Ni limbo, ni rosa

martes, 20 de marzo de 2012


Ni existe el limbo de los niños, ni existe el color rosa. Nos han tenido engañados a todos los cándidos, ingenuos e inocentes durante siglos. Intrigados andábamos con ese lugar al borde del infierno, a donde iban a parar las almas de los niños muertos que, sin haber pecado, cargaban con la culpa del pecado original. Los teólogos católicos habían demostrado, a su manera, es decir, sin demostración, la existencia real del paraíso, del purgatorio y del infierno, aun sin acreditación documental (fotografías, planos, croquis, escrituras, licencias de obra, cédulas de ocupación, diarios de viaje…). Sin embargo, han terminado por reconocer que lo del limbo era un invento de la jerarquía eclesiástica medieval. La Comisión Teológica Internacional, dependiente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, ha declarado que hay "serias razones teológicas para creer que los niños no bautizados que mueren se salvan y disfrutan de la visión de Dios". Conviene no confundir razones teológicas con razones tecnológicas; no es que la Iglesia haya mejorado en I+D, es que ha adquirido sensibilidad cristiana y admite que "esos niños no deberían perder la posibilidad de la salvación", no deberían estar en inferioridad de condiciones respecto a los demás. En la línea de extender esa igualdad de oportunidades, se está estudiando la posibilidad de aplicar esa medida con carácter retroactivo a los niños muertos entre los siglos XIII y XXI. La declaración de no existencia del limbo es difícil de comprender, pero la no existencia del rosa es incomprensible. En este caso no es cuestión de fe, es cuestión de ciencia, aunque no del todo. Para el católico el rosa simboliza la alegría, por eso es el color del tercer domingo de Adviento, cuando los católicos, sobre todo los niños de familias católicas, están contentos por el inminente nacimiento del Niño Jesús y la apertura continuada de los centros comerciales. No obstante, científicos aguafiestas advierten que el rosa no existe, que no es un color, que no está en el espectro de luz, que no está en la naturaleza, que no está en el arco iris, que no está por ninguna parte entre el infrarrojo y el ultravioleta, que no es más que la mezcla de dos colores (rojo y blanco), que no está en nuestros ojos sino en nuestra mente, que no es más que un engaño de nuestro cerebro. Claro que, como asegura el científico Michael Moyer, "todo color, sea o no del arco iris, es un invento de nuestro cerebro". Expertos sobre la teoría del color de la Universidad de San Diego insisten en que el rosa no es rosa, no es más que un verde negativo, esto es, un blanco al que se ha retirado toda la luz verde. Menos mal que Jill Morton, científico de la Universidad de Hawai, relativiza la inexistencia del rosa, asegurando que "por supuesto el rosa existe, si bien no está en el espectro de luz". Nos hicieron creer que el rosa era el color de las niñas, de las mujeres, de las lesbianas, de los gays, de los Libra, de los líderes del Giro, de las primaveras, de los amores... Nos hicieron creer en las novelas rosas, en las prensas rosas, en las telenovelas rosas, en las películas rosas… Todo ello para que al final, como cantaba la banda de hard rock Aerosmith, "pink is like red but not quite", el rosa es como el rojo pero no exactamente. Prolifera cada vez más el rosa en la izquierda política, entre quienes consideran el rojo demasiado saturado. Tal vez ese rosa no sea más que un tono descolorido, una impresión de nuestro cerebro, pero la izquierda corre el riesgo de acabar en el limbo, ahora que ya no lo hay.

11 comentarios:

CALATRAVA dijo...

ME GUSTARÍA SABER SI EL ROSA DE LAS FOTOS ES ROSA FUCSIA O NO.

ME QUEDO CON LA DE LA IZQUIERDA POR IDEOLOGÍA.

Rebe dijo...

Si no existe el rosa, rebajarán las prendas que decían que eran rosas ¿no?

Rubia Roberts dijo...

El asunto del limbo no me preocupa, pero con mi color no se juega eh?!!

Nicolás dijo...

Cada día hay más personal en el limbo. No sé si ire, creo que está demasiado lleno.

Susaeta dijo...

Si no existiera el rosa esas fotos estarían mejor.

Jesús Herrera Peña dijo...

Pedro, me has dejado preocupado al decir:
"Prolifera cada vez más el rosa en la izquierda política".

Bueno..., preocupado, NO. Algo ya me venía yo oliendo y temiendo. Pero si nos dedicamos a airear el color rosa, yo aprovecho el viaje para evocar la 1ª película de Manolo Summer: «Del rosa al amarillo».
Pero aquella película no trataba de la dulcificación de algunos partidos de la izquierda roja. NO. Es otro su argumento.

Saludos,

Felipe dijo...

Había que ver a la encargada con un vestido rosa chillón con los restos de la mamada diaria en plan Mónica Lewinsky.

Belén dijo...

Felipe, Rosa del Gay Rosal, a una de nosotras le encanta el rosa. Casi siempre lleva el rosa fucsia con erre, de raso brillante, para llamar la atención.

¡ATENCIÓN A LOS PARDILLOS QUE PIQUEN!

¡CUIDADO!

¡DANGER!
(Por si pican giris)

Dentro de esa tarta de fresa los ingredientes están ácidos y están caducados.

Tus Tres BB + B
(Bea, Belén + Berta)

estrella dijo...

Cuando la Iglesia no puede explicar barrabasadas y desgracias varias dice que este es el infierno en la tierra, valle de lágrimas y promete el cielo eterno. A los y las descreidas como yo nos viene mejor pensar que en la tierra hay cielo, infierno y, por supuesto, limbo. Mis momentos-cielototal me lo reservo para la intimidad, sola o compartida. Para mis momentos-infiernoinsufrible he desarrollado la capacidad de transformarlos en momentos-limboindolente, asi puedo escuchar tonterias sin alterarme, puedo asentir cuando no me merece la pena discutir y, sobre todo, consigo que me dejen en paz los salvadores varios que quieren hacer de mi una pesona de provecho.
Asi que como Teruel, el limbo también existe, solo hay que encontrarlo en tu interior.
En cuanto al rosa, color soso y al parecer inexistente, lo mejor es compensarlo con rojo sangre, naranja o amarillo cítrico, verde mango o pistacho, incluso azul petróleo.
bss

FUNCIO dijo...

ROSA: NOMINATIVO, VOCATIVO, ACUSATIVO, GENITIVO, DATIVO E ABLATIVO DE SINGULAR:

ROSA
ROSA
ROSAM
ROSAE
ROSAE
ROSA

ROSA: NOMINATIVO, VOCATIVO, ACUSATIVO, GENITIVO, DATIVO E ABLATIVO DE PLURAL:

ROSAE
ROSAE
ROSAS
ROSARUM
ROSIS
ROSIS

ESTASE PENSANDO AUMENTAR O TRILINGÜISMO CORDIAL COA INCORPORACIÓN DO LATIN.

A PROPOSTA DA ARCHIDIÓCESE DE MONDOÑEDO-FERROL TIVO BOA ACOLLIDA NA CONSELLERÍA DE EDUCACIÓN E CULTURA, ONDE A CÓR ROSA DOMINA.

DOMINUS: NOMINATIVO, VOCATIVO, ACUSATIVO, GENITIVO, DATIVO E ABLATIVO DE SINGULAR:

DOMINUS
DOMINE
DOMINUM
DOMINI
DOMINO
DOMINO


DOMINUS: NOMINATIVO, VOCATIVO, ACUSATIVO, GENITIVO, DATIVO E ABLATIVO DE PLURAL:

DOMINI
DOMINI
DOMINOS
DOMINORUM
DOMINIS
DOMINIS

DEIXO OS DEBERES E VOU XOGAR UN POUCO AO DOMINÓ...

Nario dijo...

Funcio, ¿hubo cursiño de Latín y no me dijiste nada?