Yes, she can

domingo, 29 de enero de 2012

Yes, she can; sí, ella puede; la mujer puede; la mujer puede con el poder. Dice la poetisa Gioconda Belli que "no hay nada más poderoso que las mujeres", a lo que Carme Chacón añade que eso es así porque "detrás de las mujeres está el poder de la igualdad." Delante y detrás no son sólo conceptos de Barrio Sésamo. Como dice Carme, "cuando una mujer da un paso adelante, se nos juzga a todas." Se refiere al paso que ha dado ella para liderar a los socialistas españoles. Los conservadores también han colocado a mujeres delante, no a la cabeza, pero sí delante del Gobierno; sin embargo, no es cuestión de escenografía; lo primero que los conservadores han hecho es plantear la retroacción de leyes progresistas en materia de igualdad. En España la transición política se cerró hace años, pero, si una mujer se hiciese con el poder, se cerraría la transición sociológica, sobre todo para las españolas cuya vida transcurrió largamente por el franquismo, con y sin Franco. A Carme la apoya Pilar del Río, viuda de Saramago. Si viviera el gran maestro, probablemente le recordaría que "el poder lo contamina todo, es tóxico; es posible mantener la pureza de tus principios mientras estás alejada del poder; pero necesitas llegar al poder para poner en práctica tus convicciones." Si viviera Mary Shelley, le recordaría que "lo importante no es que las mujeres tengan más poder que los hombres, sino que tengan más poder sobre sí mismas." Mary Shelley escribió Frankenstein hace dos siglos.

8 comentarios:

estrella dijo...

Podrá o no podrá liderar el partido, pero será por su capacidad, su paciencia y su talante, no por su género.
Es fácil recurrir a las debilidades de género para cuestionar los liderazgos femeninos, en cambio nadie habla de la prepotencia masculina que cierra puertas al diálogo, de la falta de empatía masculina para crear grupo, de la falta de sensibilidad de los hombres para hacer que las personas se sientan recompensadas, de la soberbia tan masculina que dificulta los liderazgos cooperativos, de la dificultad tan masculina para delegar responsabilidades favoreciendo corresponsabilidad en el cumplimiento de objetivos, del concepto masculino de autoridad que pasa porque nadie cuestione en público sus posiciones.....en fin, de las caracterísiticas del liderazgo masculino que nos han llevado a valorar estas relaciones frias y hostiles como las mejores para el éxito político, empresarial y social.
Y encima hay tanto rollo pseudoprogresistafeminista de todo a cien coloreandolo todo que....bueno, que me pongo seria y no me va..

Siro dijo...

¡Y pensar que todo empezó de una costilla!

Jose dijo...

El futuro tiene nombre de mujer.

Esquizo Frénico dijo...

En el cole me pisaban
en casa me pisaban
en la calle me pisaban
me gustaba que me pisaran
ahora ni siquiera me pisan

Akito dijo...

Vengokitofotolubiapielnalalgaymevoy

Felipe dijo...

Un día la encargada le quiso hacer el numerito de la foto al jefe en el despacho, se puso corsé y tacones, cogió impulso, saltó sobre él, rebotó en la barriga, salió por la ventana abierta, cayó en la acera, estuvo de baja seis meses.

Los del seguro anduvieron dándole vueltas a si el accidente era laboral o no. Se justificó diciendo que la encargada estaba ayudando a la señora de la limpieza a limpiar los cristales.

Funcio dijo...

FALSO, FALSO, FALSO!

Onde gobernan os que saben gobernar as donas ocupan lugares senlleiros. Ao maxín véllenme nomes coma Dona Esperanza, Dona Rita, Dona Ana, Dona Pilar, Dona Beatriz, Dona Dana ¿?

Ayyyyy, agora caigo en que Dona Dana é a discoteca de Touro onde graban o Luar da TVG.

Nario dijo...

Funcio, ¿verdad que lo de hombre o mujer está superado en la Xunta?

Particularmente en algunas Consellerías.