La Orquesta del Titanic

domingo, 12 de febrero de 2012


Que siga tocando La Orquesta del Titanic puede tener un doble significado. Primero, mientras el barco se hunde, la orquesta sigue tocando para que parezca que no pasa nada, para que no cunda el pánico, para que no se sepa lo que pasa. Segundo, mientras el barco se hunde, la orquesta sigue tocando para que las víctimas crean que hay esperanza, para que sepan enfrentarse a la catástrofe, para que aprendan a sobrevivir. La Orquesta del Titanic siguió tocando en el salón de primera clase, para que los más ricos no desesperasen ante la posibilidad de perder lo mucho que poseían; luego pasó a la popa de la cubierta, donde siguió tocando, para que los menos ricos continuasen creyendo que para ellos también habría botes salvavidas. Todos los músicos de La Orquesta del Titanic se ahogaron después de tocar. Su director Wallace Hartley fue considerado un héroe británico y a su funeral acudieron miles de ricos y pobres; la naviera del Titanic cobró a su familia el uniforme perdido en el mar. Mientras el barco se hunde, la orquesta del gobierno conservador español, sigue tocando, al ritmo que le marca la batuta del capitalismo conservador internacional, para que parezca que no pasa nada, para que no cunda el pánico, para que no se sepa lo que pasa. Interpretar, reformar, no crear, no pensar. Lo contrario de La Orquesta del Titanic de Serrat y Sabina, dos artistas, dos amigos, dos viejos, dos viejos amigos, dos viejos artistas, que no recuerdan, sino recrean. ¿Cuestión de musas? "Las musas son unas hijas de puta", dice Sabina. Cuestión de artificio y de oficio. La Orquesta del Titanic, una metáfora de la vida, de la vida canalla.

11 comentarios:

Sense Gredos dijo...

Hai quen afirma que o Titanic non se afundíu debido á colisión contra dun carambelo de xeo, senón que logo disto podería seguir o seu curso tranquilamente ata Nova York. O que de verdade afirman certos expertos sobre o que pasou é que o Titanic se afundíu polos buracos que provocaron cinco artefactos explosivos colocados de modo que explotasen todos por baixo da liña de flotación e en puntos estratéxicos do barco. Se tan só un destes artefactos explosivos estivese sito por enriba da liña de flotación ou noutro dos compartimentos estancos no momento das explosións, o Titanic seguramente non se afundiría. Por outra banda, queda pescudar quen o fixo. Sábese con certeza grazas ás múltiples expedicións realizadas que o Titanic portaba un cargamento do que pouca xente coñece a súa existencia: lingotes de ouro puro destinados a comprar armamento bélico para a vindeira Primeira Guerra Mundial. Crese que os espías alemáns no Reino Unido pescudaron o segredo da carga do Titanic e decidiron afundilo para que non se producise nunca o devandito comercio. Namentras a orquesta veña tocar e tocar (nin que fora a París de Noia ou a Panorama). O que sabe sabe.

Siro dijo...

La vida es un iceberg.

Felipe dijo...

A mi jefe le gusta poner música de orquesta en el despacho mientras la encargada se la chupa a ritmo de cumbia.

Belén dijo...

Felipe, Maestro Barenboim, ¿no te gustaría incorporar a tu orquesta dos cuerpos como violines y uno como un violonchelo, para completar ese cuadro de músicos repleto de trompetas, saxos y clarinetes?

Tus tres BB + B
(Bea, Belén + Berta)

Funcio dijo...

Dáselle moito bombo a Orquesta do Titanic e non se fala do papel da Real Banda de Gaitas da Deputación de Ourense nos afundimentos do Urquiola ou do Prestige, pola manía que temos de loubar sempre o de fóra e desprezar o da casa.

¡SOBREVIVAMOS COMO GALEGOS!

Nario dijo...

Funcio, odio las gaitas, me dan igual las de la Diputación de Orense, de Budiño, de la Seivane o de Carlos Núñez, pero, por favor, no lo comentes ¿vale?

estrella dijo...

A veces creo que las musas han pasao de mí, que alguien me ha robado el mes de abril y me siento absurda como un belga por soleares, pero tengo que decir que hace tiempo cojí el tren y abandoné la Calle Melancolía, encontré nombres que me sabìan a yerba y por los que merecia la pena cerrar la puerta y echar a andar, escojí la vida del pirata cojo, con un barco sin bandera, levanté la frente, alargué la lengua y acorté la falda.
Además tengo pequeñas cosas guardadas en un cajón, y como el azar o es caprichoso o no es azar, a veces, la vida me besa en la boca, y encuentro un vientre claro y sereno.
bss.

Rebe dijo...

¿Morir bailando un vals con Di Caprio? No estaría mal.

Lulú dijo...

Mi hembra-macho tiene dos caras, la hembra y la macho.

Felipe dijo...

Si naufraga el crucero en el que viajen mi jefe y la encargada, seguro que la pilla chupándosela, por lo que moriría por doble ahogamiento.

Bea dijo...

Felipe, Grumete del Costa Concordia, tu sabes que el capitán estaba con la Berta, no con la moldava, en el momento del despiste.


Tus tres BB + B
(Belén, Bea + Berta)