuna de la cultura occidental.

8 comentarios:

estrella dijo...

Pues yo creo que una isla temática de mujeres, pensada por mujeres y para mujeres, tendría éxito seguro. Con sus comercios exclusivos, sus actividades de cuidado personal, spas, masajes, dietas especiales,....maravilloso. Irian mujeres homosexuales y heterosexuales, que las mujeres para eso somos más listas, si surge sexo bien y si no también. Ahora díganle a uno de nuestros machos ibéricos que se den una vuelta por una cafetería de Sitges en verano, como si la hombría se les cayera de repente.
Lo dificil para esa isla temática sería encontrar inversores iniciales que no fueran mujeres, a ver quin convence a los hombres de que las mujeres homo y hetero se divierten mejor sin ellos, y a saber lo que está dispuesto a pagar algún hombre solo por ver a mujeres amándose entre ellas.
Son tan previsibles!!!!!

Lulú dijo...

No soy partidaria de estas cosas tan específicamente lésbicas, que al final son puro negocio.
Una isla para lesbianas para que se forrasen unos empresarios iba a servir solamente para que nos viniesen a ver como si fuésemos especies raras de un zoológico.
Sería distinto si la isla estuviese gobernada por las mujeres y para las mujeres, seguro que no tendría nada que ver con el resto de Grecia, un país bastante machista.
Las mujeres que quieran pasar sus vacaciones con mujeres no tienen más que entrar en páginas lésbicas de la red, la oferta es amplia y te lo pasas pipa.
Besitos a todas (excepto a alguna usurpadora de mi nombre), un apretón de manos a los normales y una patada en el culo a los energúmenos habituales.

CALATRAVA dijo...

SI LA ISLA DE IBIZA SE HA ESPECIALIZADO EN EL TURISMO DE LAS FIESTAS Y DROGAS, ¿POR QUÉ NO ESPECIALIZAR LA ISLA DE LESBOS EN TURISMO DE LESBIANAS?

A LOS TÍOS QUE QUISIERAN IR DE VOYEURS SE LES COBRARÍA UNA TASA DE LA HOSTIA.

EL PERSONAL DE LOS LOCALES DE HOSTELERÍA Y HOTELES COMPUESTO SOLO POR MUJERES, EXCEPTO EL SERVICIO DE LIMPIEZA.

¡Y YO DE ALCALDE!

Siro dijo...

¿Hay una isla griega llamada Clítoris?

Felipe dijo...

El jefe tiene convencida a la encargada que chupársela no es pecado pero comer coños por ahí es un pecado gordísimo.

Berta dijo...

Felipe, Afrodito de Lesbos, imagínate tú en esa isla rodeado de mujeres que no quieren tirarte, ¡qué tensión, qué agobio!

Imagínate ahora en la isla de La Toja rodeado de mujeres como nosotras, dispuestas a darte todos los servicios de un balneario erótico: spa para raritos, baños con hidromasaje y homomasaje, masaje específico en zonas erógenas desgastadas, sexo oral o por horas, jacuzzi, harakiri, etc. etc.

Tus tres BBB
(Bea, Belén & Berta)

FUNCIO dijo...

METO NO COMPUTADOR "LESBIANISMO" E NON ME DEIXA, SAE "BIENANISMO", DEFINIDO COMO "ENANISMO DOS QUE VOTAN AO BIPARTITO".

NARITO, ESCRIBO CON MAYÚSCULAS PORQUE ME SAE DO CARALLO.

Nario dijo...

Funcio, yo meto "Lesbos" y me sale "Esgos".