Homosexualismo y urbanismo

martes, 14 de febrero de 2012


La conexión entre territorio y mentalidad es simplista, tentadora, no científica. El estado de Washington es el séptimo de los USA en permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, junto a otros cinco del Nordeste, de la Costa Atlántica (Vermont, New Hampshire, Massachusetts, Connecticut, New York), y sólo uno del Midwest, de las llanuras centrales del Medio Oeste (Iowa). La gobernadora de Washington está orgullosa, "orgullosa de que nuestras parejas homosexuales no vuelvan a ser tratadas de forma diferente, sino de la misma forma que las demás". En lo que los geógrafos llaman BOSWASH se halla un corredor urbano, una sucesión de áreas metropolitanas (Boston, Manchester, Worcester, Springfield, Providence, Hartford, Stamford, New York, Jersey City, Philadelphia, Wilmington, Newark, Baltimore, Washington), que albergan a más de cincuenta millones de urbanitas, con poder adquisitivo alto, que viven en extensas urbes planificadas en damero que obligan a amplios desplazamientos pendulares; son commuters, individuos que diariamente se mueven por motivos de trabajo, estudio, compra, ocio… desde, hacia, dentro y fuera de la ciudad… con un dinamismo desconocido en el medio rural. En el cine, en la ficción, los norteamericanos admiten el amor vaquero de Brokeback Mountain, porque los revolcones de dos hombres por las praderas de la América profunda les recordaban los westerns épicos de John Ford. En el territorio, en la realidad, sólo los norteamericanos urbanos admiten el homosexualismo. Hace falta una megalópolis para asumir la normalidad, primer paso a la modernidad. Demasiado determinismo.

7 comentarios:

estrella dijo...

Cuando se admita que tod@s somos pansexuales, que podemos relacionarnos con quien nos apetezca, independientemente de su sexo, cuando admitamos que el matrimonio es una institución caduca, cuando no sea necesaria, porque la economía de cada uno es privada y en nada vinculada a mis decisiones afectivas, cuando admitamos que los hijos solo necesitan atención, de uno/a, dos/dosas, tres/tresas, cuando el mercado, el target de consumo o la prospección de crecimiento económico no se beneficien de la sexualidad de los individuos, entonces retomamos esta conversación.
bss

Felipe dijo...

La encargada no lesbiana ni heterosexual, solamente la chupa y la chupa.

Berta dijo...

Felipe, Urban City Mountain, explícale a rojillo que a ti te da igual la ciudad o el campo, con tal de que te den, te den, te den por...

¡Vamos, que eres un Gay Cosmopolita, tanto de pub como de pajar!

Tus tres BBB
(Bea, Belén & Berta)

Funcio dijo...

Por eiquí de urbanismo fálase moito, de homosexualismo nada, cecáis porque en Galicia do primeiro haille moito e do segundo nada ou cecáis porque o primeiro da réditos e o segundo só da cargos para servir so país.

Nario dijo...

Funcio, mi madre no me deja opinar de urbanismo.

Felipe dijo...

Desconozco si en esta oficina hay gays o lesbianas pero la oficina y el edificio entero son ilegales urbanisticamente hablando.

Belén dijo...

Felipe, Fondo de Armario, hoy ya no se ve mal lo tuyo, hombre. Se sigue viendo peor lo de la Berta son diestros y siniestros, muchos siniestros.


Tus Tres BB + B
(Bea, Belén + Berta)