Faldas, recortes y asimetrías

domingo, 26 de febrero de 2012

Otoño, la derecha alcanza el poder. Para la temporada de Primavera-Verano se preveían vestidos rectos y faldas largas. Al poco tiempo, se recortan los vestidos y las faldas. Prevalecen los recortes; los consumidores lo entienden; sobra tela. Pero, se abandona la tendencia a la rectitud; prevalecen las asimetrías; los consumidores ricos lo entienden; los consumidores pobres lo sufren. Ahora las prendas no llegan a las rodillas; no importa; ahora la economía prevalece sobre la moral. Ahora las tendencias económicas vienen marcadas desde fuera; es la globalización; los consumidores lo entienden. Los vestidos son cortos y las faldas son asimétricas porque lo marcan Doo-Ri Chung, Jason Wu, Rachel Comey, Alber Elbaz (Lanvin), Emanuel Ungaro o Prabal Gurung. Los presupuestos son cortos y las inversiones son asimétricas porque lo marcan Angela Merkel, Nicolas Sarkozy, Christine Lagarde, Mario Monti, Robert Zoellick o Mario Draghi; Mariano Rajoy lo asume, cumple órdenes. Decía Norman Mailer que "el vigor del capitalismo tiene su debilidad incorporada, porque el capitalismo es codicia; lo que lo hace vigoroso es la mezcla de creatividad y codicia; parece demostrado que el capitalismo genera más creatividad que el socialismo, pero lo hace al costo previsible de que la codicia se convierte en prioridad". Ya se había anticipado Zara en llenar el mercado de faldas asimétricas.

8 comentarios:

Winston dijo...

You know, rojillo, that around the turn of the 21st century hipster trousers became highly fashionable for women. The micro mini or microskirt has been reworked as an even less substantial beltskirt, which is more an evocation of the idea of a skirt than something that covers anything substantial. However, these microskirts are rarely worn as streetwear, but for theatrical effect. Miniskirts are also seen worn over trousers or jeans, or with leggings that provide coverage of each leg from above the knee. Although floaty skirts were most closely associated with the boho look of mid-decade, short skirts also featured in some outfits, and in London, for example, minis were more widespread during the hot summer of 2006 than for several years before, a trend that continued through the mild autumn and winter and even five years later have not yet lost their popularity with bare legs becoming more common in 2011 for the first time in some years. Stretch miniskirts and micro-minis can be made using Spandex material or PVC and are sometimes worn by the more daring as club-wear in conjunction with hold-ups and a pair of stiletto heel pumps. I love microskirts and long legs.

Joaquín Seavinagra dijo...

Siempre tuvo la frente muy alta, la lengua muy larga y la falda muy corta.

Nunca me miró de frente, ni me lamió con su lengua larga, ni me levantó su falda corta.

estrella dijo...

Es que se ponen siempre a recortar por el largo de la falda y también se puede recortar tela aumentando el escote. Partir del cuello vuelto, escote a la caja, hasta llegar al palabra de honor, sin olvidar el precioso escote halter. El escote también admite la asimetría, enseñar un hombro solo, que el pico esté cortado hacia un lado o que el cuello barco acabe drapeado por atrás, con la espalda al aire.
Eso si, lo que no se puede es recortar largo y escote a la vez, ordinario, vulgar, fracaso total, pérdida de objetivos.
El secreto está en decidir por donde recortamso, de que forma recortamos, que tipo de resultado buscamos y, sobre todo, a quien queremos gustar, a nosotr@s mismos a prójimos o a terceros.
Para que digan que es fácil pensar lo que queremos enseñar, insinuar o tapar!
bss

Lulú dijo...

Quien habla mal de mi falda corta a mis espaldas mi culo contempla.

Felipe dijo...

La encargada empezó recortándose la falda pero ya hace años que prefiere venir a la oficina sin bragas.

Berta dijo...

Felipe, Faldón de la Acera de Enfrente, sabemos lo que te gustaba Miguel Bosé con faldas y cómo te ponen los escoceses con sus faldas plisadas de cuadritos, pero si nos vieras a nosotras con nuestras faldas asimétricas último grito encajadas en nuestras caderas simétricas y recortadas hasta la provocación, ibas a cruzar la calle.


Tus Tres BBB
(Bea, Belén & Berta)

Funcio dijo...

Atendendo á circular sobre Indumentaria Laboral e Boa Presenza, a saia ha de ser unha peza de vestir cinguida á cintura que cobre as pernas, polo menos por baixo dos xeonllos e preferiblemente ata os nocellos. Ha de ser de tea e de forma cilíndrica ou tronco-cónica, e a diferenza dos pantalóns non ha de estar dividida. Non está permitida a súa versión máis sinxela, a modo dun anaco de tea ou pareo que se enrola na cintura, pois han de ser saias axustadas na cintura e máis amplas a medida que se descende. De nada vale argumentar, como fan certas funcionarias apoiadas polos sindicatos, que, dependendo das épocas, as modas e o exhibicionismo da funcionaria que a leve, a lonxitude da saia pode ir de pouco máis que un cinto até chegar ata o chan, pasando por calquera outra medida intermedia. Por suposto, será penalizado, na nómina ou na retirada de días de asuntos proprios, o uso de minisaias, entendendo por tales as pezas mínimas que poden chegar a non cubrir a roupa interior estando sentada no posto de traballo, e xa non digamos os casos extremos que non chegan a cubrir a roupa interior nin estando de pé, entendendo por tales as chamadas saias-cintos, proprias de secretarias bipartitas.

Nario dijo...

Funcio, en el cursillo de riesgos laborales comentaron algo de las faldas ceñidas.