Papismo, marxismo, papanatismo

sábado, 24 de marzo de 2012

El Papa se va hacia Cuba y declara que "es evidente que la ideología marxista ya no responde a la realidad; si no se puede construir un tipo de sociedad, es preciso encontrar nuevos modelos, con paciencia y de forma constructiva; ese proceso exige paciencia y decisión, si queremos ayudar con espíritu de diálogo a evitar traumas y contribuir a una sociedad más justa; es obvio que la Iglesia esta siempre de parte de la libertad, de parte de la libertad de conciencia y de la libertad de religión...". El Papa, ejerciendo el papismo, sabe de qué, para qué y para quiénes habla. Los papanatas que siguen al Papa, ejerciendo el papanatismo, no saben de qué hablan. Los papanatas están de vuelta del marxismo sin haber ido. Los papanatas desconocen el papel del marxismo en la historia de la filosofía, desconocen el papel del marxismo en la historia de la economía, desconocen la concepción hegeliana, desconocen el materialismo dialéctico, desconocen la vulgarización del marxismo en regímenes totalitarios... Los papanatas son, por definición, ignorantes. En este caso son, además, meapilas que se quedan con interpretaciones erróneas de frases sueltas sobre la religión. Por ejemplo, se quedan con que Marx dijo que "la religión es el opio del pueblo", en el sentido de que Dios suministra alucinógenos a sus víctimas beatas. Lo que dijo Marx fue, exactamente, que "la miseria religiosa es, por una parte, la expresión de la miseria real y, por la otra, la protesta contra la miseria real; la religión es el suspiro de la criatura oprimida, el corazón de un mundo sin corazón, así como es el espíritu de una situación carente de espíritu; es el opio del pueblo". Marx habla del opio como narcótico analgésico, no como alucinógeno. Marx no vincula religión con papanatismo, vincula religión con alienación. Los papanatas confunden alienación con alineación.

2 comentarios:

BAKUNIN dijo...

LLEGÓ EL COMANDANTE Y MANDÓ PARAR.

ME GUSTARÍA FUMARME UN PURO CON FIDEL MIENTRAS EL PAPA DA UNA MISA EN LA HABANA PARA LOS PAPANATAS.

Susiño dijo...

Entro para ver mi foto de las noches y me encuentro a este tío feo echando humo por la nariz...

¡UN ASCO!