Colegios para fetos

viernes, 20 de abril de 2012

Los fetos tienen derechos de escolarización. El gobierno conservador de Galicia ha decidido que los fetos son miembros de las unidades familiares y, como tales, pueden solicitar plaza en los colegios y ayudas para los libros de texto. Mientras son escasas las plazas en las escuelas infantiles, son insuficientes las plazas en el primer ciclo de educación infantil en los colegios más demandados y son cada vez menores las ayudas para adquirir libros de texto para los niños ya nacidos, los gobernantes gallegos, siguiendo dictados del Foro de la Familia y la Red Madre, se ocupan de los nasciturus, los nonatos o los de "vida en formación", como los denomina la secretaria general de igualdad de la Xunta de Galicia. Con la perversión habitual del lenguaje popular, la medida se vende como progresista, como medida de apoyo a la mujer, un "avance para que la mujer decida, para que ser madre pase de ser un lastre a ser un valor". Preocupados por la libertad de la mujer, los conservadores lanzan el Plan Integral de Apoyo a la Mujer Embarazada, para "poner a disposición de las gestantes un abanico de recursos sociales, sanitarios y educativos que garanticen el derecho a la maternidad, para dar prioridad a las gestantes en las ayudas de carácter social, prestar atención específica a los colectivos más desfavorecidos o con mayores dificultades para llevar el embarazo a buen término e intensificar la información sobre los recursos existentes". Gestión eficaz y atención a los más necesitados. Progreso y progresismo. Algunas dudas de procedimiento administrativo para la admisión escolar: ¿qué entienden por unidad familiar?, ¿un matrimonio homosexual que presente una solicitud de adopción cuenta como un matrimonio del Opus Dei con nasciturus sin pecado concebido?, ¿hay que presentar ecografías para acreditar gestación?, ¿el embarazo resultante de la fornicación extramatrimonial otorga derechos de escolarización? Sería más progresista primar el amor sobre el embarazo. Bastaría una declaración jurada de una mujer comunicando que ha hecho el amor un número determinado de veces para que se le garantizase, por si acaso, plaza escolar en el colegio de su preferencia. Pero, como decía Pemán, escritor reaccionario muy del gusto de los conservadores, "un hijo es una pregunta que le hacemos al destino".

4 comentarios:

Angelita dijo...

Tengo 65 años y acabo de solicitar plaza en un colegio concertado para el posible nasciturus que espero para el año que viene, si Dios quiere.

estrella dijo...

Ya está, todos tranquilos, estoy convencida de que todas las niñas de 16 años embarazadas, ls mujeres mayores embarazadas cuando ya no lo esperaban y con edad de ser abuelas, las mujeres embarazadas de fetos con malformaciones, las mujeres violadas y embarazadas, las mujeres enfermas que se quedan embarazadas, las que están en el paro y se quedan embarazadas, o simplemente,las que no se encuentran en condiciones de educar y criar un hijo, todas estas, sabiendo que los bienpensantes e hipócritas de esta xunta les garantizan una plaza escolar, disiparán todas sus dudas y temores y correrán prestas a tener otro hijo, sea en las condiciones que sea.
Lo más triste y sorprendente es que haya mujeres que colaboren en estos despropósitos, claro que a ellas y a sus hijas siempre les quedará Londres, como en los 60.
Hoy no hay besos.

Mary Probeta dijo...

Yo fui fecundada in vitro, ¿puedo pedir plaza en un colegio de pago?

CALATRAVA dijo...

¿SERÁ PROBLEMA DE PLAZAS?

¡40-50 NIÑOS POR AULA Y PUNTO!