Contando elefantitos

miércoles, 18 de abril de 2012


La monarquía es anacrónica, no sincrónica con los tiempos que corren, contradictoria. El Rey caza elefantes en Bostwana a la par que es presidente de honor de ADENA (Asociación para la Defensa de la Naturaleza en España), sección nacional de WWF (World Wildlife Fund for Nature). La organización ecologista lleva medio siglo denunciando "la destrucción del hábitat de los elefantes, la caza furtiva, el tráfico ilegal de marfil y el aumento de conflictos con la población local". Ante las quejas de los socios por la cacería real, la asociación se plantea suprimir el artículo de sus estatutos por el que se declara al Rey socio fundador y presidente de honor, porque no es digno de tal honor. La monarquía es constitucional, pero es una antigualla. Reformar la Constitución, para adaptarla a los tiempos que corren, despierta recelos. Replantearse el modelo de Estado, para adaptarlo a los tiempos que corren, despierta miedos. Al parecer estamos mejor dormidos, estamos mejor contando ovejitas... o contando elefantitos.

9 comentarios:

Chunguito Brother dijo...

Un elefante se balanceaba
sobre la tela de una araña...

Un elefante se balanceaba
mientras un rey le disparaba
y como veía que no apuntaba
fue a llamar a otro elefante.

Dos elefantes se balanceaban
mientras un rey les disparaba
y como veían que no apuntaba
fueron a llamar a otro elefante.

Tres elefantes se balanceaban
mientras un rey les disparaba
y como veían que no apuntaba
fueron a llamar a otro elefante.

Cuatro elefantes se balanceaban
mientras un rey les disparaba
y como veían que no apuntaba
fueron a llamar a otro elefante.

Cinco elefantes se balanceaban
mientras un rey les disparaba
y como veían que no apuntaba
fueron a llamar a otro elefante.

Seis elefantes se balanceaban
mientras un rey les disparaba
y como veían que no apuntaba
fueron a llamar a otro elefante.

Siete elefantes se balanceaban
mientras un rey les disparaba
y como veían que no apuntaba
fueron a llamar a otro elefante.

Ocho elefantes se balanceaban
mientras un rey les disparaba
y como veían que no apuntaba
fueron a llamar a otro elefante.

El rey disparaba y disparaba
a un elefante que se balanceaba
y como veía que nunca le daba
fue a llamar a la manada.

Mil elefantes se balanceaban
y el rey la cadera meneaba
y como veían que nunca les daba
ellos de la risa se meaban.

estrella dijo...

Más que anacrónico, yo esto de la monarquía, o monarquías, porque no somos los únicos en disfrutarla, lo veo como vintage, esa prenda antigua, heredada, con valor tanto histórico como emocional, que no nos sienta bien del todo, pero que por originalidad o anecdótico, no nos importa ponernos e vez en cuando, así como para salir a algún sitio especial (que si las Fuerzas Armadas, que si el dia de la Constitución,....), una prenda tan viejita y delicada que no podemos arrreglar, ni meterle en la sisa ni acortar la falda.
El problema es que cada vez que la sacamos del armario tenemos el miedo a que se manche y el tinte nos sale carísimo, o a que se rompa definitivamente. Y la verdad es que la diferencia entre esta prenda y una nueva es que la elegimos nosotros, no la heredamos sin más, porque entre Borbón, Sarkozy o Berlusconi.....
bss

CALATRAVA dijo...

LOS ELEFANTES SON ANIMALES MUY INTELIGENTES, PARA DORMIR CUENTAN MUJERCITAS DESNUDAS.

Rebe dijo...

Como princesa que soy, soy monárquica de cuna.

Siro dijo...

Una pulga sobre un elefante.

Felipe dijo...

Darwin alucinaría viendo como una elefanta se la chupa cada día a un hipopótamo.

Berta dijo...

Felipe, Elefante de la Gran Manada, te seguiremos a cambio de que nos montes cuando entremos en celo.


Tus tres BBB
(Bea, Belén & Berta)

FUNCIO dijo...

O REINO DE ESPAÑA TEN VIRREINATOS, COMA O NOSO, NOS QUE ORGANIZAMOS SAFARIS DE CAZA MAIOR SEN NECESIDADE DE SE IR TAN LONXE. HABERÁ ESO SÍ QUE REPOBAR CON ELEFANTES AFRICANOS AS NOSAS CHAIRAS E COTOS DE MONTE.

SAÚDOS CORDIAIS AOS BOSTUANOS.

Nario dijo...

Funcio, ¿la bosta viene de Bostuana?