Ser o no ser rubia

lunes, 19 de marzo de 2012

Ser o no ser rubia, esa es la cuestión. ¿Las rubias son mejores o peores? ¿Las rubias son buenas o malas? ¿Y los rubios… a quién le importan los rubios? A Javier Bardem le han teñido de rubio para que, en la próxima película de James Bond, sea un malvado policía británico contra el agente 007. Le pongan como le pongan el pelo, Bardem tiene cara de malo; el pelo de Bardem es un icono de maldad desde No es país para viejos. Rubios al margen, atención a las rubias. Científicos de la Academia Nacional de Estados Unidos y de la Universidad de California han demostrado que las rubias son más agresivas, arriesgadas, arrojadas, atrevidas, audaces, combativas, decididas, denodadas, determinadas, emprendedoras, impetuosas, insolentes, intrépidas, resolutas, temerarias y valientes a la hora de conquistar lo que desean. En el estudio hay una contradicción: el trabajo de campo fue realizado en el sur de California, hábitat natural de las rubias privilegiadas, quienes, según el investigador principal, Aaron Sell, son mejor tratadas que las morenas, lo cual no explica tanto coraje acumulado y proyectado, aunque, como explica el profesor, quizás estas rubias, de nacimiento o de bote, ni se enteren de que son tratadas como princesas. Dicho de otro modo, el autor no se atreve a reconocer que las rubias son tontas, se conforma con destacar que ponen más empeño que las morenas a la hora de conseguir un trabajo. En materia laboral, quizás la muestra sea sesgada y el estudio sea insuficiente. Otro estudio de la Universidad de Rochester, titulado La apariencia física y el sueldo, demostró que las rubias cobran igual que las morenas por realizar trabajos poco cualificados, pero cobran un 10% menos que las morenas por realizar trabajos cualificados. Ello no se debe a una discriminación premeditada, según la investigadora principal, Geni Dechter, sino a que "por alguna razón, a los empresarios no les gustan las rubias". Los cinéfilos asumen que Los caballeros las prefieren rubias. Conclusión: los empresarios estadounidenses no son caballeros. Sin embargo, empresarios rusos, de la compañía Olialia, están proyectando la construcción de un complejo vacacional en las Islas Maldivas atendido sólo por rubias. Las autoridades locales obligan a que el 50% de la plantilla esté compuesta por autóctonas, el 100% de las cuales son morenas. Los empresarios rusos solucionan el convenio mediante pelucas. Sin embargo, como decía Schiller, "el encanto de la belleza estriba en su misterio; si se destapa la trama sutil que enlaza sus elementos, se evapora toda la esencia". Ser o no ser rubia, esa es la cuestión, ese es el misterio.

9 comentarios:

Lulú dijo...

Ser mujer o ser hombre, he ahí la cuestión. No es cuestión lo de ser rubia o morena. Cualquier rubia o morena es mejor que la mayoría de los energúmenos neanderthales que nos rodean y molestan diariamente.

¡CHICAS, RUBIAS O MORENAS, ESPABILAD, PASAD DE LO QUE OPINEN ESTOS BRUTOS, BUSCAD OTRA MUJER QUE OS COMPRENDA Y OS QUIERA!

¡NO ENTRÉIS EN ESTOS DEBATES ABSURDOS Y MACHISTAS!

janna de SirReus dijo...

Si tenemos que hacer caso en los tiempos que vivimos del color del el cabello estamos más que apañadas...
La que es tonta, lo es sea el color que sea y lo mismo sucede con ellos...
Señor Pedro, deberé comprarme el libro de petete pq una no está a la altura :-)

Feliz semana

estrella dijo...

En aquella época dorada en la que fumar no solo estaba permitido sino que era un signo de estar en el mundo, el dilema era fumar rubio o fumar negro. Las chicas que fumaban rubio solían ser pijas, tontas, vanales, llevaban las uñas pintadas y tenian mecheros de marca, sacaban su tabaco de preciosos bolsos y no se tragaban el humo.
Las chicas que fumaban negro eran más independientes, hippies ( de las de verdad), llevaban largas y rizadas melenas atadas con pañuelos, sacaban el tabaco de bolsillos enormes de prendas enormes, no teníasn mechero, pedir fuego continuamente era más divertido y se tragaban también el humo.
Eso si, se podía pasar del Fortuna al Ducados en un momento, y con todo el cambio que eso conllevaba, cada una decidía...
Igualmente las mujeres pueden pasar del rubio platino, rubio helado o rubio trigueño al negro azulado, pasando por los caobas, castaños, cobrizos, colores chocolate o café latte., cada una decide, el problema es que si elegimos algo muy alejado de nuestro color natural, el exceso de amoniaco puede llegar a ablandar ls neuronas y claro luego pasa lo que pasa, los caballeros las prefieren rubias, pero se casan con las morenas.
bss

Siro dijo...

Tú los alisabas, yo pensaba en ellos.

Felipe dijo...

La encargada es rubia natural... natural de una aldea de Lugo.

Bea dijo...

Felipe, Hijo de Llongueras, entre vosotros lo de los pelos de colores y descoloridos, lo de los ricitos y moldeados, lo de los rapados laterales, lo de las crestas, etc. son señas de grupo mariconil, os vuelven locas.

Nosotras somos más clásicas, una morena, una rubia discreta y una... y una... y ¿una?... no se sabe bien qué... porque cada día se da mechas y mechones diferentes... aunque lo que mejor le pega son los mechones azules eléctricos a juego con la minifalda ceñida... o los toques rosados a juego con lacitos juveniles.

¡EL CASO ES LLAMAR LA ATENCIÓN!

¡Y LO CONSIGUE, LA MUY P... LA MUY PEINADA!

Tus tres BB + B
(Belén, Bea + Berta)

FUNCIO dijo...

É COÑECIDA UNHA DESPAMPANANTE RUBIA DE BOTE QUE TEN NO BOTE A TÓDOLOS XEFES QUE PASAN POLA SÚA SECCIÓN. BEN O SABE ELA, QUE XA NO SEU DÍA ENTRARA GRAZAS AO BOTE CAPILAR E A OUTRAS HABILIDADES QUE POUCO TIÑAN QUE VER COA TAQUIMECANOGRAFÍA, OS PROGRAMAS INFORMÁTICOS OU O COÑECEMENTO DA LEXISLACIÓN. RUBIA SÍ E NON POR ELO MALA COMPAÑEIRA. XOGA AS SÚAS BAZAS, COMO TODOS, MENOS NARITO, QUE É UN PASPALLÁS.

Nario dijo...

Funcio, llama a los técnicos informáticos para que te arreglen el bloqueo de mayúsculas, aunque la mitad están de baja por virus.

estrella dijo...

Banalidad es con b, venalidad con v, sorry