La felicidad relativa

sábado, 11 de febrero de 2012


Y fueron felices, y comieron perdices, final del cuento. ¿Quiénes fueron felices?, más allá, ¿qué significa ser felices? Decía Saint-Exupéry que "quien quiera comprender la palabra felicidad, debe entenderla como recompensa, no como fin." Resulta tan divertido como absurdo elaborar un mapa de la felicidad, a partir de un ranking de la felicidad por países. Lo hizo la empresa canadiense Leger Marketing, para la red internacional WIN, preguntando a 53.000 personas de 58 países: "¿se siente usted feliz, infeliz, ni feliz ni infeliz?" Si hubiesen preguntado a Stuart Mill, les habría respondido que "cuando uno se pregunta si es feliz, da el primer paso para dejar de serlo." Por otra parte, preguntarle a la gente si es feliz en plena crisis económica mundial no deja de ser una broma pesada, aunque la felicidad no tiene porque ir ligada a fases o periodos, pues, como decía Molière, "la felicidad sin interrupción aburre", o, como decía de modo más tajante Goethe, "todo se soporta en la vida, excepto muchos días de felicidad continuada." Al margen de la cuestión temporal, los del ranking restaron al porcentaje de felices el porcentaje de infelices y llegaron a una curiosa clasificación, susceptible de curiosas conclusiones. Entre los países más felices, en orden descendente, están: Islas Fiji, Nigeria, Holanda, Suiza, Ghana, Colombia, Finlandia, Alemania, Islandia, Dinamarca, Brasil, Malasia, Uzbekistán, Argentina o Arabia Saudí. Entre los más infelices, en orden también descendente, están: Lituania, Serbia, Palestina, Egipto o Rumanía. Por tanto, la renta per cápita (RPC) no es determinante de la felicidad, pero influye; en todo caso, como decía Renard, "si el dinero no te da la felicidad, devuélvelo." El índice de desarrollo humano (IDH) es más determinante de la felicidad que la renta, teniendo en cuenta que la renta per cápita en países con grandes desigualdades económicas no es expresiva de las condiciones sociales medias (Brasil, Malasia, Arabia Saudí). El crecimiento económico en países emergentes no garantiza la felicidad, porque suele obtenerse a costa de un sobreesfuerzo laboral (China, Corea). Los desastres naturales o humanos no truncan el grado de felicidad de ciertos países (Japón). La violencia evidente o latente en ciertos países es el factor más determinante de la infelicidad (Serbia, Palestina, Egipto). Pero ¿cómo se explica que Afganistán sea tan feliz como USA? Quizás porque la felicidad no sea cuestión de porcentajes o ecuaciones; no sea cuestión exacta, absoluta, sino relativa. ¿Cómo países con menos de 5.000 dólares de RPC (Fiji, Nigeria, Ghana) encabezan el ranking? ¿Cómo países de África o América del Sur son mucho más felices que los de Europa o América del Norte? Para Dave Scholz, vicepresidente de Leger Marketing, ello se debe a que "cuando la clase media gana relevancia, se produce a menudo un deseo de tener más; ese estado sintoniza menos con la felicidad que el de quienes están satisfechos con su vida, aunque tengan menos." Cuestión doméstica: ¿es feliz la España de la crisis? Según datos del Instituto DYM (filial de WIN), España ocupa el puesto décimo noveno del ranking. Según su director general, Carlos Clavero, "la razones culturales, la calidad y estilo de vida, la importancia de la familia, el poso cristiano e incluso el clima mediterráneo compensan muchas cosas." Hay que recordarle al señor Clavero que el grado de felicidad entre católicos y protestantes es idéntico en todos los países, muy similar al de los judíos y sólo ligeramente superior al de musulmanes e hinduistas; por lo que, tal vez los españoles sean más felices gracias al sol, la naturaleza, el sexo, el vino o las tapas que a la tradición nacional-católica. No obstante, la relación entre felicidad y pecado daría para mucho; decía Santa Teresa de Jesús: "he cometido el peor de los pecados, quise ser feliz;" por el contrario, decía Borges: "he cometido el peor pecado que uno puede cometer, no he sido feliz." Para cada quien la felicidad es diferente. Para el altruista, como Stephenson, "la felicidad se consigue haciendo felices a los demás." Para el existencialista, como Miguel Delibes, "no existe la felicidad; a lo largo de la vida hay briznas de dicha, que se deshacen como pompas de jabón." Para el pesimista, como Woody Allen, "la única manera de ser feliz es que te guste sufrir." Para el egoísta, como Rousseau, "nadie puede ser feliz, si no se aprecia a sí mismo." Para el misógino, como Oscar Wilde, "cualquier hombre puede llegar a ser feliz con una mujer, con tal de que no la ame." Para el escéptico, como Vargas Llosa, "sólo un idiota puede ser totalmente feliz." Para el pragmático, como Jardiel Poncela, "hay dos maneras de conseguir la felicidad: hacerse el idiota o serlo." Para el idealista, como Kant, "la felicidad no es un ideal de la razón, sino de la imaginación." Para el lírico, como Gala, "la felicidad es darse cuenta de que nada es demasiado importante." La felicidad es relativa.

3 comentarios:

Chunguito Brother dijo...

Felisidá, felisidá, sentíamos yo y mis primos cuando escuchabamo a Palito Ortega cantando a tó cantar:

Antes nunca estuve así enamorado,
no sentí jamás esta sensación,
la gente en la calle parece más buena,
todo es diferente gracias al amor.

La felicidad, ja, ja, ja, ja,
de sentir amor, jo,,jo, jo, jor,
hoy hacen cantar, ja, ja, ja, jar,
a mi corazón, jo,,jo, jo, jon,.
La felicidad, ja, ja, ja, ja,
me la dio tu amor, jo,jo, jo, jor,
hoy vuelvo a cantar, ja, ja, ja, jar,
gracias al amor
y todo gracias al amor.

La felicidad, ja, ja, ja, ja,
de sentir amor, jo,,jo, jo, jor,
hoy hacen cantar, ja, ja, ja, jar,
a mi corazón, jo,,jo, jo, jon,.
La felicidad, ja, ja, ja, ja,
me la dio tu amor, jo,jo, jo, jor,
hoy vuelvo a cantar, ja, ja, ja, jar,
gracias al amor
y todo gracias al amor.

Antes nunca estuve así enamorado,
no sentí jamás esta sensación,
la gente en la calle parece más buena,
todo es diferente gracias al amor.

La felicidad, ja, ja, ja, ja,
de sentir amor, jo,,jo, jo, jor,
hoy hacen cantar, ja, ja, ja, jar,
a mi corazón, jo,,jo, jo, jon,.
La felicidad, ja, ja, ja, ja,
me la dio tu amor, jo,jo, jo, jor,
hoy vuelvo a cantar, ja, ja, ja, jar,
gracias al amor
y todo gracias al amor.

La felicidad, ja, ja, ja, ja,
de sentir amor, jo,,jo, jo, jor,
hoy hacen cantar, ja, ja, ja, jar,
a mi corazón, jo,jo, jo, jon,.
La felicidad, ja, ja, ja, ja,
me la dio tu amor, jo,,jo, jo, jor,
hoy vuelvo a cantar, ja, ja, ja, jar,
gracias al amor
y todo gracias al amor.

Rubia Roberts dijo...

Stephenson tiene toda la razón, hacer feliz a mi Richard Gere me pone feliz como una perdiz.

estrella dijo...

Pero si todo es relativo! espacio y tiempo(cuando 50cm. o 15 minutos suponen lo mismo que 1000km. o que 20 años.), frio y calor (0º es frio cuando puede haber -40º?, 28º es calor cuando puede haber 48º?).
Mi felicidad es hacer lo que me da la gana sin dar explicaciones, la felicidad de otros es tener alguien que les diga lo que tienen que hacer. Mi felicidad es poder elegir a mis compañeros de viaje(sea cual sea el destino), la felicidad de otros es no tener que emprender ningún viaje, o ser llamado a comparsa en el viaje de otros.
Mi felicidad es tener amig@s con los que no tengo que disimular, ni mantener una pose, ni falsear mis opiniones.
La felicidad es no tener que hablar de felicidad.
Bss