Justine et Juliette

lunes, 23 de abril de 2012

Casi uno de cada cinco franceses con derecho a voto ha metido el suyo en la urna apoyando a la extrema derecha, al Frente Nacional, liderado por una mujer joven, Marine Le Pen, que parece sacada de los documentales de los años de entreguerras, versión Sección Femenina. Ella avisa y lanza arengas: "¡La batalla de Francia no ha hecho más que empezar!, ¡Es el comienzo de una agrupación de patriotas defensores de su identidad!, ¡Devolveremos al pueblo la alegría de ser francés!, ¡Hemos hecho explotar el monopolio de los dos partidos de la banca y las finanzas!". ¿Fascismo, nazismo, sadismo? Estéticas y éticas coincidentes. El Marqués de Sade era francés. El sadismo puede proporcionar placer cuando es resultado de prácticas sexuales consensuadas, pero puede ser un trastorno mental cuando es resultado del odio, la xenofobia, el racismo o la mal entendida justicia social. Cuando las víctimas del fascismo, nazismo o cualquier nacionalismo autoritario asumen y se sienten satisfechas con el dominio y la crueldad, el sadismo da paso al masoquismo. El Marqués de Sade fue encarcelado por libertino y encerrado en un manicomio por escribir Justine o Los infortunios de la virtud, que narra las desgracias de una joven que desea ser virtuosa y a cambio es sometida a todo tipo de abusos sexuales, y L'Histoire de Juliette o El vicio ampliamente recompensado, que narra las andanzas de una joven, hermana de Justine, que desprecia las enseñanzas religiosas sobre la virtud y a cambio disfruta de todo tipo de placeres, que le abren las puertas del éxito. Las obras del Marqués de Sade fueron prohibidas, pero, clandestinas, influyeron en Flaubert, Rimbaud, Apollinaire, Breton... Decía el Marqués de Sade que "el orden social a cambio de la libertad es un mal trato". Menos mal que en Francia ganaron los socialistas.

6 comentarios:

estrella dijo...

Como me gustan los segundos títulos de las obras!!!!!
"El infortunio de la virtud", realmente una desgracia, si la buscas, por incosciente y si te viene impuesta, por desdichada.
"El vicio altamente recompensado"!! incluso con triunfo en la vida, magnífico!
Espero que igual que hay que leer a Platón y Aristóteles para entender que solo hay dos formas de estar en este mundo, sea obligatorio en los institutos, al menos para las chicas, leer las dos novelas del Marqués de Sade, para decidir ser Juliette sin ningún tipo de remordimientos.
VIVE LA FRANCE!
bss

Siro dijo...

El dolor es obligatorio, el sufrimiento es optativo.

Felipe dijo...

La encargada o El vicio ampliamente recompensado, porque en el trabajo no se encarga de nada pero se la chupa cada día al jefe, traga y cobra, traga y cobra...

Belén dijo...

Felipe, Marqués de Soda, eres pura burbuja, necesitas unas dosis de sexo duro, tu chico no te atiza lo suficiente. La solución se llama: BERTA. Maneja como nadie los látigos y las fustas, las esposas y las cadenas, los potros y las espuelas. Una sesión con ella y alcanzarías las cumbres borrascosas del placer. Es la domina perfecta, la ama que ama a través del dolor. Después de tanto BSM hardcore estaríamos nosotras para compensarte con nuestras virtudes y para curarte tus heridas. Anímate, pimpollo.

Tus tres BB + B
(Bea, Belén + Berta)

Funcio dijo...

¡Tamén é casualidade! Andaba eu escribindo un pequeno borrador, non autobiográfico pero contando cousas miñas vividas, que titulaba O VICIO AMPLAMENTE RECOMPENSADO NA ADMINISTRACIÓN.

¡A ver se vou ter eu algo de sádico!

Nario dijo...

Funcio, yo este post de Francia no lo entendí.