Si beber agua fuese pecado

martes, 21 de febrero de 2012


Si beber agua fuese pecado, se bebería más. Somos agua, pero necesitamos agua. Como mínimo, la mitad de cada uno es agua; como mínimo, a cada uno le conviene beber media docena de vasos de agua diarios. Beber poca agua es malo; beber mucha agua no es bueno. Consumimos agua con las bebidas y comidas; gastamos agua con la sudoración, la exhalación, la micción y la defecación. La hidratación justa es necesaria; la hidratación excesiva es tóxica. Una persona con riñones en buen estado, alimentación adecuada, ejercicio físico acorde a su edad y actividad sexual regular no precisa beber los ocho vasos de agua diarios, equivalentes a dos litros, que recomienda la leyenda Cosmopolitan del urbanita de hoy. Un litro basta, mejor de agua del grifo que embotellada, por más que nos vendan las ventajas de aguas minerales manufacturadas. El pecado no está en el consumo de agua por los urbanitas en los países ricos; el pecado está en la falta de acceso al agua potable en los países pobres. Según la FAO, uno de cada cinco países en vías de desarrollo tiene problemas de accesibilidad al agua potable. Según resolución de la ONU de 2010, el acceso al agua potable es uno de los derechos humanos esenciales; sin embargo, mil millones de personas no disponen de agua potable. Mientras, un estudio de la Universidad de Connecticut (USA), publicado en la revista Journal of Nutrition, llega a la conclusión científica de que beber poca agua produce mal humor. La actriz Jennifer Aniston corrobora dicha investigación, confesando que, cuando no bebía mucha agua, estaba malhumorada y, desde que bebe litros y litros, no sólo está de buen humor, sino que ese es su único secreto de belleza. El agua es tan importante para el cutis como para el cerebro; para el cerebro el agua es tan importante como el azúcar, porque las cargas eléctricas que generan la actividad de las neuronas se canalizan a través del agua. El agua es buena para conseguir mayor concentración, para llevar a cabo cualquier función intelectual, para regular la temperatura corporal, para controlar la tensión arterial, para mantener el tono muscular... Cada uno ha de saber cuánta agua le conviene, pero una pauta recomendable para un urbanita de país rico podría ser la de beberse dos vasos de agua del grifo, después del desayuno, la comida y la cena, tras hacer el amor.

13 comentarios:

Lulú dijo...

Mi hembra-macho y yo practicamos sexo scat y bebemos agua sucia del water.

Felipe dijo...

En esta oficina se consume poca agua. Mi jefe no quiere más agua que la del hielo en el whisky que se toma mientras la encargada se la chupa y la encargada prefiere la leche merengada al agua. Hasta la señora de la limpieza le da lingotazos a las botellas del jefe y yo bebo tequila para olvidar.

Belén dijo...

Felipe, Medalla de Plata del Estilo Mariposa, ibas a saber lo que es nadar en una piscina olímpica de sudor, si te pillara la Berta.

Tus Tres BB + B
(Bea, Belén + Berta)

estrella dijo...

Si beber agua es pecado, tirarse al mar de cabeza, saltar las olas, dejar que el agua entre en todos los orificios de tu cuerpo, flotar, nadar, bucear, dar volteretas, sentir el roce el agua en cada movimiento, deslizarse al nivel del agua....debe ser la condenación eterna.
bss
P.D. comentarios como el de Jennifer Aniston elevan a la categoría de tontería todo lo que dijera en el resto de la entrevista.

Funcio dijo...

Por eiquí non está ben visto o consumo de auga, promóvese o consumo dos viños do país, coma Ribeiro, Albariño, Valdeorras ou Rosal, tamén nos días máis duros do inverno ou da vida laboral admítese o consumo de augardente de herbas. As augas só están consentidas aos enfermos, aínda que só se lles deixa tomar auga de Mondariz, Sousas ou Cabreiroá, nada de augas de fóra tipo Font Vella ou Pérrier. Hai carteliños nos retretes que din: A AUGA CRÍA RÁS.

Nario dijo...

Funcio, ¿se puede beber la gaseosa La Pitusa?

Siro dijo...

Hay aguas que flotan sobre aceites y no al revés.

Felipe dijo...

La encargada empezó teniendo dos tercios de agua pero ahora la mitad ya es leche.

Berta dijo...

Felipe, Fábula de Esopo o Canción de Estopa, lee a los clásicos griegos: "nunca podrás beber dos veces la misma agua del río". El río pasa ante ti cada mañana y tú no bebes porque te da miedo el agua corriente. Te equivocas bebiendo en otras fuentes del placer, llenas de virus, contaminadas.

Tus Tres BBB
(Bea, Belén & Berta)

Rebe dijo...

Pues a mí el Agua Font Vella me va de maravilla.

CALATRAVA dijo...

SI BEBER AGUA FUESE PECADO, YO NO PECARÍA NUNCA.

Asun dijo...

Señor Armas, muy bien la foto del niño pobre bebiendo unas gotas. Esas son las fotos que debiera poner usted y no esas otras pornográficas que pone casi siempre.

Felipe dijo...

La encargada no consigue deshidratar a mi jefe a base de chupársela.